Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada

Sebastián Pérez respalda a Torres Hurtado un día después de que Ciudadanos exija su marcha

Política - María Andrade - Martes, 2 de Junio de 2015
El PP ni estudia, ni valora ni va a tomar en consideración más opción que José Torres Hurtado sea el alcalde de Granada. Lo ha asegurado esta mañana su presidente provincial, Sebastián Pérez, que no cree que sea "lo más sensato" hablar de personas en la negociación de los pactos de gobierno. Su posición es "inflexible" dice Sebastián Pérez, quien presume de su relación con José Torres Hurtado. Es "espléndida".
Sebastián Pérez esta mañana en el Palacio de los Condes de Gabia.
Miguel Rodríguez
Sebastián Pérez esta mañana en el Palacio de los Condes de Gabia.

"No es no", ha respondido Sebastián Pérez a los periodistas cuando, en la inaguración de una exposición en el Palacio de los Condes de Gabia, se le ha preguntado por la exigencia de Ciudadanos, que pidió este lunes la renuncia de José Torres Hurtado para allanar el gobierno al PP en la capital. 

Su posición es "inflexible" y la misma que, según ha destacado, mantuvo la noche electoral y al reunirse la Junta Directiva Provincial el pasado jueves. De esta manera ha querido zanjar su silencio de ayer, jornada en la que, hasta que se pronunciara el líder del PP andaluz, Juanma Moreno Bonilla, asegurando que esa exigencia era "una línea roja" que no iban a traspasar, solo se oyó la voz de la parlamentaria por Granada Ana Vanessa García.

Ha defendido Sebastián Pérez que mantiene una relación "magnífica", "espléndida" y "extraordinaria" con Torres Hurtado, con quien ayer mismo, ha desvelado, mantuvo una reunión de trabajo junto al secretario general del partido, Santiago Pérez. Cualquier otra sospecha que se quiera lanzar en ese sentido, ha dicho, es "infundada" y un intento "mezquino y ruin" de "emponzoñar" la vida pública. Una "cortina de humo" que atribuye a la izquierda para "elevar la controversia".

El PP sabe cuáles son sus objetivos y compromisos y no ha variado de posición, a diferencia de IU y Podemos, según Sebastián Pérez. Los primeros porque desconfiaban del PSOE y ahora están dispuestos a sentarse con los socialistas -ha dicho-, y los segundos, porque antes los veían como "la casta" y ahora están "detrás de ellos". Ese "maridaje" o "frente popular" contra el PP, como los ha llamado, "es muy complicado". 

"Mi partido no se va a sentar a hablar de personas"

No ha lanzado esas críticas contra Ciudadanos. Pérez respeta pero no comparte que una fuerza política, como en este caso ha hecho Ciudadanos, quiera hablar de personas para dialogar. "Entiendo que hay que hablar de programas y de iniciativas, pero no es lo más sensato hablar de personas; por eso mi partido no se va a sentar a hablar de personas", ha asegurado el presidente del PP provincial. Su partido defiende que ha de ser la lista más votada la que gobierne, tanto en la capital -la de Torres Hurtado- como en la Diputación, atribuyéndose en este último caso que el empate con los socialistas a número de diputados le avala para tratar de gobernarla. No va a renunciar a ello hasta el 2 de julio, fecha prevista para su constitución.

El PP es, ha resaltado, el "único" partido con un proyecto global para la provincia, con un candidato "claro" a la presidencia que tiene como aval su gestión, según ha defendido. Si gobierna el PSOE no supondrá "un cambio" sino "volver al pasado". Y sobre las negociaciones de otras formaciones para arrebatarle la presidencia de la Diputación, se pregunta por los criterios que están encima de esa mesa de diálogo para criticar que se estén pactando "prebendas y sillones". 

En sus críticas también se ha detenido a cuestionar que los socialistas estén enzarzados en una discusión interna sobre quien debe ser el presidente de la Diputación. E incluso, mientras reflexionaba sobre el debate en torno a las personas, ha deslizado una mención a Vamos Granada -aunque siempre se refiere a la formación como Podemos-. Esa formación recordó, al ser preguntada por la candidatura del socialista Noel López, que su línea cero es la corrupción. Es "una excusa" que no sirve, ha dicho Sebastián Pérez.