El Marrón Más Caro del Mundo
Evita aprobarlo en bloque dividiendo los asuntos más espinosos, como las bonificaciones por domiciliación o el IBI

El PSOE desgaja las ordenanzas fiscales para buscar el mayor consenso posible con la oposición

Política - M.A. - Sábado, 15 de Septiembre de 2018
El expediente, clave para sacar adelante un presupuesto para 2019, comienza su andadura con la eliminación del cien por ciento de la bonificación a los vehículos de más de 25 años, salvo a aquellos catalogados como históricos.
Baldomero Oliver, en un pleno.
M.Rodríguez
Baldomero Oliver, en un pleno.

El gobierno local ha cambiado de estrategia para tratar de sacar adelante el expediente de las ordenanzas fiscales, en el que se fijan las tasas e impuestos municipales para el próximo año. Un expediente clave para la posterior elaboración del presupuesto, pues es el que fija los ingresos, y que esta vez no tratará de aprobar en bloque. 

El expediente se ha desgajado para buscar "el mayor consenso posible", según ha explicado a El Independiente de Granada el portavoz del gobierno local y responsable del área de Economía, Baldomero Oliver, que este viernes se ha reunido con los grupos de la oposición para presentarles la primera parte que se someterá a votación. 

Se debatirá en comisión municipal el próximo lunes

Serán modificaciones técnicas para adecuar las ordenanzas a los cambios legislativos y se incluirá también una medida que tampoco logró concitar el pasado año el apoyo de la oposición. Se trata de la supresión de la bonificación del cien por ciento en el Impuesto de Vehículos para aquellos que tienen más de 25 años. La medida se vuelve a incluir aunque con una novedad importante, como es mantener esas bonificaciones para aquellos vehículos con esa antigüedad que tengan la catalogación de históricos. 

Pasará por la comisión de Economía, Hacienda y Smart City el próximo lunes, paso previo a su debate en pleno.

Las partes más espinosas del expediente de ordenanzas fiscales, que hicieron imposible el pasado año su aprobación, se abordarán posteriormente. El objetivo del gobierno local es llevar al pleno de octubre otra tanda de medidas, asuntos "más espinosos", como reconoce Oliver. 

Entre ellos el IBI, en el que en ningún caso, según ha señalado, se modificaría el tipo general, y medidas que deben abordarse "obligados por el plan de ajuste". Entre estas últimas, introducir una tabla de progresividad en las bonificaciones por domiciliación bancaria, del 1 al 5 por ciento según los valores catastrales de los inmuebles.