Piropos poéticos

Piden dos años de cárcel para dos exjugadores del Granada CF por pagar para aprobar ilegalmente el carné de conducir

Ciudadanía - Europa Press - Viernes, 21 de Octubre de 2016

La Fiscalía de Granada ha solicitado dos años de prisión y multa de 3.000 euros para los exfutbolistas del Granada Odion Ighalo y Diego Buonanotte por supuestamente pagar para aprobar el examen teórico del permiso de conducir, en el marco de una causa que suma más de un centenar de acusados, entre los que lideraban la trama y los que aprobaron el examen de esta forma irregular.

En su escrito de acusación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público relata que los hechos ocurrieron durante los años 2012 y 2013, cuando el presunto cabecilla de este fraude ejercía como vigilante en las pruebas y era el encargado de custodiar los exámenes, una vez recogidos.

Durante este periodo cobró cantidades que oscilaban entre 1.500 y 2.500 euros a las personas que querían aprobar el permiso de circulación.

Así, "aprovechando que los miembros del tribunal se ausentaban para tomar café" tras la realización de la prueba, el acusado corregía las preguntas que previamente había marcado el examinado con un bolígrafo de tinta borrable (todos los examinados implicados usaban este tipo de bolígrafo) y borraba las respuestas erróneas, marcando las correctas para que pudiera aprobar.

La Fiscalía atribuye a esta persona un delito de falsedad continuada en documento oficial y pide para él seis años de prisión, multa de 7.200 euros y inhabilitación especial para ser funcionario público durante seis años.

Este procesado actuó "de común acuerdo" con otras tres personas, con domicilio en Ciudad Real, Íllora y Mengíbar (Jaén), para los casos de los acusados que tenían residencia en estas localidades y que se desplazaron a Granada para realizar la prueba, de forma que les captaron para este fin y en ocasiones cobraron el dinero.

La Fiscalía les considera a los tres "cooperadores necesarios" y les atribuye también un delito de falsedad continuada en documento oficial por el que solicita para cada uno de ellos cuatro años de prisión, multa de 5.400 euros e inhabilitación para ser funcionario público durante seis años.

El resto de los acusados  -entre los que había muchos extranjeros que no dominaban el espalol y también personas sin formación-, se presentaron bajo este sistema a las pruebas del examen teórico de conducir en la Jefatura de la Dirección de Tráfico de Granada y obtuvieron de este modo el aprobado en esta modalidad, que complementaron más tarde con el "aprobado de manera ilícita en la prueba práctica que realizaron en sus respectivas localidades".

El Ministerio Público pide para todos ellos, entre los que se encuentran los exjugadores del Granada, dos años de prisión y multa de 3.000 euros como presuntos autores de un delito de falsedad en documento oficial cometida por particular.

La Fiscalía interesa así al Juzgado de Instrucción 5 de Granada la apertura de juicio oral por esta macrocausa de gran "complejidad", tal y como avanza este viernes el diario 'Ideal'.

Uno de los abogados en la causa, el letrado y profesor titular de Derecho Penal de la Universidad de Granada, Carlos Aránguez Sánchez, ha detallado a Europa Press que este tipo de procesos suelen tener dificultades de enjuiciamiento dado el alto número de acusados y es frecuente que se llegue a un acuerdo de conformidad.

Entre los clientes de esta trama hay personas analfabetas o que, por sus dificultades para leer y escribir, no pueden superar esta clase de exámenes a pesar de que pueden tener una conducción "perfecta" y manejarse en igualdad de condiciones con las señales de tráfico, que son intuitivas y sus palabras son universalmente conocidas.

El letrado considera "injusto" que la DGT no prevea un sistema alternativo de examen para este colectivo, que no está incapacitado para mostrar su destreza al volante.