Sierra Nevada, Copa del Mundo 24

Descubren más de 3.000 plantas de marihuana en un sótano bajo un picadero de caballos de Churriana

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 26 de Octubre de 2023
Un de las dos habitaciones del sótano habilitadas para el cultivo de marihuana.
guardia civil
Un de las dos habitaciones del sótano habilitadas para el cultivo de marihuana.

La Guardia Civil, en el marco de la operación Titanic, ha desarticulado un importante centro de producción de plantas de marihuana en el que se han intervenido 3.170 plantones de cannabis sativa dispuestos para la venta que estaban ocultos en un sótano excavado debajo de un picadero de caballos  en un cortijo de Churriana.

Los agentes también se han incautado también de 4 kilos de marihuana y de un revólver marca Llama, de calibre 38 especial, municionado y al que le habían borrado el número de serie.

Durante la fase de explotación de esta operación ha sido detenido el propietario del cortijo, un individuo de 45 años de edad, como presunto autor de un delito contra la salud pública, de un delito de tenencia ilícita de armas y de un delito leve de defraudación de electricidad. También ha sido investigada su mujer, de 46 años de edad, por los mismos delitos.

Instalaciones eléctricas en la finca registrada. g.c.

Investigadores de la Guardia Civil de Maracena descubrieron la existencia de un centro de producción de marihuana, por una parte, y de plantas de marihuana por otra, en un cortijo del término municipal de Churriana de la Vega. Los agentes establecieron un dispositivo permanente de vigilancia para observar todos los movimientos que se realizaban en torno a dicho cortijo.

Cuando terminó la fase de investigación, la Guardia Civil solicitó autorización al juzgado de guardia de Granada para realizar un registro en el cortijo y descubrieron un  sótano-zulo bajo un picadero de caballos en el que el detenido había habilitado dos grandes habitaciones donde crecían más de 3.000 plantones de cannabis sativa.

Al registrar la vivienda posteriormente, los agentes localizaron en uno de los dormitorios un revólver municionado y cuatro kilos de marihuana envasada y dispuesta para la venta.

Esta actuación de la Guardia Civil se incardina en la operación Miller, una operación que está desarrollando la Guardia Civil a nivel nacional contra el cultivo y tráfico ilegal de marihuana.