Deposita la basura a su hora

Los delincuentes de la marihuana manipulan incluso los centros de alta tensión para obtener luz gratis, algo "inédito en la historia de Endesa"

Ciudadanía - E.P. - Miércoles, 29 de Junio de 2016
También abren zanjas para buscar líneas subterráneas a las que engancharse. La empresa asegura que solo ha desconectado enganches ilegales y niega que se hayan producido cortes de luz por falta de pago.

Endesa ha defendido este miércoles que su intervención de los últimos días en Granada se ha centrado en desconectar enganches ilegales al suministro eléctrico que colapsan la red por su elevado consumo, en gran parte vinculado al cultivo de marihuana, y ha negado que se hayan producido cortes por falta de pago.

Los técnicos de la compañía desmantelaron el pasado lunes 62 instalaciones ilegales en la calle Molino Nuevo, en la zona norte de la capital, en el marco de un operativo en el que intervinieron efectivos de la unidad antidisturbios de la Policía Nacional y que se prolongó durante dos horas y media, según ha detallado a Europa Press el director de la división de Andalucía Oriental de Endesa, José Luis Pérez Mañas.

Estos enganches ilegales multiplican por diez el consumo esperado, superando las capacidades técnicas de las instalaciones, lo que supone un peligro "para las personas y las cosas", además de afectar a los clientes que sí tienen un suministro legal.

Endesa también ha intervenido en Pinos Puente, aunque Pérez Mañas reconoce que la situación aquí es "aún más grave", puesto que "directamente han manipulado los centros de transformación".

"Han cambiado las cerraduras y han manipulado las instalaciones de alta tensión. Es algo absolutamente peligroso e inédito en la historia de Endesa", añade el directivo de la compañía, quien relata que los delincuentes están haciendo zanjas en la calle para buscar las líneas de clientes y engancharse a ellas, las cuales se acaban quemando por el consumo desmedido que registran.

Se trata de una situación "absolutamente caótica" que Endesa ya ha denunciado ante el Juzgado y la Guardia Civil para buscar a los culpables.

El director de la división de Andalucía Oriental de Endesa explica que la empresa está actuando porque se ha llegado a una situación límite en el fraude masivo que "funde las instalaciones" y advierte de que la compañía "no es el problema sino un síntoma de algo muy grave que está pasando" y a lo que debería ponerse solución.