El Marrón Más Caro del Mundo

Podemos-IU defiende su apoyo al plan de ajuste y acusa a Cuenca de "deslealtad con la ciudad" por votar en contra

Política - IndeGranada - Jueves, 28 de Noviembre de 2019
La confluencia destaca que sus votos han sido "claves" para sacar adelante un plan "que salva al Consistorio de la quiebra".
Paco Puentedura y Elisa Cabrerizo.
Podemos-IU
Paco Puentedura y Elisa Cabrerizo.

El concejal Francisco Puentedura ha explicado este jueves que el sentido de voto de los tres concejales de Podemos-IU, en el pleno extraordinario de ayer, fue "para evitar la ruina económica y financiera" del Ayuntamiento de Granada que con el plan de ajuste económico aprobado podrá alargar en 10 años el pago de 52 millones de euros en préstamos bancarios .

De no haberse aprobado, "el Ayuntamiento tendría que hacer frente en 2022 y 2023 al pago de los 52 millones de euros de intereses por préstamos bancarios y no hubiese tenido dinero para pagar los más de 90 millones de deuda a proveedores, lo que hubiese tenido como resultado el colapso de las arcas municipales", según ha asegurado Puentedura en rueda de prensa.

El plan de ajuste salió adelante con el voto favorable de Podemos-IU, PP, Ciudadanos y Vox y el voto en contra de los concejales del PSOE, partido que a juicio de Puentedura "ha actuado con demagogia". Esta situación, ha añadido el edil de Podemos-IU, "es también responsabilidad de Francisco Cuenca que cuando tomó las riendas de este Ayuntamiento, el periodo medio de pago estaba en 90 días y lo dejó en más de 200 y la deuda a proveedores estaba en 70 millones y la dejó en 90 cuando se fue". 

"Si no hubiese sido por la herencia económica del PP y del PSOE, no estaríamos con el susto o muerte", ha apostillado para recordar al exalcalde socialista que "iba llorando por las esquinas de la ciudad, diciendo no me apoyan, no me apoyan y ha sido el primero en actuar con deslealtad a la ciudad por ser incapaces de comprender la situación económica grave del Ayuntamiento y que se tiene que evitar la ruina y la quiebra y para eso todos los grupos tenemos que poner un poquito de nuestra parte".

Puentedura ha insistido en que, si no se hubiese aprobado el plan de ajuste económico "gracias" a los votos de Podemos-IU, "la solución habría sido la de Jerez o Jáen, donde el Ministerio de Hacienda entró como entran los toreros, a matar, y hubiese mandado despedir al personal laboral del Ayuntamiento, a dejar de prestar las políticas de igualdad, consumo, de salud o de servicios sociales, cerrar las escuelas infantiles que gestiona la Fundación Granada Educa, la Orquesta Ciudad de Granada o TG7, privatizar completamente el agua y el servicio de cementerio y subir el IBI y la tasa de basuras a las familias más vulnerables de la ciudad".

El edil ha informado de que su grupo municipal "ha acordado con el gobierno municipal, a cambio del voto favorable a este plan de ajuste económico, abrir una vía de negociación para que se tengan en cuenta medidas de progresividad fiscal y de justicia social que defiende Podemos-IU en el plan de empleo, las ordenanzas fiscales y los presupuestos municipales de 2020, y así evitar la subida líneal del IBI en un 3% que aplica el Gobierno de España, compensándolo con ingresos provenientes de los inmuebles de mayor valor catastral".