Sierra Nevada, Copa del Mundo 24
Supondría captar 315 millones de litros de agua al año para comercializarla envasada

Aguas de Lanjarón pretende extraer agua a 200 metros de un manantial, cuando la normativa prohíbe hacerlo a menos de 500 metros

Ciudadanía - J. M. M. - Lunes, 5 de Febrero de 2024
La empresa del grupo Danone solicita autorización para hacer dos sondeos exploratorios en un paraje junto a su planta embotelladora, a 200 metros del manantial de Fuente Aporta, lo que prohíbe el nuevo Plan Hidrológico de las Cuencas Mediterráneas 2022-2027.
La imagen, extraída del documento expuesto a información pública, muestra cómo los dos sondeos solicitados, S-1 y S-2, están uno a 195 metros y otro a 278 m del manantial, cuando la normativa exige un mínimo de 500 metros de distancia.
La imagen, extraída del documento expuesto a información pública, muestra cómo los dos sondeos solicitados, S-1 y S-2, están uno a 195 metros y otro a 278 m del manantial, cuando la normativa exige un mínimo de 500 metros de distancia.

Aguas de Lanjarón, propiedad del grupo Danone, pretende extraer más de 315 millones de litros de agua al año en el paraje Loma de las Vacas, situado muy cerca de su embotelladora de agua, a unos dos kilómetros de la entrada del pueblo.

Para ello ha pedido autorización a la Junta para hacer dos sondeos que están, uno a 195 metros y otro a 278 metros, del manantial Fuente Aporta, cuando la normativa exige una distancia mínima de 500 metros.

En concreto, el nuevo Plan Hidrológico de las Cuencas Mediterráneas 2022-2027 dice textualmente: "Atendiendo a la especial trascendencia que puede tener la afectación cuantitativa a un aprovechamiento existente desde manantial por la explotación de un pozo construido con posterioridad, se establece que, salvo justificación adecuada, deberá existir una distancia mínima de 500 m entre ambas captaciones".

La propia empresa lo reconoce en el documento en el que solicita los sondeos, expuesto a información pública y cuyo plazo de alegaciones ha concluido este lunes, 5 de febrero, aunque se excusa en que  cuando elaboró el proyecto aún no había entrado en vigor el nuevo Plan Hidrológico y la distancia mínima vigente era en ese momento 100 metros. 

Según indica el proyecto de la empresa, "al sur de la finca [donde pretende hacer los sondeos] se encuentra un manantial de agua, denominado Fuente Aporta. En el momento en el que se realizó el Proyecto inicial de los sondeos, la distancia de afección era de 100 m, no afectando ninguno de los sondeos a dicho manantial. En la actualidad y desde el pasado mes de Marzo de 2023, entró en vigor el Nuevo Plan Hidrológico de las Cuencas Mediterráneas 2022-2027, aumentándose la distancia límite a manantiales a 500 m."

En la imagen, extraída del proyecto de la empresa expuesto a información pública, se aprecia que los dos sondeos propuestos, marcados como S-1 y S-2 junto a puntos azules, están dentro del radio de 500 metros alrededor del manantial de Fuete Aporta, por lo que en todo ese círculo de color rojo está prohibido hacer nuevos pozos según el nuevo Plan HIdrológico de las Cuencas Mediterráneas. 

Sin embargo, pese a querer hacer sondeos de agua incumpliendo la normativa, la multinacional pretende seguir adelante con su iniciativa: "Teniendo en cuenta dicho límite, ambos sondeos estarían dentro de dicho perímetro de afección, por lo que se propone la realización de aforo, bombeo y seguimiento, con el objetivo de asegurarnos que los nuevos sondeos realizados no afectan al actual manantial de Fuente Aporta", indica en su petición. 

La intención inicial de Aguas de Lanjarón era hacer tres sondeos exploratorios en ese paraje, propiedad de la compañía, aunque posteriormente modificó el proyecto y los redujo a dos sondeos. Con ellos pretende investigar si existe agua en el subsuelo para extraerla y comercializarla como agua mineral. 

Entre 6 y 10 litros por segundo

Según detalla el documento, los sondeos tendrían 350 metros de profundidad y "el caudal mínimo que se espera captar está entre los 6-10 l/s bien en un solo sondeo, o bien la suma de los dos proyectados". Es decir, un caudal de 10 litros por segundo supone 864.000 litros al día y más de 315 millones de litros de agua al año

El plazo de alegaciones se abrió el pasado 18 de diciembre y terminó este lunes, 5 de febrero. Ahora la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural en Granada deberá decidir si autoriza la realización de los sondeos, pese a que, por su ubicación, contravienen el Plan Hidrológico de las Cuencas Mediterráneas 2022-2027, que ya fue aprobado por el Ministerio de Transición Ecológica y tiene rango de ley. 

La intención del grupo Danone de extraer agua junto al manantial de Fuente Aporta para aumentar su comercialización de agua envasada se produce cuando Granada, Andalucía y otras zonas como Cataluña soportan la sequía más grave de las últimas décadas, con los embalses bajo mínimos, con pueblos ya en Granada sin agua potable, como Alamedilla y Villanueva de las Torres, y otras muchas zonas del país afectadas por restricciones, y se une a otros proyectos de embotellado que han provocado una gran contestación social, como el de Aguas del Manar, en Villamena, autorizado por la Junta el pasado verano, pese a la oposición de partidos políticos, ayuntamientos y colectivos ciudadanos, y pese a proyectarse menos de un kilómetro de las turberas del humedal del Padul, que cuenta con la máxima protección medioambiental europea.