Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19
Jornada organizada por la Asociación Sonrisas en el Hospital Materno Infantil de Granada

Sonrisas y ladridos que curan

Ciudadanía - M.A. - Martes, 26 de Febrero de 2019
Arrancar una sonrisa a niñas y niños hospitalizados y a sus familias no es fácil. Lo han conseguido este martes los cachorros de la Policía Local de Granada, las sirenas de los camiones de Bomberos, los chalecos de la Policía Nacional o los coches patrulla de la Guardia Civil. También los regalos que los representantes de estas fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han llevado a sus habitaciones. Hemos compartido con todos ellos esta jornada. Salimos con una gran sonrisa.
La pequeña Elena sonríe con el casco de bomberos.
IndeGranada
La pequeña Elena sonríe con el casco de bomberos.

Si usted ha paseado por el entorno del Hospital Materno Infantil este martes se habrá sorprendido. Había vehículos de Bomberos, coches patrulla, perros policía y un enorme revuelo. No estaban allí para atender ninguna emergencia, estaban para hacer más llevadera la hospitalización y para acercar su labor a los niños.

La Asociación Sonrisas ha organizado este martes en el Hospital Virgen de las Nieves una jornada para el disfrute de los hospitalizados más pequeños, en la que han participado Policía Nacional, Guardia Civil, Bomberos y Policía Local, con su afamada unidad canina, y Stan Lee, a la cabeza, y también agentes de Medio Ambiente, militares del Ejército de Tierra, profesionales del 112, del Infoca y voluntariado de Protección Civil. 

La misión principal de esta asociación es proporcionar alegría y bienestar a los niños que se encuentren enfermos en cualquier parte de España para hacer esta situación más fácil de sobrellevar, tanto en hospitales, centros o casas de acogida. "En cualquier lugar donde un niño sufre, estaremos cerca", dice su lema que hoy han llevado a la práctica en el hospital granadino.

Una iniciativa de la Asociación Sonrisas

La iniciativa, como ha recordado la gerente del Hospital Virgen de las Nieves, Pilar Espejo, tiene una función terapéutica, al disminuir el estrés que conlleva la hospitalización. Según ha explicado Chema Arroyo, presidente de la Asociación Sonrisas, son más de 250 los integrantes de esta entidad en toda España. La de este martes es la segunda edición de una jornada que ha vuelto a ser exitosa. Junto a ellos, además de los responsables de los distintos cuerpos policiales ha participado el delegado de Salud y Familias de la Junta, Indalecio Sánchez-Montesinos.



Foto de familia a las puertas del edificio de gobierno del Virgen de las Nieves.

Primero a las puertas, donde estaban los vehículos y donde han participado no solo algunos de los niños cuyas dolencias les ha permitido salir al exterior, también escolares de un centro educativo, el colegio Los Cármenes, que han recibido después una charla de los representantes de los distintos cuerpos. Allí la espontaneidad ha sido la tónica. Como ha ocurrido cuando un agente de la Guardia Civil se dirigía a ellos para explicarles cuál es su labor: "Nosotros somos la Guardia Civil. Nos conocéis, nos habréis visto en la carretera", ha comenzado el agente que ha recibido un "sí" de la sala en la que estaban sentados los pequeños del colegio Los Cármenes. Uno de ellos le ha preguntado: "¿Y si somos delincuentes?". Ha tenido respuesta, el coche con el que había jugado en la calle, allí acabaría detenido como los malos. 





Si hay unos protagonistas indiscutibles esos son los pequeños cachorros de la afamada Unidad Canina de la Policía Local de Granada.

A las puertas del hospital, la sirena del coche de Bomberos ha competido con los juegos de los cachorros de la Policía Local de Granada. Stan Lee, que sigue creciendo, es sin duda la estrella, pero ya tiene otros compañeros, como Nilsa, que llegó de Alcobendas, para hacer las delicias de los más pequeños, o los perros 'terapeutas' de la unidad de lucha contra el cáncer infantil, como Pecas. 







Pecas, Nilsa y Stan Lee, los cachorros que han hecho una vez más las delicias de los niños.

Si esos eran los protagonistas en el exterior, en las habitaciones sin duda los cascos de Bomberos son los que han logrado el objetivo: alegrar las caras de los peques. Como le ha ocurrido a Abderramán. 









Sonrisas que no necesitan más palabras, las de Abderramán, en la primera fotografía, y la pequeña Carmen, en la última, a la que costó hacer sonreír. Pero en la imagen está la recompensa. 

Allí han recibido regalos. Sorprendidos y tímidos, tarde o temprano reaccionaban a una visita extraordinaria, que también ha animado a sus familias y al personal sanitario que ha colaborado para el éxito de la iniciativa. 





Victoria y Paula, dos preciosas bebés, con sus papás y agentes de la Guardia Civil.

Son los más mayores los que mejor han recibido la visita, como le ha ocurrido a María José, de Guadix, que ve desde su habitación la Sierra. Un agente de Medio Ambiente le ha recordado que ellos trabajan allí y le ha pedido que cuando la mire, se acuerde. 





María José y Amaya, al recibir sus regalos. 

Y no solo ha habido regalos para los niños y niñas hospitalizados en el Materno. Ellos también, a su manera, lo han querido agradecer. Como Yanet, que les ha regalado un dibujo. Sois los mejores, decía.