Recicla, para respirar un aire más limpio
La oposición municipal cuestiona que se haya aceptado el pacto entre Laura García Lorca y la entidad, sin conocerlo

Un acuerdo con cláusulas confidenciales obliga al protagonismo de La Caixa en el Centro Lorca

Cultura - M. Andrade - Martes, 16 de Enero de 2018
Durante diez años, el logotipo de Caixabank estará visible en la entrada del edificio de la Romanilla, además de en su página web y en catálogos y actividades, y la entidad será mencionada en todas las actividades que se organicen.
Durante diez años, la Caixa tendrá protagonismo en la actividades del Centro Lorca. P.V.M.
P.V.M.
Durante diez años, la Caixa tendrá protagonismo en la actividades del Centro Lorca. P.V.M.

Durante una década, el logotipo de Caixabank estará visible a la entrada del Centro Lorca, junto al que ya existe de la Unión Europea; figurará además en la página web y en cuantos impresos, catálogos y rótulos se elaboren para difundir la actividad del espacio cultural; y la entidad será mencionada en los actos, inauguraciones y eventos reslacionados con el centro que albergará el legado de Lorca. 

Así se recoge en el acuerdo privado entre Laura García Lorca y la entidad bancaria que han asumido todas las administraciones que integran el Consorcio del Centro Lorca -Junta de Andalucía, Gobierno central, Ayuntamiento de Granada y Diputación Provincial- para desbloquear la llegada del legado, que estará en Granada antes de que finalice el primer semestre de este año. Un acuerdo que recoge 'cláusulas confidenciales' que según admiten las instituciones desconocen, pero que sin embargo ha sido asumido en el convenio que se firmó el pasado diciembre. 

Así se ha desvelado este martes en la Comisión de Cultura del Ayuntamiento de Granada, donde todos los grupos de la oposición han cuestionado que se acepte el acuerdo privado entre La Caixa y Laura García Lorca, que permitió en su día solventar los graves problemas económicos de la fundación que preside la sobrina del poeta, y en la práctica preservar el legado. El impago del crédito suscrito por la Fundación Lorca y el banco para ir adelantando el dinero público que después vendría para la construcción del Centro Lorca, puso en una difícil situación a la entidad. Se temió entonces con el embargo de los fondos e incluso con que la familia optara por la venta para asumir las deudas, paso este último que siempre ha negado Laura García Lorca. 

El pasado 20 de diciembre Consejería de Cultura -que ostenta ahora la presidencia del Consorcio-, Ministerio de Cultura, Ayuntamiento de Granada y Diputación Provincial firmaron con Laura García Lorca el traslado definitivo del legado a Granada, que incluye una primera fase en usufructo para pasar a ser, en un plazo de tres años, de titularidad pública. 

Duras críticas a la falta de transparencia con la que se ha negociado la llegada del legado

¿Cómo es posible que se acepte un acuerdo privado que obliga a aceptar condiciones sobre un centro público que no es propiedad ni de la Fundación Lorca ni de la Caixa? Esa ha sido la pregunta repetida por los representantes de los grupos municipales de PP, Ciudadanos e Izquierda Unida en el transcurso de la reunión en la que han denunciado, una vez más, la falta de transparencia con la que se ha negociado la llegada del legado del poeta. 

El contenido de ese acuerdo privado  -que se firmó el 8 de septiembre de 2016- se ha dado por bueno con un certificado que firma el secretario de la Fundación Lorca, José Guirao, que enumera las cláusulas referidas a la participación de la Caixa en "las actividades de la Fundación desarrolladas en el Centro Federico García Lorca en Granada". 

Ese certificado se ha incorporado como uno de los anexos al acuerdo sobre el legado. Los grupos municipales han tenido que solicitar expresamente conocer su contenido, porque no fue facilitado con el texto del acuerdo, que conocieron media hora antes de que se firmara con Laura García Lorca. Ni siquiera tuvieron la oportunidad de preguntar, como ha recordado la concejala de Ciudadanos María del Mar Sánchez. 

Por su parte, la portavoz del grupo municipal del PP, Rocío Díaz, ha lamentado las dificultades de los grupos para acceder a esta información y ha considerado muy grave que se acepten unas condiciones privadas. "Os han engañado", ha zanjado su compañero de grupo Juan García Montero dirigiéndose a la concejala de Cultura, la socialista María de Leyva. 

Muy crítico con la falta de transparencia se ha mostrado también el portavoz de IU, Francisco Puentedura. "Parecen los archivos secretos del KGB", ha llegado a decir durante la comisión, en la que ha recordado "el pufo" económico que tenía la Fundación Lorca. Hace un año -ha recordado- se le dio audiencia y lo que no pudo justificar, no solo se le iba a reclamar sino que se iba a denunciar. De ahí se ha pasado a dar por buenas las cuentas y asumir incluso el millón de euros que no ha sido posible justificar como empleado en la construcción y arranque del Centro Lorca.

La letra pequeña del acuerdo sobre el legado ha suscitado un encendido debate en la Comisión de Cultura. indegranada

La propia Abogacía del Estado evita, en el informe jurídico sobre el usufructo y dación en pago del legado Lorca, pronunciarse sobre el acuerdo entre la Fundación Lorca y la Caixa, que constituye el anexo II de esa documentación. "En lo relativo a la tercera de las cláusulas del Convenio, no se ha remitido a esta Abogacía el Anexo II del contrato, lo que impide que podamos pronunciarnos de forma expresa sobre el contenido de la cláusua que se remite al citado Anexo".

La otra observación que apunta es su informe es considerar que "debiera relevarse de forma expresa al Consorcio del Centro Federico García Lorca de la obligación de prestar fianza" para el usufructo.

El legado viene "con su carga"  

El vicesecretario general del Ayuntamiento, Rafael Guilarte, ha sostenido, interpelado por los grupos, que a lo único que las administraciones solo se comprometen a lo recogido en ese certificado y no al acuerdo completo cuyo contenido total desconocen. Una apreciación que han puesto en duda los grupos municipales. El legado viene "con su carga" ha llegado a afirmar en otro momento de su intervención.

Esa 'carga' es una deuda de algo más de un millón de euros, cantidad que no se ha considerado como gastos realizados para levantar el Centro Lorca, y también la subrogación en las deudas pendientes con los proveedores de la construcción del edificio. En total, 3,2 millones de euros, como recoge el informe del interventor municipal. 

¿Cómo se pagará ese dinero? En lo que respecta al millón, lo afrontan según su porcentaje de participación en el Consorcio, cada una de las administraciones. Lo que resta hasta los 3,2 millones eran deudas que aún no habían cancelado Consejería (1,2 millones) y Ministerio (600.000 euros aproximadamente).

Un legado de más de 18 millones con valoraciones de 2007

Hay otro elemento que preocupa a la oposición municipal, que es la que está ejerciendo mayor fiscalización respecto al acuerdo, frente a los grupos de otras instituciones como la Diputación, el Parlamento de Andalucía o el propio Congreso, y que es el inventario.

En la documentación que se ha facilitado a los grupos figura un resumen de la valoración que hizo en noviembre de 2007 la casa de subastas Christie's, que fijó una horquilla entre 11,9 y 17,4 millones; a lo que se suma 1.244.000 euros de la valoración de Subastas de Arte Durán.

Más información:

Las reacciones: