Ven, conoce la provincia de Granada.
El Gobierno insiste en que no puede cambiar en diez meses "lo que otros han hecho en 37 años"

Sindicatos y consumidores ven insuficiente el cese del gerente del SAS

Política - IndeGranada - Lunes, 18 de Noviembre de 2019
Reclaman cambios en la gestión para solucionar los problemas en la sanidad pública y dar respuesta a los profesionales.
El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha acompañado este lunes en Granada al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, en su visita a la Fundación Medina, en el PTS.

Organizaciones sindicales y asociaciones de consumidores se han pronunciado este lunes sobre la destitución de Miguel Moreno Verdugo al frente de la Gerencia del Servicio Andaluz de Salud reclamando a la Junta un cambio real de rumbo en la gestión de la sanidad pública que, según vienen denunciando los sindicatos, atraviesa un momento crítico por la falta de medios humanos y materiales. 

De hecho, desde la organización de consumidores FACUA ha pedido responsabilidades apuntando al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre.

Mientras tanto, desde el Gobierno andaluz se defiende la decision y también la gestión en la sanidad pública. En diez meses "no podemos arreglar lo que otros han hecho en 37 años", ha respondido este lunes el consjero de Presidencia y portavoz de la Junta, Elías Bendodo, en Huelva. El consejero Aguirre acompañaba este lunes al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, en un acto que no ha tenido preguntas para la prensa. 

Las reacciones sindicales al cese anunciado han sido coincidentes porque la Federación de Empleados y Empleadas del Sector Público (FeSP) de UGT-A ha considerado que esta medida es "sólo un parche", la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO-A ha interpretado el relevo como "una oportunidad", y CSIF Andalucía ha sostenido que "el cambio en la Gerencia no puede suponer solo la sustitución de una persona porque es necesario cambiar la forma de gestionar y que se dé respuesta a la sanidad andaluza y a sus profesionales".

El secretario de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO-A, Humberto Muñoz, en declaraciones a Europa Press, ha esgrimido la idea de "la oportunidad" en el cambio en el SAS, salida que ha calificado como "una reubicación". Muñoz ha ahondado en el perfil de Moreno Verdugo para calificarlo como "un hombre poco dialogante", por lo que se ha remitido a episodios como que "no se haya entrevistado ni una sola vez con CCOO", así como su ausencia en la Mesa Sectorial de Sanidad, que ha calificado como "el máximo ámbito de negociación colectiva", para abordar aspectos como una Oferta Pública de Empleo (OPE).

El dirigente de CCOO-A, que se ha mostrado partidiario de encontrar "un estilo de dirección que no sea tan rígido", se ha preguntado si "de verdad el presidente de la Junta y el consejero están apostando por la sostenibilidad de la sanidad pública", para lo que ha indicado que sería necesario destinar un gasto equivalente al 7% del PIB.

El diagnóstico de Muñoz ha apuntado a que "tanto constreñir el capítulo de ingresos sin bajar los gastos han hecho que incumplan sus promesas", por lo que ha enumerado incumplimientos en capítulos como las listas de espera, la contratación de personal, las intervenciones quirúrgicas, así como ha invocado que "la Consejería de Hacienda ha tenido que venir al rescate para pagar las nóminas tras una desviación presupuestaria de 234 millones de euros".

Para el futuro, Muñoz ha reclamado que quien venga al SAS tendrá que ser "una persona que comprenda que los servicios públicos sin financiación no se sostienen".

La FeSP de UGT-A se ha preguntado, a través de un comunicado, "¿y ahora qué?", para sostener que con esta salida "no es suficiente para los miles de profesionales que sufren los recortes diariamente en nuestros centros sanitarios".

"No se trata de uno u otro nombre, se trata de tener una verdadera política sanitaria en el SAS", ha argumentado la Federación de Servicios Públicos de UGT-A, convencida de que "es evidente que hace mucho tiempo que nuestro sistema sanitario público carece de una verdadera política que distribuya los recursos sanitarios, que sirva para motivar a nuestros profesionales, que incentive a los trabajadores, que organice los recursos y que de una vez por todas dé respuesta a las necesidades de los más de 8 millones de habitantes que tiene nuestra comunidad".

"No podemos estar constantemente al albur de las ocurrencias de unos dirigentes que sin ningún rumbo van tomando decisiones parciales para acallar protestas, no es eso lo que necesitamos", ha señalado esta Federación de UGT-A.

