Ven al Parque de las Ciencias

Investigan a un agricultor de Alhama por causar un incendio mientras quemaba rastrojos

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 25 de Junio de 2020

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de investigado no detenido a una persona de 55 años de edad, sin antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de incendio forestal en el término de Alhama de Granada. 

El investigado estaba realizando una quema agrícola, el fuego se descontroló y acabó quemando unos 2.500 metros cuadrados de masa forestal y monte bajo, indica la Guardia Civil.

El incendio se inició la tarde del pasado viernes 19 de junio. La Guardia Civil fue alertada de que había un incendio forestal en el paraje de Lagar de Cubo del término de Alhama. Fueron dos patrullas de los puestos de Jayena y Zafarraya quienes acudieron de inmediato al lugar y se coordinaron con el personal del Infoca que ya estaba trabajando en la extinción.

El investigado reconoció que había encendido una pequeña hoguera y que se propagó el fuego sin lograr controlarlo. La Guardia Civil estima que actuó con negligencia y es presunto autor de una imprudencia grave al incumplir las condiciones generales y específicas de la quema establecidas en el Decreto 247/2001, de 13 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales.

La Guardia Civil recuerda que un elevado porcentaje de los incendios forestales son provocados por el ser humano, en su mayoría por negligencia. Por ello se recomienda extremar  las precauciones si se va a hacer una quema de restos agrícolas.

"No hay que hacer fuego si las condiciones meteorológicas son adversas. Por ello, se debe tener en cuenta la “regla del 30”, que consiste en una temperatura ambiente igual o superior a los 30 grados, rachas de viento del orden o superiores a 30 kilómetros por hora y una humedad relativa del aire inferior al 30%", explica la Guardia Civil.

Prohibición hasta el 15 de octubre

Desde el día 1 de junio y hasta el 15 de octubre se prohíbe totalmente el uso del fuego (hogueras, barbacoas, quemas agrícolas y forestales) y la circulación de vehículos a motor en las zonas forestales de la Comunidad Autónoma por el alto riesgo de incendio.

La finalidad de esta prohibición es evitar que cualquier negligencia pueda provocar un incendio forestal durante estos meses en los que, por sus características meteorológicas, el peligro y la propagación de los incendios aumenta considerablemente.

La prohibición afecta a la quema de vegetación natural y residuos agrícolas y forestales, así como al uso del fuego para la preparación de alimentos, que tampoco podrá realizarse en zonas de acampada o zonas recreativas que estén acondicionadas para ello.

Igualmente, también queda prohibida la circulación de vehículos a motor en todos los terrenos forestales y zonas de influencia forestal, que son los terrenos no forestales (agrícolas y urbanos) situados a menos de 400 metros de los forestales.