Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada
Lo que nos preocupaba en Granada hasta que la pandemia cambió el mundo

De qué hablábamos antes del coronavirus

Ciudadanía - Juan I. Pérez - Sábado, 23 de Mayo de 2020
Parecía 2020 un año como tantos otros, sin embargo, en Granada, como en el resto del país y del mundo, el coronavirus lo cambió todo y ha acaparado nuestra atención. Pero, de qué hablábamos, qué nos preocupaba en Granada antes del inicio de la pandemia. Tratamos de rememorarlo.
La manifestación del campo, de lo más destacado antes del coronavirus.
P.V.M.
La manifestación del campo, de lo más destacado antes del coronavirus.

Eran, en principio, 15 días y ya cumplimos este sábado 70 desde la primera declaración de estado de alarma por el Covid-19, aunque la última semana, entre las medidas oficiales de alivio, al pasar a la fase 1 o las que disfrutan los municipios de menos de 10.000 habitantes, se encendió una luz, mal entendida por parte de la ciudadanía, que se ha relajado, como es visible en las calles de Granada.

¿Dónde lo dejamos?, ¿qué marcaba nuestra agenda? Evidentemente los asuntos privados son los más relevantes, pero si esforzamos la memoria, nos daremos cuenta que muchos de los asuntos públicos de entonces vuelven, y con más intensidad, cuando poco a poco vamos recuperando espacio

Parece una eternidad, porque el tiempo es otro y se alargan las horas y los segundos en tiempos especiales y críticos como es este. Y cuesta mirar atrás, marcado el presente como está por el contagio y, ahora, sobre todo, por cuándo avanzamos de forma responsable de fase.

¿Dónde lo dejamos?, ¿qué marcaba nuestra agenda? Evidentemente los asuntos privados son los más relevantes, pero si esforzamos la memoria, nos daremos cuenta que muchos de los asuntos públicos de entonces vuelven, y con más intensidad, cuando poco a poco vamos recuperando espacio.

Lo mismo que entonces: paro y quejas por la gestión sanitaria

Así sucedió con el paro que volvió a subir en febrero. Tras los 2.707 desempleados más de enero, en el segundo mes del año el paro se incrementó en otras 741 personas, lo que dejaba el total de personas sin trabajo en Granada en 83.150.

Parecía un mes más, como tantos otros, en los que el desempleo subía en Granada. Ahora está de máxima actualidad, porque es el primer temor que conlleva la crisis social aparejada a la crisis sanitaria.

Y llegaron los datos de marzo que lo confirmaron: la provincia de Granada cerró marzo con 13.968 personas más sin trabajo. Una descomunal subida del 16,8 por ciento sobre el mes anterior, la mayor registrada nunca antes en un mes, que deja el total de desempleados registrados en las oficinas de empleo de la provincia en 97.118.

Ana, una maestra de La Zubia, fue la última víctima mortal por la violencia de género. Fue asesinada por su expareja, en la vivienda del barrio granadino del Zaidín donde residía. La Zubia vivió con dolor el asesinato que volvió a conmocionar a la sociedad granadina ante una lacra, que no se termina, con nuevas fisuras como las que impone la ultraderecha en los gobiernos donde influyen.
De la sanidad también se hablaba antes de la pandemia. Del fracaso del Plan de Choque de la Junta de Andalucía para aliviar las listas de espera que, lejos de disminuir, seguían subiendo. Y de qué forma.

De la sanidad también se hablaba antes de la pandemia. Del fracaso del Plan de Choque de la Junta de Andalucía para aliviar las listas de espera que, lejos de disminuir, seguían subiendo. Y de qué forma: el fracaso con el Plan de Choque para paliar las listas de espera

Cuando ya había casos de contagios en Granada, se conocieron los últimos datos publicados por la Consejería de Salud y Familias, cerrados en diciembre de 2019, en la provincia de Granada. Un total de 20.147 pacientes esperaban una intervención quirúrgica, mientras que otros 91.463 aguardan una cita con el especialista.

