Plan Recclaje Diputación de Granada.

CCOO denunciará a Educación ante la Fiscalía por el cierre de los comedores para niños sin recursos

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 1 de Octubre de 2015
Cinco colegios concertados, tres de ellos en la Zona Norte, uno en Motril y otro en Salobreña, todos en zonas de compensación educativa, han dejado de prestar un servicio, que en algunos casos constituye la única comida del día, tras 19 meses de impago de la Consejería de Educación a las empresas que sirven la comida.

La Junta de Andalucía suscribió hace años un convenio con cinco centros concertados  de la provincia para subvencionar un servicio de comedor que se consideraba "básico", ya que se trata de colegios de compensación educativa que atienden a alumnas y alumnos con muchas necesidades económicas y sociales, explica CCOO que ha decidido denunciar el caso ante la Fiscalía.

Sin embargo, desde el curso 2013/2014 la Administración "dejó de abonar" el dinero correspondiente y los colegios han ido acumulando deuda con las empresas de cátering, que han prestado el servicio de comedor sin cobrar durante 19 meses, según el sindicato. Al comienzo de este curso, estas empresas han comunicado a los centros que no pueden seguir prestando este servicio, hasta que el problema no se solucione. 

En la práctica, esto supone "dejar sin la comida más importante del día -en algunos casos la única- a cientos de escolares que ya de por sí viven en una difícil situación social". Esta realidad tan "dramática" ha llevado a CCOO a denunciar que la Junta de Andalucía "deja a su suerte" precisamente a los miembros más vulnerables de la sociedad. En un comunicado, el secretario general de Enseñanza de CCOO de Granada, Diego Molina, deja claro que “este sindicato no va a permitir que ni un solo alumno o alumna granadino pase hambre por la dejadez o la falta de la diligencia de la Administración”.

Por su parte, el secretario general de CCOO de Granada, Ricardo Flores, ha exigido responsabilidades a la Delegación de Educación de la Junta ya que, en su opinión, "no puede permitir que cientos de alumnas y alumnos se queden sin comedor, dejando además a las trabajadoras y trabajadores de los comedores en la calle".