Loading

Más de 400 sanitarios se forman para afrontar la disfagia y mejorar la nutrición en pacientes frágiles

Ciudadanía - E.P. - Sábado, 26 de Agosto de 2017
Un momento de las actividades formativas.
junta de andalucía
Un momento de las actividades formativas.

Más de 400 profesionales de atención primaria y hospitalaria que desarrollan su labor en el Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada han participado en una actividad formativa con el objetivo de prevenir posibles complicaciones derivadas de la disfagia --dificultad para la deglución de forma segura-- y mejorar el manejo de las vías de administración de la nutrición en pacientes frágiles.

Según ha informado la Junta de Andalucía en un comunicado, este curso, titulado genéricamente 'Pautas de Intervención Nutricional en Pacientes Frágiles', ha contado con la participación de 445 profesionales de medicina y enfermería, junto con profesionales de las siete residencias geriátricas y varias empresas de ayuda a domicilio ubicadas en la zona de la Costa y la Alpujarra granadina.

En el transcurso de esta actividad se han realizado talleres teórico-prácticos impartidos por el equipo de Enfermería en Gestión de Casos del área.

En ellos se han actualizado conocimientos sobre valoración nutricional, manejo de test nutricionales, detección de disfagia e intervenciones para evitar sus complicaciones y tratamiento y cuidados necesarios en las vías de administración de la nutrición más frecuentes las sondas nasogástricas y de gastrostomía.

La presencia de disfagia en patologías tan prevalentes como las demencias, accidentes cerebrovasculares o párkinson puede afectar al 82 por ciento de los pacientes que las padecen, lo que aumenta el riesgo de desnutrición y la aparición de complicaciones graves como la neumonía aspirativa.

Estas situaciones clínicas producen un aumento de la vulnerabilidad de los pacientes, predisponiéndolos a desarrollar una mayor dependencia y mortalidad, por lo que son definidos como pacientes frágiles.

Cuidados seguros y eficientes

La detección precoz de esta situación permite instaurar acciones correctoras, tales como un adecuado control de sus patologías, la polifarmacia derivada de éstas y un soporte calórico-proteico adecuado.

En esta última intervención, un conocimiento adecuado de los requerimientos nutricionales y un control de las vías de administración nutricional ayudarán a prestar unos cuidados más seguros y eficientes, minimizando también el impacto de las posibles complicaciones y mejorando la calidad de vida de los pacientes.

La administración de nutrientes directamente al tracto gastrointestinal mediante sonda debe ser cuidadosamente planificada, básicamente en función de la patología y del tiempo de duración de éstas.

El manejo y cuidados de estas vías de administración requiere de un entrenamiento básico, que ha sido abordado en estas sesiones formativas.

El Área Sanitaria Sur de Granada cuenta también con materiales informativos y de apoyo dirigido tanto a profesionales como a personas cuidadoras, así como de un protocolo de coordinación asistencial en nutrición.

Éste ha sido consensuado por los profesionales de la Unidad de Nutrición del hospital y de los miembros del equipo de Enfermería Gestora de Casos del área para garantizar las intervenciones que sean precisas y facilitar el acceso y los recursos necesarios derivados de un apoyo nutricional a los pacientes frágiles en su entorno domiciliario.

Este protocolo cuenta con la conformidad de la Dirección de Enfermería, Comisión de Calidad, Procesos Asistenciales y Seguridad del Paciente y de la Comisión de Cuidados del Área.