La Junta promueve el empleo
Los embalses de Cubillas y Colomera se encuentran en situación de emergencia

Los pantanos de Granada, al 45% de su capacidad tras el tercer año seco consecutivo

Ciudadanía - J. M. M. - Lunes, 3 de Octubre de 2016
Los embalses de la provincia han reducido su llenado en más de diez puntos respecto al año pasado. El año hidrólogico se cierra con poco más de 220 litros por metro cuadrado, muy por debajo de los 365 de media histórica.
Aspecto actual del embalse del Cubillas, uno de los que más agua ha perdido en el último año.
Juan de Dios García González
Aspecto actual del embalse del Cubillas, uno de los que más agua ha perdido en el último año.

Granada ha cerrado su tercer año hidrológico seco consecutivo. Ha llovido mucho menos de lo normal y eso ha hecho que los pantanos de la provincia se hayan quedado, en la mayoría de los casos, por debajo del 50% de su capacidad. 

Entre el 1 de octubre de 2015 y el 30 de septiembre de 2016, el periodo que corresponde al año hidrológico, la lluvia acumulada apenas ha superado los 220 litros por metro cuadrado, según los datos de la estación meteorológica del Aeropuerto de Chauchina, recogidos por el portal datosclima.es a partir de los registros diarios que ofrece la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). 

Encadenamos tres años hidrológicos secos, por debajo de la media: el 2013-2014, con 318 litros por metro cuadrado, ligeramente por debajo de lo normal; el 2014-2015, mucho más seco, con 232 litros/m2 y este último, con aún menos agua, 222 l/m2. Según AEMET, la media histórica anual (periodo 1981-2010) en su estación del aeropuerto es de 365 litros por metro cuadrado. Este año, por tanto, ha llovido tan solo un 61% de lo normal. 

LLUVIA ACUMULADA EN GRANADA (datos estación aeropuerto)
Año hidrológico 2013-204 2014-2015 2015-2016 Media 1981-2010
Litros por metro cuadrado 318 232 222 365

Fuente: AEMET, datosclima.es y meteoclimatic.net

Únicamente los meses de febrero, abril y mayo registraron precipitaciones por encima de la media. El resto de meses, muy por debajo. En diciembre de 2015, por ejemplo, apenas cayeron 0,6 litros; en enero, 17; y en marzo no se llegó a 9 litros. Meses con lluvias muy por debajo de lo habitual en esos periodos.

Y en el verano ya nos hemos acostumbrado a que no caiga una sola gota de agua, aparte del sofocante calor que va batiendo récords año tras año. En junio no llovió ni un día (la media histórica es de 11 litros), en julio tampoco (el promedio es de 2 l/m2) y lo mismo en agosto (la media es de 4 l/m2). Y en septiembre solo se registraron precipitaciones en dos días, que apenas dejaron cuatro litros por metro cuadrado, cuando lo normal es que caigan 19 litros de promedio. 

La escasez de lluvias, unido al fuerte calor, ha hecho que los pantanos de la provincia tengan cada vez menos agua. El último año hidrológico considerado húmedo, el 2012-2013, dejó los embalses en una buena situación, a una media del 72%, pero desde entonces se han ido vaciando. A 30 septiembre de este año la media de los pantanos de Granada es del 45%, once puntos menos que hace un año, cuando estaban al 56%. 
PORCENTAJE DE LLENADO DE LOS EMBALSES DE GRANADA
Embalse 30-09-2016 30-09-2015
Canales 42,3% 45,7%
Colomera 29,1% 52,6%
Cubillas 40,9% 62%
El Portillo 83,7% 80,9%
Francisco Abellán 40,1% 52,8%
Los Bermejales 42,1% 58,7%
Negratín 49,1% 60,8%
Quéntar 54,8% 62,8%
San Clemente 11,7% 17,1%
Béznar 53,6% 66,9%
Rules 56% 67,2%
Media de la provincia 45% 56,2%

Fuente: Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

De los dos que abastecen a Granada y su área metropolitana, Canales es el que presenta peor estado, está al 42%, mientras que el de Quéntar (de mucha menor capacidad), se encuentra a casi el 55%.  

Cubillas es de los que más agua ha perdido: está al 41%, frente al 62% que tenía hace un año. Pero los más vacíos son los de San Clemente (11,7%) y Colomera (29%), mientras que el más lleno es el de El Portillo (83,7%). 

Dos embalses en situación de emergencia

Según el último informe de sequía de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), del 1 de septiembre, el sistema de embalses de Cubillas-Colomera se encontraba en situación de emergencia, una calificación que se otorga cuando el agua disponible garantiza menos de un año de abastecimiento al 100%. 

El de San Clemente estaba en situación de alerta (abastecimiento garantizado al 100% para menos de dos años), mientras que Canales-Quéntar y Bermejales están en prealerta, lo que quiere decir que el abastecimiento del 100% está garantizado por un periodo inferior a tres años. 

Para los próximos meses de octubre, noviembre y diciembre, la Agencia Estatal de Meteorología prevé temperaturas más altas de lo normal para esos periodos, como ya viene ocurriendo en los últimos meses, pero lo más probable es que el nivel de precipitaciones sí esté dentro de valores habituales, por lo que, al menos, la situación de los pantanos no parece que vaya a seguir empeorando.