Ven al Parque de las Ciencias
Más de 220.000 personas integran la comunidad educativa de la provincia

El curso escolar moviliza cada día en las aulas granadinas a una comunidad similar a la población de la capital

Ciudadanía - M.A. - Jueves, 10 de Septiembre de 2015
Desde las 7.30 horas, cuando se ponen en marcha los autobuses escolares, hasta que finalizan a las 22.00 horas las clases de las enseñanzas de música, idiomas o adultos, la maquinaria que se ha puesto en marcha este mes de septiembre con el inicio del curso escolar 2015/2016 movilizará cada día lectivo en las aulas granadinas a una comunidad educativa similar a la población de la capital. Más de 220.000 personas, entre alumnado, docentes, monitores y personal administrativo, forman parte del sistema educativo sostenido con fondos públicos, un inmenso engranaje que ha comenzado con normalidad como tónica general y con las quejas de los padres que esperan la construcción de nuevos centros, su mejora o la ampliación del número de aulas.
Más de 200.000 alumnos y 13.000 profesores se incorporan este mes a las aulas.
Miguel Rodríguez
Más de 200.000 alumnos y 13.000 profesores se incorporan este mes a las aulas.

La cita con los medios para la inauguración oficial del curso este jueves era a las 11.00 horas, en el colegio Vicente Aleixandre de la capital, en el Zaidín, uno de los 586 centros públicos de la provincia de Granada, que cuenta con un total de 824 centros educativos. Una hora atípica para la primera jornada de un curso escolar que terminará de arrancar el 15 de septiembre, con la incorporación del alumnado de las últimas etapas. A partir de esa fecha, todo el engranaje estará en marcha. La Administración educativa, los propios centros y las familias llevan meses preparando su funcionamiento porque, a partir de este mes, cada día lectivo se movilizará una comunidad educativa similar a toda la población de la capital, desde las siete de la mañana a las diez de la noche. 

Son cifras que por mucho que se repitan no sirven lo suficiente para hacerse una idea de su dimensión. La consejera de Educación de la Junta, Adelaida de la Calle, recurrió el otro día a un ejemplo gráfico para tratar de explicarlo: el sistema educativo andaluz es como el de Austria. Solo en la provincia de Granada, entre alumnado, docentes y otro personal vinculado a los servicios complementarios se superan las 220.000 personas, un número similar al de la población de la capital según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas. 

Esa maquinaria arranca a las 7.30 horas con las 142 aulas matinales, en centros públicos, y los alrededor de 300 vehículos que recogen en 1.633 puntos de la provincia al alumnado que necesita de transporte escolar para llegar hasta sus centros. Este curso serán 13.175 alumnos y alumnas los que utilizarán el transporte escolar para llegar a tiempo a los 174 colegios e institutos en los que estudian. 

Esos poco más de 13.000 estudiantes son solo los que tienen que trasladarse hasta otros municipios porque en el suyo no está esa etapa o porque viven en núcleos rurales. Pero el alumnado total alcanza los 207.563 en toda la provincia, entre niños, jóvenes y adultos. De ellos, la mayoría estudia en centros sostenidos con fondos públicos: un total de 199.254. De su formación se encargarán cada día 13.200 docentes, 10.735 en los centros públicos. 

 

Una de las aulas del Colegio Vicente Aleixandre. miguel rodríguez

La jornada escolar finaliza al mediodía, pero el sistema educativo da paso entonces a los servicios complementarios, como el de comedor. En la provincia de Granada funcionan 181 comedores escolares en 229 centros educativos públicos que servirán cada día menú para un total de 17.106 escolares. El servicio de comedor y el de aula matinal forman parte del plan de apertura de centros que se completa con las actividades extraescolares que se programan por las tardes. 

La jornada se prolongará hasta las 22.00 horas en los centros que albergan las Enseñanzas de Régimen Especial -música, danza o idiomas- y los que ofrecen enseñanzas en horario nocturno. Quince horas, en algunos caso, ininterrumpidas de funcionamiento para una de las actividades que, junto al sistema sanitario, moviliza a más personal cada día en la provincia. 

El centro donde hoy se ha inaugurado oficialmente el curso en Granada es un ejemplo de todas esas actividades y muchas de los programas educativos en los que incide la Junta de Andalucía para destacar su compromiso con la educación pública y señalar, como ha dicho la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, que en Andalucía se están "marcando diferencias" con otras comunidades autónomas. Tiene comedor escolar -"apoyo a las familias"-; es bilingüe; ejemplo de multiculturalidad; y de integración, con un aula para alumnado autista. Un ejemplo conducido por un personal docente al que García ha agradecido su labor.

Aunque la educación no es solo una cuestión del equipo docente y de la Administración educativa, es cosa "de todos y todas", ha asegurado García para pedir la implicación de las familias y de todo el entorno de los centros. 

Dos niños juegan durante el recreo en esta primera jornada de regreso a las aulas. miguel rodríguez

Colaboración de los ayuntamientos. La representante de la Junta se ha detenido especialmente en el papel de los municipios, a los que ha hecho un llamamiento a la colaboración para conseguir los terrenos apropiados para la construcción de colegios y su mejora. 

El que se ha visitado hoy en Granada imparte las enseñanzas de la etapa que ha comenzado las clases, la de Infantil (Segundo Ciclo), Primaria y Educación Especial. En total, 89.294 alumnos y alumnas. El próximo 15 de septiembre se llenarán los institutos que imparten Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional y los centros encargados del resto de enseñanzas.