La Junta promueve el empleo

La Fiscalía abre diligencias contra el alcalde de La Zubia (Ganemos), al que el PP pide responsabilidades

Política - EP - Miércoles, 25 de Mayo de 2016
Inmaculada Hernández, portavoz del PP en La Zubia.
PP
Inmaculada Hernández, portavoz del PP en La Zubia.

La Fiscalía ha abierto diligencias contra el alcalde de La Zubia, Antonio Molina (Ganemos) después de que fuera denunciado por posible prevaricación y tráfico de influencias en un proceso de selección de trabajadores de la piscina municipal, que suspendió después de que fueran elegidos los tres candidatos, y luego volvió a convocar tras modificar la composición del tribunal.

Así lo ha informado en rueda de prensa la portavoz del PP en La Zubia, Inmaculada Hernández, quien ha exigido responsabilidades políticas tanto al alcalde como a la concejal de Personal, Trinidad Montes, si continúa el proceso judicial abierto.

Concretamente, según ha explicado, la Fiscalía Superior ha abierto diligencias de investigación penales y las ha remitido a la Fiscalía Provincial porque ve "serios indicios de delito" por supuesta prevaricación y tráfico de influencias.

La denuncia se dirigió contra Antonio Molina, la concejal de Personal y el asesor técnico de la piscina municipal, por un proceso de selección de trabajadores destinados a la piscina municipal, que se suspendió después de que fueran elegidos los tres candidatos, para luego volver a convocar las plazas tras modificar la composición del tribunal.

Dos de los candidatos que obtuvieron una de las plazas en la primera convocatoria han sido los firmantes de las denuncias y uno de ellos, en su escrito, sostiene que el alcalde actuó de forma "caprichosa y arbitraria" cuando el órgano seleccionador no le obedeció, incluyendo un "supuesto asesor técnico" que era de su confianza y que también ha sido denunciado.

Inmaculada Hernández ha apelado al "código ético" de Podemos que habla de "corrupción cero" y ha recordado que Trinidad Montes, concejal de Personal, que está siendo investigada por la Fiscalía, es candidata de Podemos al Congreso de los Diputados "y tiene que tener una conducta intachable, pero lamentablemente ya tiene una mancha en su currículum".

"¿Van a aplicar su código ético en virtud del cual cualquier concejal de Podemos que esté siendo investigado por prevaricación tiene que abandonar inmediatamente su acta de edil y dejar paso a un compañero de su lista?", ha planteado.

Hernández ha explicado que en el pleno ordinario celebrado este martes en el Ayuntamiento de La Zubia se llevó este asunto al apartado de ruegos y preguntas, y la respuesta del alcalde fue "poco menos que sorprendente".

"Lejos de echar una mano a los denunciantes, su respuesta ha sido la de denunciar al primer candidato que trasladó su disconformidad ante la justicia, siguiendo su máxima de que no hay mejor defensa que un buen ataque, además de proferir amenazas contra todos los concejales de la oposición y los vecinos que no estén a favor de su gestión", ha lamentado la portavoz del PP zubiense.

Los hechos se remontan al 26 de octubre de 2015, cuando el alcalde convocó por decreto la selección de tres personas dentro de las categorías de monitor de natación y monitor socorrista acuático. El 9 de noviembre, el tribunal seleccionador se reunió para tratar el asunto, una reunión a la que acudió un gestor comercial y asesor técnico de la piscina municipal, "un emisario político" del alcalde, quien supuestamente "trató de imponer su criterio" sobre los requisitos exigibles a los aspirantes y se enfrentó al tribunal, según consta en el acta.

El 10 de noviembre, el tribunal seleccionador hizo la propuesta de contratación de los tres aspirantes de mayor puntuación, entre los que se encontraban los denunciantes, una propuesta que además se publicó en el tablón de anuncios del Ayuntamiento.

Al día siguiente se suspendió el proceso

Sin embargo, un día más tarde, el 11 de noviembre de 2015, el alcalde, "vistas las personas seleccionadas y que el asesor por él enviado no impuso su criterio en la selección", dictó un nuevo decreto para suspender el proceso, "sin expediente previo y a sabiendas de su injusticia, de forma grosera, arbitraria y como acto de poder", según consta en la denuncia. El alcalde alegó falta de crédito presupuestario para suspender el proceso.

"La persona que, en virtud de los principios de igualdad, mérito y capacidad ha logrado acceder a un puesto de trabajo en el Ayuntamiento de La Zubia ve cómo, de forma caprichosa y totalmente arbitraria, el alcalde decide que eso ya no vale. Como no me gusta quién ha salido, rompo el juguete y aquí ya no juega nadie", ha recriminado Inmaculada Hernández.

La Junta de Gobierno Local aprobó el 23 de diciembre de 2015 las bases para la selección de trabajadores laborales temporales para prestar servicios en la piscina municipal, bases en las que "se dejan de aplicar" los criterios de selección de monitores. El objetivo era, según consta en la denuncia, "seleccionar a quienes el señor alcalde y el gerente de la piscina desean contratar", "acomodando" las bases a los currículos de las personas que ellos querían.

El nuevo proceso de selección se produjo el 12 de enero de 2016, cuando se aprobó una lista de admitidos y de excluidos, y se nombró a un tribunal seleccionador incorporando como asesor al gerente de la piscina, "persona de confianza del alcalde". Según el denunciante, este proceso "es tan arbitrario" que ni siquiera se respetaron los plazos establecidos en la convocatoria, y además el tribunal actuó antes de ser nombrado, "vulnerando flagrantemente la ley".

"Estos hechos que son injustos y arbitrarios son los hechos que han denunciado estos particulares, vecinos de La Zubia, ante los que el alcalde de Podemos responde que nos vamos a ver todos en los tribunales porque todos están contra él y tratan de difamar su honor", ha señalado la portavoz 'popular'.

A juicio de Hernández, Antonio Molina "no es consciente" de que es el alcalde y le corresponde gobernar de forma "justa" para todos los vecinos. Inmaculada Hernández ha recordado que La Zubia está gobernada por un "pacto de perdedores", cuya gestión deja mucho que desear y lo sufren los zubienses, al dejar su pueblo cubierto por la "sombra de la corrupción".