"La Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Andalucía no podemos consentir que nos digan que hay 1.300 millones de euros más para la sanidad, y que tengamos a los centros como los tenemos: o son muy malos o es simplemente mentira", ha sostenido en su comunicado.

"Como mentira son las mejoras que prometieron para nuestros profesionales, como mentira es el plan de listas de espera, como mentira son las inversiones en nuevos centros y servicios, como mentira es que quieren homologarnos retributivamente al resto del Estado, y como mentira son los miles de contratos de larga duración que dicen que han dado o van a dar", ha proseguido señalando el sindicato.

La Federación de Servicios Públicos de UGT Andalucía ha argumentado que el cese del gerente del SAS "es el parche que el Gobierno de Andalucía ha puesto para parar una hemorragia que ellos mismos han provocado con sus políticas economicistas y la falta de gestión". "El mal no está donde han colocado ese pequeño parche, está en la política que llevan a cabo, y ellos lo saben", ha apostillado este sindicato.

Sillas vacías en una sala de espera del Hospital del PTS. p.v.m.

El sector de Sanidad de CSIF-A ha argumentado, a través de una nota, en la necesidad de "afrontar la precariedad laboral que vive la sanidad en nuestra Comunidad y abordar los problemas que día a día afectan a los trabajadores sanitarios de los centros asistenciales en los órganos de representación".

El sindicato ha recordado al nuevo gerente del SAS un listado de necesidadades, que ha arrancado en dotar a los centros de "los recursos humanos necesarios para mantener la calidad asistencial", ha proseguido con "volver a la contratación mínima de seis meses para los puestos estructurales", así como ha apostado por "abordar la discriminación que supone que más de 30.000 profesionales no puedan acceder a la Carrera Profesional, reforzar la Atención Primaria, avanzar en la igualación de las ratios y dotación de plantilla y establecer un calendario para la equiparación salarial con la media nacional", tras recordar que "Andalucía es la comunidad con menos profesionales y los sueldos más bajos".

CSIF-A ha emplazado a la Administración y al nuevo gerente a que "retome el diálogo y haga una apuesta firme e inequívoca por la sanidad pública y de calidad" y ha expresado su compromiso con "la sanidad y sus profesionales y analizará las nuevas propuestas del Servicio Andaluz de Salud, esperando que sean las demandadas por la ciudadanía y su implementación inmediata".

Este sindicato ha sostenido que "como cada jueves desde el pasado mes de octubre, el sindicato ha liderado las reivindicaciones de más de 3.000 profesionales en todos los hospitales ante la grave situación de la sanidad andaluza" y ha denunciado "la apertura de centros de salud sin médicos, la falta de especialistas en hospitales, el cierre de camas y la parálisis de muchos servicios por la falta de personal en todas las categorías".

Bendodo: "Somos un Gobierno en evaluación permanente y permanente ambición de mejora"

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, se ha pronunciado este lunes sobre el cese del gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Moreno Verdugo, y ha asegurado que "no es el primer cese ni va a ser el último" ya que "éste es un Gobierno que está en permanente evaluación y en permanente ambición de mejora", de manera que "eso conlleva movimiento del equipo de directivo de todas las consejerías". 

A preguntas de los periodistas en Huelva, Bendodo ha remarcado que "el director del SAS es una persona con experiencia y ha pedido volver a su hospital de referencia, el Carlos Haya de Málaga", donde va a "liderar la construcción de un nuevo hospital en la ciudad". En este sentido, ha recordado que ha estado nueve meses al frente del SAS, periodo en el que "ha marcado y definido la estrategia del nuevo gobierno respecto a la sanidad pública de Andalucía" y por tanto "ya ha cumplido con su cometido y vuelve a su ciudad y hospital de referencia".

A su juicio, "no hay que darle más vueltas" porque se trata de "equipos en permanente renovación y evaluación". No obstante, ha admitido que es cierto que este nuevo gobierno andaluz se ha encontrado "una sanidad pública quebrada por el anterior gobierno y nada más llegar tuvimos que afrontar el medio millón de andaluces que, para el gobierno socialista no existía en las listas de espera y hemos tenido que incorporarlos".

En este punto, ha subrayado que "la mayor apuesta inversora" del gobierno autonómica es para la sanidad publica ya que "por primera vez en la historia un presupuesto de la Junta superará los 11.000 millones de euros en la Consejería de Salud". Por tanto, considera que se ha demostrado que "la gran bandera del socialismo, que decían que era la sanidad pública, era el gran fraude" de los socialistas.

Así las cosas, el consejero de Presidencia ha subrayado que todo requiere "mucho margen de mejora", incidiendo en que es "complicado" ejecutar todo lo necesario en diez meses. "Estamos aumentando el presupuesto en sanidad pública, hemos contratado 4.200 profesionales, ya no se hacen contratos por horas a profesionales sino que hasta final de año se ha fijado un mínimo de seis meses y a partir del próximo año el mínimo será de 12 meses", así como "vamos a meter vía enmienda la mejora de las cantidades a percibir por los profesionales en las guardias", aspecto que era una reivindicación de este colectivo.

"Todavía quedan muchos retos pero es que venimos de muy atrás", ha proseguido Bendodo, que ha explicado que el hecho de que se releve a algún directivo en el SAS es lo que "menos trascendencia tiene" cuando este nuevo gobierno "ha venido a mejorar la sanidad pública".

"Entiendo las manifestaciones en la calle", ha dicho, antes de pedir que se tenga en cuenta que llevan al frente de la Junta diez meses y "no podemos arreglar lo que otros no han hecho en 37 años", ha reiterado. "Vamos a mejorar mucho la sanidad pública, que es el principal objetivo del Gobierno andaluz", ha zanjado.

El Sindicato Médico "pide un cambio de verdad en la gestión"

El presidente del Sindicato Médico Andaluz (SMA), Rafael Carrasco, ha abogado este lunes por que detrás del anunciado cese del gerente del SAS haya "un cambio de verdad en la gestión" de la sanidad pública andaluza, porque "para cambiar cromos ya jugamos de pequeños".

Así lo ha expresado en una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press.

Protesta este domingo en Sevilla de representantes del Sindicato Médico.

Pese a que el cese se ha conocido este domingo, el mismo día de la concentración de facultativos andaluces convocada por el SMA ante las puertas de la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, en el Palacio de San Telmo (Sevilla), para exigir al Gobierno andaluz las mejoras laborales y asistenciales comprometidas, el presidente del sindicato médico no cree que la protesta haya sido el detonante de este relevo.

En esa línea, Carrasco ha apuntado que, "normalmente, cuando un sindicato organiza una protesta no hay cese, porque ningún político quiere dejar clara la relación causa-efecto, por lo que en este caso es sorprendente que, coincidiendo con la concentración, se produzca el cese", según ha abundado el representante sindical antes de remachar que, por eso, "me inclino a pensar que este cese ya estaba pensado antes de --la protesta-- y no ha sido una consecuencia directa".

No obstante, ha apostillado que el Sindicato Médico Andaluz es "una fuerza sindical importante" que representa "al 90% de los facultativos andaluces, por lo que nuestras opiniones sabemos que influyen a veces en el devenir de la gestión pública", pero "en este caso no creo que haya sido una relación causa-efecto tan evidente como se ha dado a entender", según ha insistido.

En todo caso, preguntado acerca de si celebra este cese, Carrasco ha respondido que "para cambiar cromos ya jugamos cuando pequeños", y salvo casos excepcionales en los que hay cargos que son "absolutamente impresentables" y por eso celebran sus ceses, en general, "que cambien las personas no significa otra cosa que no pueda expresarse o entenderse exclusivamente en términos políticos", de forma que "hay personas que gozan de mayor respaldo en un momento dado y lo pierden en otros, y se van cambiando por otros de otros sitios y los cromos se cambian", según ha reflexionado.

"A nosotros lo que nos importa es que detrás haya un cambio de verdad en la forma de gestión, en el cumplimiento de las promesas y el desarrollo de la sanidad andaluza", según ha aseverado el presidente del Sindicato Médico, quien también ha opinado que, "cuando un organismo como una Consejería de Salud o el SAS, después de once meses de gestión, no ha conseguido su objetivo ni una buena prensa, normalmente no es culpa de una sola persona", que, además, "seguramente lo que habrá hecho es cumplir indicaciones", ha agregado.

En esa línea, ha incidido en que "la gestión que el SAS ha hecho en estos meses no ha sido la que esperábamos ni la que esperaba la mayor parte de la sociedad andaluza", y al hilo ha lamentado que "somos la comunidad que menos invierte en sanidad desde hace décadas", con una inversión por habitante de "1.151 euros aproximadamente, por debajo de Extremadura".