Los dos datos, tanto la lista de espera quirúrgica como la de consultas externas aumentaban. En el caso de la primera, eran 478 pacientes más que los reconocidos por la Junta a junio del pasado año. La situación se agravó con las citas de los especialistas, que sumaba 8.387 pacientes más. Todo ello a pesar del plan de choque que puso en marcha en abril de 2019 el nuevo Gobierno andaluz, que entonces acusó a los anteriores ejecutivos socialistas de haber maquillado los datos.

También se quejaban, con toda la razón, algunos centros de salud. Mayoritaria es la queja cuando son la primera línea contra el coronavirus.

El presidente de la Junta y el consejero de Salud y Familias en la inaguración del Centro de Salud de Bola de Oro, el pasado enero. Prensa Junta

Y en el debate, intenso, el futuro de la Escuela Andaluza de Salud Pública, tras desvelar este diario los planes del PP de suprimirla e integrarla en un Instituto Andaluz de la Salud, en una iniciativa contestada ampliamente y que llegó a abrir una grieta en el Gobierno andaluz, al ser cuestionada por Ciudadanos.

El campo y la comunidad educativa tomaban las calles

Harto ya, el campo salió en su defensa, en una protesta histórica que aún resuena en la provincia, con la interminable fila de tractores tomando el centro de Granada. Agricultores, ganaderos, cooperativas, la patronal y los sindicatos, unidos por la dejación hacia un sector vital, que en la crisis de la pandemia ha demostrado que sin ellos y ellas no podemos vivir. Que sufren las consecuencias de intermediarios sin escrúpulos y la tiranía de las grandes superficies.

Héroes en la pandemia, al permanecer activos, mientras la mayoría permanecía confinada, para proporcionarnos sus productos de calidad. Que no se olviden sus reivindicaciones

Héroes en la pandemia, al permanecer activos, mientras la mayoría permanecía confinada, para proporcionarnos sus productos de calidad. Que no se olviden sus reivindicaciones.

Esta semana los docentes se quejaban de las medidas de seguridad proporcionadas por la Consejería de Educación en la reapertura de los centros escolares para tramitar la escolarización, pero, precisamente, la escolarización sacudió a la comunidad educativa que se echó a la calle para protestar por un decreto que primaba a la privada en detrimento de la pública.

La estación de Sierra Nevada vivía una temporada que iba camino de ser memorable, pero el obligado cierre precipitó la suspensión de la temporada invernal. Ahora que los trabajadores han vuelto a la montaña -donde aún hay nieve en la zona de cumbres- para acometer tareas inaplazables de mantenimiento, Cetursa piensa en la normalidad del verano.

Sebastián Pérez denuncia la ‘compra’ de Granada y dimite

Callado y ausente durante la pandemia, su voz bien que se escuchó antes de la crisis sanitaria, para reabrir otra crisis interminable: la del gobierno bipartito de derechas del Ayuntamiento de Granada.

Sebastián Pérez, a la derecha, abandona este viernes el Salón de Plenos. EUROPA PRESS/ÁLEX CÁMARA

Una en apariencia pueril cuestión para la ciudadanía, como la de crear una comisión e Contratación, le molestó al que era (y es) primer teniente de alcalde, concejal de Presidencia y de Contratación. Y hasta un punto sin vuelta atrás, lo que le costó la presidencia provincial y cubrir de sombras su futuro

Una en apariencia pueril cuestión para la ciudadanía, como la de crear una comisión e Contratación, le molestó al que era (y es) primer teniente de alcalde, concejal de Presidencia y de Contratación. Y hasta un punto sin vuelta atrás, lo que le costó la presidencia provincial y cubrir de sombras su futuro.

Estalló por lo de la comisión y puso voz a lo que ya se sabía, con la importancia del ofendido que sabe que nunca habrá alternancia en la alcaldía porque su PP y Ciudadanos, así lo pactaron.

