Un verano en el Parque de las Ciencias.

Alertan de la "inminente" extinción en Granada de la alondra ricotí, un pájaro único en Europa

Ciudadanía - IndeGranada - Viernes, 12 de Abril de 2019
Alondra ricotí.
Fco. Contreras Parody
Alondra ricotí.

La alondra ricotí (Chersophilus duponti) es un pequeño pájaro propio de las estepas leñosas del norte de África y que en Europa sólo está presente en España. En Andalucía solo se encuentra en Granada y Almería. Pero si nadie lo remedia, al menos en Andalucía, la alondra ricotí podría desaparecer en un plazo brevísimo de tiempo, víctima de un mundo rural en profunda y preocupante transformación, según alerta la Plataforma por la Conservación de las Aves Esteparias y sus Hábitats en Andalucía (PCAEHA)

En este contexto, Andalucía, la región con mayor número de especies de aves esteparias de Europa, tiene una importancia capital en la conservación de esta especie, según la plataforma. No en vano, las poblaciones andaluzas de alondra ricotí, son, junto con las de Murcia y Albacete, las únicas del Sureste de la Península Ibérica. Por eso preocupa, y mucho, la alarmante situación de esta pequeña ave en nuestra región, dice la PCAEHA.

En la presentación de la Plataforma, el pasado 2 de abril en Sevilla, el experto Juan Traba, de la Universidad Autónoma de Madrid, expuso la delicada situación en la que se encuentra la especie en Andalucía: 

  • La alondra ricotí sólo habita cuatro enclaves muy reducidos de Granada (Lomas del Padul) y Almería (Cabo de Gata, Sierra de Gádor y Tabernas- Sorbas).
  • En los últimos 10 años se ha producido un declive de casi el 70% (concretamente del 66,8 % en 11 años) de su población, y se encuentra próxima a la extinción. 
  • En toda Andalucía sólo quedan (según el censo de 2018) 15 machos de la especie.

Según Traba, la especie podría desaparecer de Andalucía en un plazo de entre 5-10 años, con lo que se pondría fin a la presencia de una de las aves más emblemáticas y exclusivas de las estepas naturales andaluzas. Toda una pérdida para el patrimonio de los andaluces ya que es ejemplo vivo de un mundo rural, de unas formas de vida, en claro proceso de desaparición.

Según la PCAEHA. las causas principales de este dramático declive se encuentran en:

  • La roturación y fragmentación de las estepas leñosas que habita a favor de los cultivos intensivos de olivar y almendros. 
  • La implantación de infraestructuras de energía solar y eólica y la consiguiente destrucción del hábitat de las alondras. 
  • La desaparición de los usos tradicionales de la estepa leñosa: aprovechamiento de aromáticas, apicultura y ganadería extensiva. 

Para frenar la pérdida de ésta y otras especies de aves esteparias, la PCAEHA ha elaborado una batería de 16 medidas (ver enlace y archivo adjunto) que ya cuentan con el apoyo de más de 60 instituciones y personalidades científicas de ámbito nacional e internacional.

Entre ellas está instar a la Administración a la creación de un Pacto Andaluz por la Conservación de las Aves Esteparias y sus Hábitats, que implique la colaboración entre administraciones y ponga en valor los agentes (agricultores) y las prácticas comprometidas con un desarrollo agrícola sostenible y amable con la biodiversidad

También incrementar las dotaciones presupuestarias en materia de conservación de la estepa andaluza, con ampliación de las ayudas ambientales de la PAC y mayor protagonismo a la conservación de la biodiversidad en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía (PDRA), facilitando los trámites para las ayudas ambientales en la agricultura y ganadería. 

Otra medida que solicitan es el fomento a través de las políticas agrarias de una agricultura cerealista extensiva y en la que primen buenas prácticas de gestión de la biodiversidad, como son la rotación de cultivos, el mantenimiento de lindes, la utilización de cereales de cliclo largo y semillas no tratadas, el uso de barbechos, el retraso en la recogida de las cosechas o la prohibición del uso de agentes químicos que supongan una amenaza para la biodiversidad en los medios esteparios, así como el fomento de una agricultura ecológica y regenerativa y la aplicación de incentivos para la ganadería extensiva y el pastoralismo.