Campaña de recogida y adopción de mascota. Diputación de Granada

Granada pierde el tren

E+I+D+i - M.A. - Viernes, 24 de Julio de 2015
La supresión del tren nocturno a Barcelona desata una nueva polémica en torno al transporte ferroviario en Granada. En pleno debate sobre el soterramiento del AVE a su paso por La Chana, que el próximo lunes llegará a las sesiones plenarias de carácter extraordinario convocadas, el Ayuntamiento suma un agravio más al trato que recibe desde el Ministerio de Fomento. Por carta, el alcalde se queja al presidente de Renfe de que no conocía los planes para "aislar aún más" a la ciudad con la supresión de esa conexión y exige a la operadora que dé marcha atrás en sus pretensiones y mantenga el servicio en las actuales condiciones.
El alcalde ha remitido una carta al presidente de Renfe para quejarse por la supresión de la conexión ferroviaria a Barcelona.
Miguel Rodríguez
El alcalde ha remitido una carta al presidente de Renfe para quejarse por la supresión de la conexión ferroviaria a Barcelona.

A principios de mes la concejala de Urbanismo, Isabel Nieto, desveló que el Ministerio de Fomento no cogía el teléfono al Ayuntamiento de Granada desde hacía años para hablar del soterramiento del AVE. Sus palabras sorprendieron, tanto como la carta que envió este viernes el alcalde, José Torres Hurtado, al presidente de Renfe para quejarse por la supresión del tren nocturno a Barcelona, que desconocía y de la que tuvo noticias por la prensa.

Breve, solo cuatro párrafos (que puede consultar en este enlace: carta del alcalde), uno de los cuales resumía el sentir del regidor: "Mi sorpresa e incredulidad ante tal decisión se ve incrementada por el desconocimiento que el Ayuntamiento de Granada tenía sobre las intenciones de RENFE, sin la más mínima comunicación o reflexión, sobre una supresión que sin duda afecta muy negativamente a la economía local y provincial".

Dice no entender "el empeño" en "aislar aún más" a una ciudad y una provincia que lo que necesitan son "más y mejores comunicaciones, no suprimir las pocas que tenemos". Y exige que se paralice esa decisión y se mantenga el servicio en las actuales condiciones, por ser "un asunto de interés general para la ciudad de Granada". 

Renfe justifica la supresión de esa línea, que según UGT mantenía ocupaciones del 100% de las plazas (220), en las obras del tercer carril del Corredor Ferroviario entre Valencia y Castellón. La alternativa, el transporte en autobús hasta la estación Antequera-Santa Ana. Más autobuses para la estación de tren granadina, que desde abril transporta también por carretera a los viajeros afectados por las obras entre Granada y Bobadilla (las conexiones entre Madrid-Granada, Sevilla-Granada-Almería y Granada-Algeciras). En otras líneas afectadas por estos trabajos se han suprimido servicios o modificado horarios. 

Los plazos que fija Renfe: del 1 de agosto al 6 de septiembre una primera fase. Y una segunda que finalizará el 14 de diciembre. 

En abril se establecieron transbordos en autobús por las obras Granada-Bobadilla. miguel rodríguez

Sobre la cuestionada supresión también se pronunció Vamos Granada, para exigir que no se desmantelen conexiones territoriales "imprescindibles", como la de Levante. La formación aseguró que que el Corredor Mediterráneo y la conexión con el Puerto de Motril son "cruciales para la cohesión y desarrollo económico sostenible y equilibrado de nuestra región". La Alta Velocidad, por sí sola, agregó Vamos Granada, es "cara e insostenible. Apostamos por la conservación y mejora de las conexiones existentes, para mantener y recuperar el tren como transporte asequible, sostenible y cohesionador", añadió la formación. 

UGT también rechazó la medida y coincidió en ver, como señala el alcalde en su misiva, que la decisión condena al "aislamiento ferroviario" a Granada. El responsable del Sector Ferroviario del sindicato, Salvador Molina, llamó la atención sobre el hecho de que esta línea fuese "la única oportunidad" para salir ahora de Granada por tren, sin necesidad de utilizar el autobús para trasladarse a la estación de Antequera.