Acusó al PP de haber “vendido a Granada” a cambio de mantener los gobiernos de Málaga y Murcia, criticó con dureza a su alcalde y se despidió de la presidencia del PP dando un portazo, por no contar con su apoyo.

Pero la crisis no está resuelta. En el PP le sucedió Pablo García, el delegado del Gobierno quien preparaba el relevo, junto a Marifrán Carazo, la voz de Granada en el Gobierno andaluz. Pero en el gobierno bipartito sigue la crisis abierta.

Trenes y AVE. Se estrenaba la conexión con Sevilla mediante trenes más rápidos, aprovechando la línea de AVE, que sin la variante de Loja, no será AVE y se debatía, ayer, como hoy, la vuelta al ferrocarril convencional, sin respuesta ahora.

El Gobierno reactivaba la comisión entre administraciones para impulsar la candidatura de Granada (Escúzar), como sede del proyecto IFMIF DONES.

Caso Serrallo, la gestión del PP en el banquillo 

Sin sobreponerse aún de la decisión de Sebastián Pérez, el PP veía cómo la gestión durante sus mayorías absolutas en el Ayuntamiento de la capital se sentaba en el banquillo. El 3 de febrero arrancó el juicio por el caso Serrallo, la primera operación urbanística por la que tendrán que dar cuenta ante los tribunales el exalcalde José Torres Hurtado y la que fuera concejala de Urbanismo Isabel Nieto. Junto a ellos, la cúpula de ese área municipal, con Manuel Lorente entre los acusados, y el interventor, además los concejales del PP que formaron parte de la Junta de Gobierno que avaló la operación, y el constructor Roberto García Arrabal.

Se enjuicia la supuesta construcción irregular de una discoteca, con sala de fiestas y pista de patinaje con bar, en una zona verde junto al Centro Comercial Serrallo Plaza, en la que sólo se podría haber creado un parque infantil. Los presuntos delitos que se investigan en este caso: prevaricación urbanística, prevaricación común, malversación de caudales públicos, fraude en la contratación, contra la ordenación del territorio y falsedad en documento oficial. 

Un juicio que quedó suspendido el 12 de marzo, poco antes de que comenzara el estado de alarma, y que ya está preparado para continuar una vez que avanza la desescalada. Es prioritario, como ha determinado el tribunal que lo juzga. Continuará en las próximas semanas mientras la otra gran investigación, la que trata de desentrañar si hubo una gran trama urbanística, el llamado caso Nazarí, se acerca a su última etapa. 

Cortes de luz en la Zona Norte. Se acaban los calificativos para denunciar una situación que se prolonga sin soluciones para los vecinos y vecinas que sufren los constantes cortes de luz. Informábamos de ello antes de la pandemia; lo hemos hecho durante el confinamiento; y lo seguiremos haciendo en la desescalada porque el problema sigue. 

Altas temperaturas, sin lluvias y contaminación

Como casi siempre, hablábamos del tiempo, en un mes, febrero, con un día más, que fue el más cálido de la historia en Granada, desde que existen registros.

La media de las temperaturas máximas entre el 1 y el 29 de febrero fue de 20,6 grados en la estación meteorológica del aeropuerto granadino, con lo que superaban los 20,4 de febrero del año 2000, que hasta ahora era el más caluroso registrado antes, siempre medidos en la estación del aeropuerto.

La media de las temperaturas máximas entre el 1 y el 29 de febrero fue de 20,6 grados en la estación meteorológica del aeropuerto granadino, con lo que superaban los 20,4 de febrero del año 2000, que hasta ahora era el más caluroso registrado antes, siempre medidos en la estación del aeropuerto. 

Y sin llover. En la mitad del año hidrológico, tan solo se recogieron 191 litros por metro cuadrado, cuando lo normal (media del periodo 1981-2010 que se utiliza como referencia) son 262 litros, lo que significa que ha llovido un 27% menos de lo habitual.

Junto a ello, uno de los males endémicos de Granada: la contaminación, con índices comparables a los de Madrid y Barcelona, aliviada por el confinamiento.

¿Y tú, qué recuerdas?