Por eso, el representante sindical ha aseverado que "no se puede vender a la población eternamente una 'joya de la Corona' cuando se invierte en bisutería", porque "para mantener esta supuesta joya de la Corona hay que invertir, y no podemos seguir siendo el culo de España a la hora de invertir en sanidad".

"O los políticos se enteran de esto, de que hay que invertir más en sanidad, o esto no va a levantar cabeza", según ha advertido Rafael Carrasco, quien también ha criticado que Andalucía es "la comunidad que peor paga a los médicos", y existe un "mal endémico" que es "la falta de inversión y, por ende, la equiparación salarial con el resto de España".

Reivindicaciones del Sindicato Médico

Cabe recordar, en ese sentido, que, entre las reivindicaciones del SMA figuran "avanzar de forma firme hacia la equiparación salarial con la media nacional tanto en las retribuciones fijas como variables, incluyendo la retribución de la jornada complementaria".

También, "desarrollar un nuevo sistema de organización de la Atención Primaria que permita reducir su excesiva burocratización, adaptar las agendas, retribuir adecuadamente las sobrecargas y acúmulos" y la "revisión del modelo de Urgencias en Andalucía".

Otras reivindicaciones son "modificar el actual modelo de carrera profesional, recogido en el Acuerdo de 16 de mayo de 2006, de la Mesa Sectorial de Negociación de Sanidad, sobre política de personal, para el período 2006 a 2008, con el fin de permitir el acceso a la carrera profesional del personal temporal -y otros colectivos excluidos- y simplificar y desburocratizar el actual sistema de acceso y promoción en los diferentes niveles de carrera", así como "modificar el actual modelo de productividad, con el fin de reducir al mínimo el porcentaje variable y acabar con su opacidad y arbitrariedad actuales".

"Implementar la aplicación efectiva de un nuevo Plan de prevención de agresiones", adoptar "las medidas necesarias para ajustar las plantillas a las necesidades reales de la población y garantizar la cobertura efectiva de todas las ausencias", establecer "un marco regulador de la jornada ordinaria y complementaria, en especial en lo referente a las guardias localizadas", además de "convocar, de manera inmediata, las ofertas públicas de empleo de estabilización de las cinco Agencias Públicas Sanitarias e integrar a éstas en un único Sistema Sanitario Público Andaluz", y que los nombramientos de cargos directivos e intermedios en Servicios, Unidades o Centros de ámbito clínico recaigan "sobre personal facultativo" son otras reivindicaciones del SMA.

Los problemas del SAS "no se solucionan sólo con el cese de su gerente", advierte FACUA

Facua Andalucía ha considerado "insuficiente" la destitución del gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Moreno Verdugo, tras las numerosas protestas por falta de personal y medios en la sanidad de la región y ha estimado que "son necesarios cambios profundos" en las políticas llevadas a cabo por la Consejería de Salud para solventar los problemas del SAS, respecto a los cuales ha estimado "que no se solucionan sólo con el cese de su gerente".

Facua Andalucía ha recordado que ya se ha dirigido en varias ocasiones a la Consejería para reclamar modificaciones urgentes en la gestión, ha expresado a través de una nota.

La organización de consumidores ha esgrimido que en agosto de este año pidió la dimisión del consejero de Salud, Jesús Aguirre, por la nefasta gestión que ha llevado a cabo la Consejería durante la crisis de la Listeria por productos contaminados de Magrudis.

La federación insiste en que el cese de Moreno Verdugo no cierra este capítulo y sigue pidiendo responsabilidades a Aguirre como responsable máximo de Salud.

La asociación de consumidores ha reclamado, entre otras medidas, "la apuesta por una sanidad pública fuerte, el aumento del gasto en atención sanitaria para garantizar su acceso en igualdad de condiciones a toda la ciudadanía, la reducción de las listas de espera y el impulso de la atención primaria".

Facua ha criticado que Salud no haya informado aún de las medidas previstas para llevar a cabo la reducción de listas de espera que anunció públicamente ni para descongestionar la atención primaria, entre ellas, aprobación de un plan piloto en 35 centros de salud de la comunidad para adecuar los tiempos de consulta, reducir la burocracia y mejorar la gestión.

Hasta el momento, ha señalado Facua, "no ha informado de cómo pretende llevar a cabo este plan, ni mucho menos de los resultados de la prueba". "Y tampoco ha contado con la participación de los representantes de los usuarios y otros agentes de la sociedad a la hora de elaborarlos", ha apostillado Facua.

Más información: