Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada

Stop Desahucios protesta frente al Santander de Armilla para denunciar dos nuevos desalojos fijados para noviembre y diciembre

Ciudadanía - IndeGranada - Viernes, 25 de Octubre de 2019
Concentración frente a la sucursal de Armilla.
Stop Desahucios
Concentración frente a la sucursal de Armilla.

El grupo Stop Desahucios Granada 15M se concentró este jueves en la puerta del Banco Santander de Armillac para denunciar la falta de soluciones hacia familias con problemas de vivienda. Según Stop Desahucios, el Banco Santander pretende llevar a cabo dos desahucios de familias con menores a cargo, en los próximos meses, uno en noviembre y otro en diciembre.

Stop Desahucios informa de que han sido sucesivos los escritos y los correos enviados al Santander pidiendo una respuesta para las familias y que se paralicen los desahucios. Sin  embargo, de momento el Santander "se niega a ofrecer soluciones. Echa balones fuera, alegando que no puede hacer nada porque las viviendas las han vendido a un fondo, en lugar de arreglar la situación con las familias que viven dentro de las viviendas", indica el colectivo.

"¿Por qué el Banco Santander, antes de vender las viviendas a un fondo, con las familias dentro, no se sentó a negociar con las familias una solución viable y razonable?", se pregunta Stop Desahucios.

Stop Desahucios critica que, al igual que otras entidades bancarias, "venden las viviendas que poseen, con uso de primera necesidad, a fondos de inversión, sin que el Gobierno intervenga para frenar este saqueo al derecho a la vivienda".

Varias famlias afectadas

En la concentración medio centenar de personas han pedido soluciones concretas para las familias. Y citan varios casos:

Carmen, quien después de haber perdido su vivienda, el Santander le sigue reclamando la deuda. Carmen se quedó sin vivienda en 2011, el banco se la adjudicó por menos de su valor. "Parece ser que para el Santander no fue suficiente la vivienda y le sigue reclamando la deuda. Situación que aboca a la familia a vivir en la eterna miseria", lamenta el colectivo social.

Otro caso es el de Lucía, quien, junto a sus tres hijos vive en su vivienda con una hipoteca de un banco absorbido por el Banco Santander. Ella solicita poder llegar a un acuerdo para hacer frente al pago de la hipoteca, una cuota acorde a su situación económica. De esta forma evitar perder su vivienda y verse en la calle.

Por su parte, María y José solicitan la suspensión del desahucio que está previsto para el mes de diciembre y reactivar el alquiler social para que la familia pueda permanecer en la vivienda. Residen en el domicilio una menor y sin alternativa habitacional.

Más casos: Dámaris y Juan Antonio residen en una vivienda amenazados por continuas órdenes de desahucios por hacer uso de una vivienda vacía propiedad de la entidad. En la familia reside una menor de dos años y otra que está en camino. Han sido diversos los escritos que se han presentado y la única respuesta recibida es una nueva orden de desahucio para este mes. Stop Desahucios solicita con urgencia la paralización del desahucio y poder sentarse a negociar un alquiler social para la familia.

El último caso es el de Encarnación y Juan, para quienes solicitan una reestructuración de la deuda.

El Grupo Stop Desahucios Granada 15M, del que forman parte estas familias, seguirá luchando en las puertas de la entidad hasta conseguir una solución para las familias afectadas.