Vive Sierra Nevada. Ahora, también esquí nocturno

'El indie pop de Cariño suena mejor en formato corto'

Blog - Un blog para melómanos - Jesús Martínez Sevilla - Miércoles, 18 de Mayo de 2022
Cariño – 'CARIÑO'
Portada de 'CARIÑO', de Cariño.
Portada de 'CARIÑO', de Cariño.

De toda la nueva ola de tontipop que ha asaltado la escena indie española en el último lustro, el lugar de honor lo ocupan sin duda las madrileñas Cariño. Hace ya cuatro años de ese tremendo single de debut que fue “Canción de pop de amor”, y desde entonces Alicia, María y Paola han pasado rápidamente a estar entre esos grupos que captan la atención del público con cada nuevo lanzamiento. Justamente por eso resulta muy sorprendente encontrarse con que el disco homónimo que sacaron el pasado 6 de mayo es, de hecho, su debut en largo. A finales de 2018 sí que lanzaron lo que llamaron un mini-LP con el legendario sello Elefant Records, Movidas, que recogía esos tremendos singles de su primer año (incluyendo “Bisexual”, seguramente su canción más emblemática). Pero esta es la primera vez que Cariño se plantean grabar un álbum como tal, y la verdad es que tenía ganas de ver lo que podían hacer.

Por supuesto, como nos tienen acostumbrados, los singles de adelanto son excelentes

Por supuesto, como nos tienen acostumbrados, los singles de adelanto son excelentes. “si quieres” es la más similar a sus hits anteriores, con su combinación de sintes brillantes, guitarra sencilla y batería sintética. Cuenta con una gran melodía vocal en las estrofas, un buen estribillo marca de la casa y un puente/outro excelente que redondea la canción con uno de esos adictivos pareados que tan bien se les da componer: “por ti me voy de la fiesta/antes de que amanezca”. “llorando en la acera” suena incluso más pop punk de lo habitual en ellas, con ese riff tan prominente, la batería marcando un ritmo muy alto y unos fantásticos coros en el estribillo. Por su parte, “no me convengo” empieza tristona y calmada, hasta que en el primer estribillo el instrumental entra en tromba. El resto de la canción mantiene esta fuerza que contrasta con la melancólica letra sobre no saber cuidarse y fallar a tu pareja. Quizás sea la composición mejor desarrollada del disco.

Pero las escuchas repetidas de CARIÑO me han hecho arrepentirme de haberles pedido expresamente que hicieran un LP. Creo que el encanto de su música se aprecia más en formatos cortos. Por un lado, porque el sonido del grupo está muy definido. Para cuando llegan las últimas canciones, me siento bastante saturado de escuchar siempre el mismo ritmo de batería y los mismos tonos de guitarra y sintes. También me acaba por dar una sobredosis de azúcar con las letras, pero no es que me parezcan significativamente peores que las de su obra anterior: simplemente 32 minutos de romanticismo naíf son demasiado para mí. Y sí, obviamente hay grandes estribillos, eso nunca les va a fallar: los de “año de mierda”, “sadmeal” o “antes” son tan buenos como los de los singles o incluso mejores. Pero por cada estribillo indeleble hay un tema mediocre. En “algo ha cambiado”, por ejemplo, la guitarra distorsionada, los sintes atmosféricos y la percusión apagada combinan fatal.  “soy una perra” tiene un grave problema de mezcla y mastering: las guitarras se tragan al resto de instrumentos y todo suena aplanado. “la habitación” y “lo que te quiero” son versiones menores de su misma canción de siempre.

Peor aún es cuando realmente se salen de su registro habitual: “tamagotchi”, con sus sonidos de 8-bits y la letra rapeada, no pasa de ser una broma maja; y “bonus trap” da bastante vergüenza ajena, un intento más bien pobre de hacer un cruce entre el sonido del grupo y el reggaetón. Los fraseos de María y Alicia aquí resultan mucho más impostados que los de Rosalía en su último disco, que ya es decir. Es verdad que estos momentos son los menos: en general, CARIÑO es un disco divertido lleno de estribillos adictivos, que es lo que tiene que ser un disco de pop. Pero su atractivo no va mucho más allá de la superficie: la frescura se pierde con las escuchas, los detalles sonoros no están demasiado cuidados y la falta de versatilidad acaba por aburrir. Dicho lo cual, tengo claro que en cuanto saquen algún nuevo single querré escucharlo. Hay grupos cuyo formato ideal no es el álbum, y no pasa nada. Cariño van a seguir siendo las reinas del indie pop español, y un álbum normalito no es razón para considerar que eso sea una mala noticia.

Puntuación: 6.8/10

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen de Jesús Martínez Sevilla

Investigador en formación, trabaja en la Universidad de Granada. Le interesa hacer ciencia social comprometida, por lo que estudia la salud mental desde perspectivas despatologizadoras y transformadoras. Además, milita en colectivos de la ciudad. En sus ratos libres, escribe sobre música pop. (Osuna, 1992).