Recicla las pilas
Comienza la negociación del plan de saneamiento

La Oficina Presupuestaria elaborará un informe con la viabilidad de las propuestas planteadas por los grupos para sanear las cuentas

Política - IndeGranada - Martes, 13 de Junio de 2017
Los portavoces municipales fijan el calendario, con dos reuniones semanales y el horizonte de julio para tener aprobadas las medidas.
El teniente de alcalde Baldomero Oliver.
Miguel Rodríguez.
El teniente de alcalde Baldomero Oliver.

Los grupos municipales con representación en el Ayuntamiento de Granada han comenzado este lunes las negociaciones para articular un plan de saneamiento que permita reducir los 90 millones de remanente negativo de tesorería en un plazo de diez años.

En el encuentro de hoy se ha fijado un calendario que plantea al menos dos reuniones semanales y el horizonte de que el plan esté aprobado para el próximo mes de julio. En las negociaciones que proseguirán por tanto las próximas semanas se analizarán las propuestas presentadas por los grupos y el borrador articulado por el gobierno local, con la presencia de los técnicos. De entrada esas medidas van a ser evaluadas por la Oficina Presupuestaria Municipal, para que establezca su viabilidad y detecte problemeas ecónomicos o financieros y también las contradicciones que pueden existir entre ellas. 

La primera tarea es detectar "aquello en lo que podríamos estar de acuerdo y no poner el énfasis en lo que nos separa", ha dicho a El Independiente de Granada el portavoz y responsable del área de Economía, Baldomero Oliver. Todo ello con el fin último de sacar adelante un documento que establezca "objetivos" que dejen cierto margen a los gobiernos futuros que tendrán que seguir gestionando el plan y saneando las cuentas. 

Se parte de puntos en torno a los que hay cierto consenso sobre su necesidad. Se pone sobre la mesa, para el futuro, la necesidad de una ponencia de valores para ajustar el IBI; "al menos que se pida" al Gobierno; también de evaluar los puestos de trabajo, para saber si la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) está o no "racionalizada". Asimismo, mejorar las herramientas de recaudación, ahora "obsoletas" y que podría permitir más ingresos sin subir la presión fiscal.

En la mesa de negociación, el borrador que planteó el gobierno local (que puede consultar en el siguiente enlace: Plan de choque para salvar la economía municipal de Granada: 4% de subida del IBI en los tres próximos años y no cubrir vacantes), y las medidas aportadas por los grupos de la oposición. 

Las medidas de la oposición

El coordinador del Partido Popular, Juan Antonio Fuentes, ha explicado a Europa Press que el encuentro de este lunes ha servido para poner las bases de un calendario de reuniones en las que abordar "la parte que más nos acerca a todos" y los "temas que más nos preocupan" como son los relativos a política de personal e impuestos, debatiendo hasta llegar a un acuerdo.

El grupo municipal del PP ha planteado que el plan de saneamiento no debe traducirse en una subida del IBI ni tampoco a la plantilla municipal, y ha abogado por mejorar la eficacia en la recaudación impositiva, con la revisión de los planes de mejora presentados en los últimos ejercicios en esta materia.

El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos de Granada, Manuel Olivares, ha presentado en rueda de prensa el primer paquete de medidas económicas que su grupo planteará al plan de saneamiento. Se traduciría en un ahorro de doce millones de euros en el capítulo uno correspondiente a gasto de personal, que podría pasar así de un presupuesto global del 43 por ciento a un presupuesto del 38 por ciento.

"Los principales problemas económicos de este Ayuntamiento son estructurales, no coyunturales, y es necesario trabajar de una forma global para aportar soluciones definitivas no solo hasta final de este mandato, sino para los próximos años", ha asegurado Olivares.

Las medidas que plantea el grupo de Ciudadanos van destinadas a aplicarse en todos los organismos dependientes y participados del Ayuntamiento y se basan en tres grandes ejes: congelación temporal de la oferta de empleo pública, mejora de la estructura de los trabajadores del Consistorio, y reducción y compensación de las horas extra con días de descanso.

En cuanto al grupo municipal de Vamos Granada, ha subrayado su pretensión de que "el Ayuntamiento tiene que encontrar el modo para que el turismo aporte a los servicios públicos que utiliza". En este sentido, su portavoz municipal, Marta Gutiérrez, ha recordado al concejal de Economía que "buscar un acuerdo con la Junta de Andalucía para regular los alojamientos turísticos y establecer una tasa turística de carácter social y medioambiental, no sólo es perfectamente legal, sino que es una obligación".

Vamos Granada ha hecho hincapié también en la necesidad de un plan de energía que incorpore medidas eficiencia energética y ahorre hasta un 50 por ciento de la factura de la luz, o la revisión del plan de gestión de residuos y el convenio con Ecoembes, que en ciudades como Córdoba aporta más del doble en euros por habitante que en Granada, o el rescate de los servicios públicos externalizados, especialmente los que vencen en los próximos tiempos, como son los de Inagra o Rober.

Las concejalas Marta Gutiérrez y Pilar Rivas. miguel rodríguez

Por su parte, el portavoz municipal de IU en Granada, Francisco Puentedura, ha presentado un total de 46 propuestas con el objetivo de "atajar los problemas estructurales que tiene la economía municipal" reduciendo las partidas de gasto "innecesarias" como publicidad, en más de 100.000 euros anuales, o puestos directivos, lo que supondría más de medio millón de euros al año.

En lo referente a ingresos, IU plantea un ajuste del impuesto de bienes inmuebles conforme a "criterios de progresividad fiscal" y que "se eviten subidas lineales antiprogresivas". Propone incrementar el IBI social al 95 por ciento del impuesto, además de incrementar el tipo diferenciado a grandes superficies, industrias contaminantes o grandes empresas de la ciudad.

En declaraciones a los periodistas este lunes, el alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca, realizó un llamamiento a la "responsabilidad" para articular un plan de saneamiento de la economía municipal, lo cual señaló que es "un compromiso de todos", y no solo del PSOE, que gobierna en minoría con ocho de 27 concejales en Granada, ciudad que tiene los presupuestos prorrogados.

El regidor granadino afirmó que, "una vez que hemos decidido que no se suben los impuestos, que eso es lo que está en la propuesta del plan de saneamiento", los grupos políticos han de "sumar" y aportar "soluciones", como "se comprometieron a hacer" en la línea de "plantear iniciativas para sacar adelante económicamente este Ayuntamiento".