Tras destacar que la ocupaciones alcanzaban el 100 por ciento, Molina rechazó este "nuevo intento de hundir a nuestra provincia" y alertó de que la medida da "la estocada definitiva" a los puestos de trabajo en la estación, mermados ya por las obras que se llevan a cabo, que han reducido en un 60% los clientes. El responsable del Sector Ferroviario de UGT, que pidió a la clase política granadina que se movilice en defensa del ferrocarril, ve detrás de la supresión la intención de cerrar otra conexión, que define como la salida natural a Madrid y que es la Linares-Baeza. 

Molina se refirió también, en declaraciones a este diario, a la paralización de los trabajos de la integración de la Alta Velocidad reconocidos por Adif. Al respecto, el representante sindical fue muy crítico con las licitaciones que apuestan por ofertas económicas tan a la baja que finalmente se traducen en despidos de trabajadores y bajadas de sueldos. 

Alta Velocidad paralizada. Adif ha reconocido que renegocia con las empresas adjudicatarias de la integración de la Alta Velocidad en Granada, paralizada temporalmente, un modificado del proyecto. Según el Administrador de Infraestructuras, la paralización obedece a las obras del Metro y que es temporal. No obstante, al informar de esa paralización, también admitió que la Unión Temporal de Empresas que resultó adjudicataria de los trabajos pide ahora un modificado del proyecto, que cuenta con un presupuesto de 12,5 millones y un plazo de ejecución de 11 meses. Adif ha asegurado que solo aceptará modificaciones "estrictamente necesarias" y que respondan realmente a "necesidades técnicas.

La paralización de los trabajos sirvió ayer a los grupos de la oposición municipal para reivindicar de nuevo cambios en el proyecto de integración, para que recoja el soterramiento en La Chana, como exigen los vecinos. El lunes se debatirán dos iniciativas al respecto: la moción socialista que recoge el sentir vecinal y una declaración institucional con la que el gobierno local pretende salvar algunos de los aspectos que no comparte. La unanimidad respecto al soterramiento no está en duda, pero cuestiona el equipo de gobierno que haya que modificar el proyecto para introducir ya las condiciones necesarias en el futuro para abordar el soterramiento prometido por el Gobierno central para una segunda fase. 

Lo hizo el concejal de IU, Francisco Puentedura, que considera que este escenario ofrece una oportunidad extraordinaria para convocar otro concurso que haga compatible la inversión que se haga ahora con el futuro soterramiento, como reclaman los vecinos. 

Es uno de los aspectos que mantiene el PSOE en la moción que defenderá el próximo lunes: garantías de que se cotejarán los proyectos para optimizar los trabajos de la segunda fase, en la que se debe acometer el prometido soterramiento, y un reconocimiento a la tarea vecinal.

 

Imagen de una de las movilizaciones de los vecinos de La Chana. miguel rodríguez

"Nos jugamos nuestro futuro", dijo a El Independiente de Granada el presidente de la Asociación de Vecinos de La Chana, José Fernández Ocaña, que insiste en la necesidad de preparar ahora el soterramiento porque de lo contrario, "estaremos condenados de por vida". No se cree "la provisionalidad" de una inversión millonaria como la que se ejecutará, y defiende que es mejor introducir ahora las modificaciones necesarias "aunque tardemos más", para no "tirar" el dinero que se destina a una obra que cambiará en el futuro, según lo prometido. Y anima a aprovechar "este parón" para que "tomen en consideración" las reivindicaciones del barrio, apoyadas -como recuerda- por colegios profesionales de Granada y que el lunes recibirá el respaldo del pleno. Aunque  la unanimidad solo se logrará a través de la declaración institucional presentada por el equipo de gobierno y que los vecinos consideran "descafeinada".

Es tiempo, según destaca, de "hechos", de tener "alcance de miras" asegura el presidente del colectivo vecinal, que se muestra esperanzado porque el mapa político ha cambiado y exige acuerdos y consensos. 

Respecto al soterramiento, el portavoz del gobierno local, Juan García Montero, insistió, a preguntas de los periodistas, en que siempre lo han defendido y que en esa línea han ido las propuestas enviadas al Ministerio. No obstante, consideró que modificar ahora el proyecto conllevaría dos o tres años de retraso en unas obras que confía se reanuden en el menor tiempo posible. "Confiamos en el trabajo serio" de Fomento.