Un verano en el Parque de las Ciencias.

Stop Desahucios logra 62 acuerdos para familias granadinas amenazadas con desahucios en los que va de año

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 1 de Julio de 2015
Una cuarta parte son daciones en pago y también hay reestructuraciones de la deuda, e incluso recompra de la vivienda a un "fondo buitre".
Una de las concentraciones de Stop Desahucios de este año, en Armilla.
Stop Desahucios
Una de las concentraciones de Stop Desahucios de este año, en Armilla.

Stop Desahucios 15M Granada ha propiciado en lo que va de año 62 acuerdos entre familias amenazadas por desahucios y entidades financieras, según ha informado la plataforma en un comunicado.

Se trata de 62 hogares (entre 150 y 200 personas) que, "frente a la amenaza más o menos inminente del desahucio, decidieron no rendirse y pelear para mantener su vivienda en mejores condiciones económicas", dice la plataforma.

De estos 62 acuerdos firmados, un 26% de ellos son daciones en pago con condonación total de la deuda. El resto son reestructuraciones y carencias generalmente, aunque no siempre, realizadas en el marco del "código de buenas prácticas" de las entidades financieras. También hay otro tipo de soluciones, como el "extraordinario acuerdo en el caso de Rosario y Emilio, quienes, tras cuatro años intensos de lucha, han conseguido recomprar por 10.000 euros su vivienda al fondo buitre que se había hecho con ella", cuenta la organización.

Entre las entidades con las que se ha llegado a acuerdos, destaca el Banco Santander, incluida "su financiera vinculada, UCI", que ha aglutinado aproximadamente la mitad de los acuerdos. Unicaja, BBVA, BMN y Caixabank les siguen en número de casos resueltos.

Por otro lado, los 62 hogares se reparten entre una quincena de localidades de la provincia, destacando Granada, Almuñécar, La Zubia, Belicena, Chauchina o Padul.

"La lucha sigue", indica Stop Desahucios, "las soluciones alcanzadas gracias a la organización y el trabajo colectivo suponen un respiro para muchas familias trabajadoras. Siin embargo el derecho a la vivienda es una realidad que tendremos que conquistar y seguir dando los pasos necesarios para ello. A ello se suma también las reivindicaciones y luchas por el derecho a los suministros básicos: el agua, la luz, el gas son derechos no privilegios, ni mercancías. Por todo ello seguimos adelante, en las calles", finaliza el comunicado.