El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022
En el Camino de los Neveros en Huétor Vega

Destrozan árboles de una reforestación promovida por la Operación Encina

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 12 de Enero de 2022
Han arrancado encinas y árboles que se plantaron en 2020 y en 2021, algunos de ellos con la participación de niños y niñas.
Los árboles han sido arrancados o rotos.
@operacionencina
Los árboles han sido arrancados o rotos.

Los promotores de la Operación Encina, un proyecto dedicado a la reforestación para combatir el cambio climático que hace partícipe a la ciudadanía, han denunciado un destrozo de árboles plantados en el Camino de los Neveros, donde han encontrado partidos o arrancados almeces, encinas y otros ejemplares plantados entre 2020 y 2021. 

"Hoy estamos con el alma partida como ese almez… Ayer alguien decidió hacer una matanza de #arboles en el #caminodelosneveros", ha relatado en twitter Operación Encina para explicar que "no solo han partido almeces…han arrancado o partido tanto encinas, otros árboles que se plantaron entre 2020 y la última reforestación" que hicieron en noviembre de 2021 con una academia del municipio de Huétor Vega.  

"Algunos de esos arbolitos han sido los que hemos estado regando con muchísimo esfuerzo durante todo el verano", han añadido. Crecieron "en las casas de las familias de Huétor Vega". 

"No tenemos remedio, en un día destrozan algo que se ha sacado adelante entre todxs con tanto sacrificio y cariño. Dan ganas de llorar, nos merecemos la extinción, el ser humano solo sabe destrozar  y lo peor es que a veces no hay ni motivos. ¿Porqué matar el árbol de un/a niño/a?". 

Por todo ello, desde la Operación Encina, que declaran sentirse "desmoralilzadxs" y "con la incertidumbre de si se volverá a repetir", se pide al vencindario que "abra bien los ojos" cuando pasee por el Camino de Los Neveros porque "alguien quiere hacer daño y lo ha conseguido". 

El proyecto fue impulsado por Pepe Víbora y su hija Beatriz Sánchez con la idea de combatir el cambio climático y hacer frente a la desertificación. Decidieron recoger sus propias bellotas y germinarlas, y finalmente plantarlas en una zona donde el Ayuntamiento de su localidad, Huétor Vega les dio permiso. Ese fue, como explican en su página web, el comienzo -en 2015- de un proyecto que incluye trabajo de sensibilización y un programa escolar. 

Su objetivo es llevar este proyecto a tantos ayuntamientos como sea posible.