Un verano en el Parque de las Ciencias.

La capital espera reducir un 4% las emisiones de CO2 con la reordenación de las líneas de bus

Ciudadanía - IndeGranada - Viernes, 13 de Julio de 2018
Según los cálculos del área de Movilidad, esto representa 400.000 kilogramos de dióxido de carbono menos al año.
Un autobús en pruebas en una de las paradas de la LAC de Gran Vía.
P.V.M.
Un autobús en pruebas en una de las paradas de la LAC de Gran Vía.

La reordenación de las líneas de autobús que entrará en funcionamiento este lunes, día 16 de julio, supondrá una reducción de 393.023 kilogramos de dióxido de carbono al año, por lo que, según un estudio técnico del área de Movilidad, Granada reducirá en un 4 por ciento sus emisiones de CO2.   

Concretamente, según ha informado hoy la concejala responsable de Movilidad, Raquel Ruz, se prevé una disminución de emisiones a la atmósfera de 393.023 kilogramos de dióxido de carbono. Así, de los 10,61 millones de kilogramos de CO2 del anterior modelo se pasará a 10,1. 

Según ha explicado, el cálculo se ha obtenido de la aplicación, a los 281.523 kilómetros que se van a ahorrar con la nueva reordenación de líneas, de la variable obtenida al comparar los 58 litros de combustible que, de media, gasta la flota de buses, de Rober, Alhambra Bus y Herederos Gómez por cada cien kilómetros recorridos y luego multiplicando el resultado por los 2.61 kilogramos de CO2 que se con cada litro de combustible.   

Ruz ha especificado que esta "mejora ambiental" tendrán mayor efecto en los barrios de la periferia de la ciudad, en la medida en que la nueva reordenación equilibra el recorrido de los autobuses, hasta ahora “con mucha menor emisión de CO2 en la red del Centro de la ciudad”. “Con las modificaciones aplicadas habrá un incremento de kilómetros por la red troncal mientras que el ahorro de combustible se producirá en la red secundaria y en las líneas universitarias”. 

El nuevo mapa de líneas de transporte público urbano, con 29 líneas de bus, resultará en palabras de Ruz “mucho más cómodo, sencillo e intuitivo” por lo que se ha mostrado convencida de “que devolverá la confianza del ciudadano al transporte de autobuses urbanos”. 

Alargar la LAC a Chana y Zaidín; disminuir al máximo los transbordos en la ciudad, y vertebrar y dar un servicio de calidad entre los distintos barrios constituyen los principales ejes de acción de los cambios en las líneas de autobuses que se pondrán en marcha el próximo 16 de julio. 

Su entrada en vigor, se produce un día después de la puesta en funcionamiento, el próximo domingo 15 de julio, del sistema de transbordos gratuitos entre el Metro y los autobuses urbanos, para lo que la concejala ha informado que los usuarios deberán adquirir la tarjeta del Consorcio Metropolitano y habilitar en los estancos o puntos de venta habituales el salto 0. 

Las principales novedades de la reordenación vienen marcadas por cinco líneas principales que recorrerán la capital de punta a punta con una numeración más simplificada e intuitiva. La ciudad recupera las líneas 4 (LAC ampliada a Zaidín y Chana), el 5, el 8, el 9 y el 33, a las que se suman las antiguas circulares 11 y 21, que volverán a conectar el centro con el Camino de Ronda sin necesitad de hacer transbordos. Además se rescata la conexión directa entre Alhambra y Albaicín a través de la antigua C32. 

90.000 planos desplegables

Para facilitar el conocimiento de las nuevas líneas que se pondrán en marcha el próximo 16 de julio, el Ayuntamiento de Granada y Transportes Rober, a través de granada.org, movilidadgranada.org y transportesrober.com, han previsto una campaña informativa en diferentes soportes que ya se puede consultar desde hoy. El Ayuntamiento de Granada repartirá además a partir del próximo 16 de julio 90.000 planos de líneas con las nueva líneas para guardar en el bolsillo, que se podrá adquirir en oficinas municipales, centros cívicos y en la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Granada, e informadores en las principales paradas de autobuses. Asimismo, se instalará la nueva información en las marquesinas, que recogerá tanto el nuevo recorrido como los termómetros con las paradas de cada línea.