Campaña de recogida y adopción de mascota. Diputación de Granada
Manifestación contra la condena de Fomento a Granada: tres años y un día sin ferrocarril

Granada se merece la vuelta al tren y un AVE de verdad

Ciudadanía - J.I.P. - Domingo, 8 de Abril de 2018
La indignación contra el maltrato del Ministerio de Fomento hacia Granada por los tres años sin tren y por un AVE incompleto se citó este domingo en las calles de la capital en una manifestación que exigió la reconexión inmediata con Madrid por Moreda, la variante de Loja y el soterramiento de las vías.
Marea Amarilla y Granada en Marcha portaban la pancarta con el lema'tres años sin tren'.
P.V.M.
Marea Amarilla y Granada en Marcha portaban la pancarta con el lema'tres años sin tren'.
Como la condena de un reo inocente que se va cumpliendo, -este domingo, ya es de tres años y un día-, nueva manifestación para reclamar lo que Granada merece por derecho.  En este caso, el tren y las infraestructuras adecuadas para que la provincia cuente con un AVE de verdad.
 

Movimientos ciudadanos, en lucha. Raquel Marín

“¿Por qué Granada es la única provincia de España sin trenes?”,  “Por qué nos discriminan de esta forma?” ¿Por qué no construyen un AVE de verdad, como en otros sitios?”, se pregunta un grupo de personas que iban caminando por Gran Vía para sumarse a la manifestación, convocada por la Marea Amarilla y Granada En Marcha, en la triste conmemoración de tres años sin trenes por la provincia.
 

Como la condena de un reo inocente que se va cumpliendo, -este domingo, ya es de tres años y un día-, nueva manifestación para reclamar lo que Granada merece por derecho.  En este caso, el tren y las infraestructuras adecuadas para que la provincia cuente con un AVE de verdad.

No hay justificación para el maltrato que Fomento ha deparado a Granada en una deplorable gestión ferroviaria, ejemplo de despropósito, que ha marginado a esta provincia, con pérdidas cuantificables en 420 millones por la Diputación, desde que salió el último tren hace 1.095 días, y una pérdida de empleo difícil de determinar, para un territorio eminentemente turístico.
 
Respaldada la movilización por la Mesa del Ferrocarril, en el que están representadas instituciones, grupos municipales, organizaciones sindicales y empresariales, y la Marea Amarilla, que ha mantenido viva en este tiempo la reivindicación, partió la manifestación desde la estación de Renfe. Unas 5.000 personas, cifraron fuentes policiales. El triple, los organizadores.
 



Críticas en la manifestación. Raquel Marín

‘Tres años sin tren’ lucía la pancarta que abría con los logotipos de Marea Amarilla y Granada en Marcha, y sin políticos sustentándola, más atrás, para no restar protagonismo a una lucha ciudadana, que esta vez contó con el apoyo de la plataforma por el tren de Almería, como en la última manifestación estuvo la combativa de Murcia.
 

Los socialistas se movilizaron este domingo. Raquel Marín

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, junto al presidente de la Diputación y secretario provincial del PSOE, José Entrena, sostenían, arropados por otros socialistas, como la delegada del Gobierno andaluz, Sandra García, o la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, Maria José Sánchez, y el secretario provincial de la UGT, Juan Francisco Martín, una pancarta amarilla en la que se podía leer “Días sin tren en Granada 1.095”.
 
Representantes de IU, Podemos, Ciudadanos, Vamos Granada, PCA y Andalucía Por Sí y de CCOO, UGT y CGT, entre otros, se sumaron también a la marcha, en la que predominó el color amarillo de la queja y se vieron escasos logos de partidos.



Vuelta al Tren de Baza, presente en la movilización. Raquel Marín

También la plataforma Vuelta al Tren de Baza y por supuesto las asociaciones vecinales de La Chana, Encina y Angustias y Ave Soterrado, entre otros colectivos, sensibles con una demanda que para algunas organizaciones y ciudadanos son cuestión de lucha partidista, con escaso apoyo en las calles, pero demasiadas palabras, intentado comparar con otros agravios para obtener no se sabe muy qué réditos. Como si Granada solo se mereciera la repuesta de una determinada administración y no otra.



A la altura de la Subdelegación del Gobierno, con las puertas abiertas pero reforzada la seguridad con un grupo de cinco policías nacionales bien equipados, se detuvo la marcha para expresar las quejas. Fue la Marea Amarilla quien tomó la voz para exigir a Fomento “una solución definitiva”, que pasa por la conexión ya con Madrid por Moreda, preparada para ello, la variante de Loja y el soterramiento de las vías, que, como un mantra se repite una y otra vez, ante el silencio del Ministerio, cada vez que se habla del tren.
José Fernández, uno de los portavoces de la Marea Amarilla, dijo a a los periodistas que Granada "celebra" un triste aniversario sin conexiones ferroviarias, lo que su compañero de la plataforma, Sebastián Rivera, calificó como "una condena de tres años y un día".

El alcalde, Francisco Cuenca (PSOE), se rfeirió "tremendo daño social y económico" que este aislamiento genera en la capital, la única de España que carece de esta conexión ferroviaria, y ha pedido que se convoque la Comisión de Seguimiento para informar sobre los plazos exactos para la llegada del AVE.

A pesar de que, según el alcalde, Granada evoluciona con el "despegue" de su aeropuerto, la puesta en marcha del metro, la localización de empresas y datos "magníficos" en hostelería y turismo, es "necesario" que cuente con las mismas infraestructuras que otras ciudades.

"Granada se echa a la calle para decir que ya está bien y que queremos respuestas", añadió Cuenca junto a la consejera de de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez, quien lamentó el "nuevo atropello" que, en su opinión, suponen para Andalucía los Presupuestos Generales del Estado de 2018 y ha advertido de que Granada no puede estar "ni un día más paralizada".

Por su parte, el presidente de la Diputación y secretario general del PSOE de Granada, José Entrena, subrayó las cuantiosas pérdidas económicas que ha supuesto para la provincia el aislamiento ferroviario y señaló que la conexión del tren se hubiera traducido "en muchos miles de empleos" de haber contado con tren.
Arreciaban las consignas contra ‘El muro de la vergüenza’, por la movilización: ‘Unidos en la lucha, al pueblo se le escucha’, ‘Tres años sin tren, ya está bien’. Carteles alusivos se movían, en una jornada desapacible, con cielos cubiertos y amenaza de lluvia, que en algunos momentos cayó.
 
Granada sigue esperando el tren. La respuesta es de Fomento. Sin que se espere una respuesta convincente de un ministro que celebró en la estación de Santa Ana en Antequera la terminación de las obras del AVE, pese a que no terminaron, jaleados por la plana mayor del PP.