Un verano en el Parque de las Ciencias.

Diseñan en Granada una estación de tratamiento de aguas residuales para eliminar las bacterias de hospitales oncológicos

E+I+D+i - Europa Press/IndeGranada - Jueves, 21 de Marzo de 2019
Planta diseñada por Athisa, Nazaríes IT y la UGR.
ongranada
Planta diseñada por Athisa, Nazaríes IT y la UGR.

Athisa, Nazaríes IT y la Universidad de Granada trabajan en el diseño de una estación de tratamiento capaz de eliminar el cien por cien de las bacterias resistentes a antibióticos y los fármacos antineoplásicos presentes en las aguas residuales de los centros hospitalarios con pacientes oncológicos, lo que permitirá reducir la toxicidad y el impacto que estas aguas tienen en el medio ambiente y en la salud pública.

La presencia de bacterias resistentes a antibióticos en las aguas residuales es, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una amenaza mundial en crecimiento que provoca ya unas 25.000 muertes al año solo en Europa, según informan estas entidades en una nota.

Las aguas residuales de los hospitales oncológicos son un medio ambiente idóneo para la proliferación de este tipo de resistencias, por lo que su eliminación en el sistema de tratamiento antes del vertido a la red de alcantarillado debe ser prioritaria.

De igual manera, la incidencia de los fármacos antineoplásicos, aquellos que se usan en los tratamientos de quimioterapia contra el cáncer y que tienen una elevada toxicidad para el ser humano, sigue aumentando de manera alarmante.

Estos fármacos, que son eliminados por los pacientes hasta en un 40 por ciento en las primeras 24 horas, llegan a las aguas residuales y, puesto que muchos de ellos no pueden ser eliminados por las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR), se están detectando en los ríos.

Aunque se encuentran en bajas concentraciones, estos fármacos se consideran contaminantes persistentes que pueden tener un efecto tóxico sobre organismos acuáticos, y son objeto de vigilancia por la Unión Europea.

Esta situación ha llevado a Athisa, Nazaríes IT y la Universidad de Granada a trabajar en el diseño de una estación de tratamiento capaz de eliminar el cien por cien de las bacterias resistentes a antibióticos y los fármacos antineoplásicos presentes en las aguas residuales de los centros hospitalarios con pacientes oncológicos.

El proyecto ChemoCLEAN-Tech II, coordinado por OnGranada y financiado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, tiene dos antecedentes claves.

Por un lado, es la segunda fase del proyecto desarrollado por Athisa, Nazaríes IT y la UGR el año pasado, que también fue beneficiario de la convocatoria de ayudas para Agrupaciones Empresariales Innovadoras (AEI) y que permitió identificar los fármacos antineoplásicos presentes en las orinas de pacientes oncológicos y desarrollar un sistema piloto de tratamiento, que fue validado para su uso.

Por otro lado, tanto esta iniciativa como la anterior parten de una tecnología previamente validada, el Sistema MIMO, desarrollado por Athisa en colaboración con la Universidad de Granada.

Este sistema, basado en los principios de oxidación avanzada, plantea una alternativa a la incineración de estos residuos sanitarios, lo que permite reducir el impacto ambiental de las emisiones de gases de efecto invernadero y de contaminantes tóxicos para el medio ambiente y la salud humana generados en el sector sanitario.

En España, al menos 70 hospitales disponen de centros de oncología, que podrían beneficiarse de esta tecnología puntera reduciendo tanto su impacto ambiental.