Ven al Parque de las Ciencias
El consejo de administración de la empresa municipal, señalada por su opaca gestión, rechaza suprimir puestos directivos

La pinza PP-Cs impide poner orden en Gegsa

Política - Redacción El Independiente de Granada - Sábado, 14 de Octubre de 2017
El consejo de administración de la empresa municipal, señalada durante años por su opaca gestión, rechaza modificar el organigrama para suprimir puestos directivos y traspasar las competencias de la Huerta San Vicente, el Auditorio Falla y el Teatro Isabel La Católica al área de Cultura.

Un informe alertó este año de irregularidades en los contratos directivos. p.v.m.

El intento de poner orden en la empresa pública municipal Granada Eventos Globales, Gegsa, señalada durante la etapa del PP por su opaca gestión, convertida en un cajón de sastre con competencias tan dispares como la Huerta de San Vicente, aparcamientos públicos o el Palacio de Deportes, además de la televisión municipal, y como un 'coladero' para puestos de libre designación, se ha frustrado esta semana. 

Los votos en contra de PP y Ciudadanos en el último consejo de administración han impedido reestructurar sus competencias, recuperando para el área de Cultura la gestión del Auditorio Falla, la Huerta de San Vicente y el Teatro Isabel La Católica, y otro paso más importante aún, la modificación de su organigrama para eliminar puestos directivos y aliviar el gasto en puestos de alta dirección en la empresa. Según cálculos de CGT, el coste de los puestos directivos en Gegsa supera los 300.000 euros anuales. 

La propuesta que llevó el gobierno local a la sesión era la supresión de tres direcciones generales en la empresa, que quedaría con la figura de un gerente para las tareas de dirección, además del personal vinculado a su funcionamiento, tanto el personal laboral como los funcionarios adscritos a la empresa. 

Un ahorro importante si se tiene en cuenta la situación tan delicada que atraviesa el Ayuntamiento, que intentará en las próximas semanas sacar adelante un duro plan de ajuste que pretende reparar en cinco años un agujero económico de 90 millones de euros para evitar la quiebra. 

Los consejeros de PP y Ciudadanos votaron en contra, evidenciando el acercamiento entre ambas formaciones. En esta posición de voto sorprende el rechazo de Ciudadanos a la supresión de puestos directivos de libre designación, al ser una de las reclamaciones que vienen haciendo en la negociación del Plan de Saneamiento. Solo votaron a favor los consejeros de PSOE y de IU.

Precisamente la formación de izquierdas viene reclamando la disolución de la empresa, que tacha de "chiringuito", y ha llegado a cuestionar también "el blindaje" de puestos directivos, en concreto de un alto cargo nombrado en la anterior etapa por libre designación -que llegó a ir como candidato en las listas del PP- y al que se le reservara el puesto mientras desempeña otras tareas profesionales fuera de Granada.  

En el caso de Vamos Granada, su representante se abstuvo, lo que también impidió recurrir a la opción del voto de calidad del presidente para poder haber sacado adelante una propuesta muy demandanda desde la salida del PP del gobierno municipal. Fue precisamente Vamos Granada la formación que hace unos meses alertó sobre la situación los puestos directivos con contratos "en fraude de ley", como reveló un informe municipal. 



Ese informe, consultado por El Independiente de Granada, advirtió que, tanto en el caso de la dirección de Cultura como de Eventos Deportivos de Gegsa, el gobierno del PP formalizó en 2012 contratos laborales con carácter indefinido, con una cláusula que añadía que adquirían la condición de personal laboral fijo. El informe refirió en primer lugar que en esa fecha, con los recortes aprobados por el Gobierno central, no estaban autorizadas las convocatorias de plazas vacantes -salvo "en casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables". 

El sistema elegido entonces, de libre designación, se utiliza para personal que ya tiene la condición de funcionario, no es un sistema de selección de personal; señalando que para ese contrato laboral indefinido se tendría que haber optado por un sistema selectivo -oposición, concurso-oposición o concurso-. 

Entre las conclusiones que señalaba dejaba claro que ese personal no debiera ostentar la condición de personal laboral fijo, "al no haberse seguido en ninguno de los casos el procedimiento legalmente establecido para la consecución de tal carácter". Y planteaba opciones para resolverlo y evitar una situación de "incertidumbre" en la relación laboral.

La supresión de esos tres puestos directivos se enlazaba con otro punto del orden del día del consejo, según las fuentes consultadas por El Independiente de Granada, que trató previamente de reestructurar las competencias. En concreto se planteó solicitar al pleno recuperar la encomienda de gestión que se hizo en su día a Gegsa de espacios culturales de mucho significado para la ciudad, como son el Auditorio Falla, la Huerta de San Vicente o el Teatro Isabel La Católica. Igualmente fue rechazado por PP y Ciudadanos. 

Información relacionada: