Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada
La consejera de Cultura se disculpa, la de Igualdad lo considera ‘lamentable’ y la Alhambra garantiza que no se volverá

"Me sentí violentada. Atentaron contra el derecho del bebé a ser amamantado"

Ciudadanía - IndeGranada - Lunes, 31 de Agosto de 2015
La Asociación de Apoyo a la Maternidad y la Lactancia ‘Lactando Amando’ ha presentado quejas ante el Patronato de la Alhambra y las consejerías de Cultura e Igualdad y Políticas Sociales para reclamar que permitan a las madres amamantar a sus hijos en los recintos y espacios públicos que gestionan, después de que una mujer tuviera que abandonar el Corral del Carbón de Granada tras ser recriminada por la seguridad del monumento nacional del siglo XIV cuando le daba el pecho a una de sus mellizas.
Herminia Reyes, la madre afectada, su marido y sus dos mellizas.
Miguel Rodríguez
Herminia Reyes, la madre afectada, su marido y sus dos mellizas.
La presidenta de la asociación, Gracia Ariza, compareció hoy junto a Herminia Reyes para mostrar el apoyo de la entidad a la madre que el pasado día 19 de agosto sufrió el incidente, cuando visitaba junto a su marido y las dos melliza de diez meses el Corral del Carbón, monumento gestionado por el Patronato de la Alhambra, que permite la visita pública y donde la Alhambra cuenta con una oficina, así como el Festival de Música y Danza y la Orquesta Ciudad de Granada.
 

Gracia Ariza, junto a Hermina Reyes, su marido y las mellizas. Miguel Rodríguez

La afectada, Herminia Reyes, explicó hoy que cuando sintió que una de las bebés tenía hambre se sentó tranquilamente en una de las butacas para darle el pecho, lo que dijo hacía habitualmente en otros espacios públicos. En ese momento, una auxiliar de seguridad de la empresa contratada por la Alhambra para este inmueble, le recriminó la acción.
 
"Desde la distancia dijo que estaba prohibido hacerlo, que era una normativa de seguridad", dijo Herminia Reyes, quien agregó que pidieron conocer esa normativa y ante la negativa de la auxiliar de seguridad para mostrarla o detallarla decidieron formalizar una reclamación en el Corral del Carbón.
 
“La situación resultó especialmente violenta porque que en ningún momento sentí que realizaba algo indebido. Por eso pedimos a la auxiliar de seguridad que nos mostrase el reglamento o normativa que establecía dicha prohibición a lo que nos respondieron que no lo tenían disponible. Sin embargo esta persona mantuvo su actitud por lo que tuve que dejar de amamantar a mi hija ante su beligerancia.” 
 

Las mellizas, con sus padres. Miguel Rodríguez

Por todo ello la familia interpuso la preceptiva hoja de reclamaciones ante el Patronato de la Alhambra, que es de quien depende la gestión del monumento, además de comunicar los hechos a asociación Lactando Amando que hoy ha procedido a la presentación de  las quejas.
 
A preguntas de los periodistas, explicó que la recriminación de la agente de seguridad privada no era justa, pero que dejó de amamantar al bebé y abandonar el monumento. "No nos expulsaron, pero me sentí violentada porque atentaron contra el derecho de la madre y del bebé a ser amamantado".
 
La presidenta de la asociación explicó que las tres reclamaciones se han formalizado "a modo informativo" con el objetivo de que un incidente así no vuelva a repetirse en ningún espacio público y añadió que en ellas ‘Lactando Amando’ pide a la Junta que tomen medidas concretas por este incidente,  pidan disculpas y que si existe alguna normativa que impida amamantar en espacios de titularidad pública, se derogue por atentar contra los derechos del niño y la madre.
 

La madre afectada atiende a la prensa. Miguel Rodríguez

Afortunadamente, según la presidenta de ‘Lactando Amando’ este hecho es algo aislado, y más en la ciudad de Granada, pero no por ello, subrayó, “puede quedar sin su preceptiva denuncia, a fin de que se tomen las medidas necesarias que corrijan el problema”. Al respecto Gracia Ariza indicó que “el hecho en sí resulta  lamentable ya que aunque este veto estuviera recogido en el régimen de funcionamiento legal del centro contravendría tanto la Declaración Universal de los derechos del Niño, como las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría en lo que a protección de la lactancia materna se refiere, y por tanto deberían ser inmediatamente eliminadas”.
 

Imagen del Corral del Carbón. Miguel Rodríguez

Por ello dos de estas denuncias se han dirigido tanto a la Delegada de Cultura, como al director del Patronato de la Alhambra, con la petición de que se tomen las medidas necesarias dentro de las instalaciones que el Patronato gestiona para garantizar la plena libertad del amamantamiento en el interior de los mismos. Una “necesidad clara” a la vista del hecho denunciado pero también de cara a dar la imagen adecuada ante los miles de usuarios que visitan cada día todos estos monumentos, señaló la presidenta de la asociación.
 
En cuanto a las acciones a seguir, desde la asociación Lactando Amando dará un tiempo prudencial para que respondan a las quejas. “Por ahora vamos a esperar a que las diferentes administraciones se pronuncien y respondan, ofreciendo las obligadas disculpas a la madre afectada y tomando las medidas necesarias dentro de sus competencias para que este tipo de hechos no se repitan jamás.  Si esto no ocurre no descartamos llevar a cabo otras medidas para obtener el cumplimiento de lo que consideramos nuestras legitimas reclamaciones”, concluyó Gracia Ariza.
 

Disculpas de la Junta

La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, llamó por teléfono a la presidenta de la Asociación para lamentar lo ocurrido y pedir disculpas, según declaró la propia presidente de la entidad. 
 
Desde Sevilla y preguntada por los periodistas, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, también lamentó el incidente, manifestó que el Gobierno andaluz, en el ámbito sanitario, defiende la lactancia materna, y confió en que el Patronato de la Alhambra "tomará las medidas necesarias" para que no se repitan casos como este.
 

Patio central del Corral del Carbón. Miguel Rodríguez

Por su parte, el director del Patronato de la Alhambra, Reynaldo Fernández, calificó como "lamentable" este "incidente" y aseguró que no existe normativa que limite la lactancia en los recintos gestionados por el organismo que dirige. 
 
Fernández Manzano destacó la "sensibilidad" del Patronato con los derechos de la mujer y del lactante y, al contrario de lo que refleja este hecho, "la filosofía es la de realizar actuaciones que ayuden a que se pueda realizar sin ninguna incidencia". El director del monumento nazarí avanzó que pedirá a la empresa de seguridad que tome las medidas necesarias para que esto no se repita aunque admitió “que se trata de un época de vacaciones, con muchas sustituciones de personal que pueden llevar a circunstancias que no son las adecuadas".
 

Vamos Granada pide una normativa

Vamos, Granada, en un comunicado, respaldó a la madre y a la asociación ‘Lactando Amando’ y reclamó “una regulación para garantizar el derecho a lactar cuándo, cuánto, cómo y dónde madre y bebé lo consideren necesario “.
“La normativa –prosiguió Vamos Granada- tendrá que venir acompañada con un plan informativo para que el personal que trabaja en edificios públicos  la conozca bien y casos como este no vuelvan a suceder”.