Ven, conoce la provincia de Granada.
Lo que líderes y partidos también se juegan en Granada en las próximas elecciones generales

Otros efectos del 10N

Política - Redacción El Independiente de Granada - Domingo, 3 de Noviembre de 2019
Más allá de la disputa de siete actas de diputados y cuatro de senadores, en la provincia de Granada los resultados de las generales del próximo domingo 10 de noviembre pueden traer consecuencias en el liderazgo de algunos partidos y en la gobernabilidad de instituciones. Te ofrecemos otro análisis sobre los posibles daños colaterales de unos comicios fundamentales

Candidatos de Ciudadanos, Unidas Podemos, PSOE y PP, en el debate de Canal Sur de las últimas elecciones. Canal Sur TV

El PSOE se juega conservar su liderazgo en la provincia, pero, sobre todo, la llamada a las urnas del próximo domingo situará el foco en el PP y en Ciudadanos, en una disputa por la derecha en la que los dos partidos la afrontan con serios problemas, ante el crecimiento de la ultraderecha.

En el caso del PP, vuelve a cuestionarse el liderazgo interno de Sebastián Pérez, y en Ciudadanos, las adversas encuestas, que hasta sitúan en el aire su acta en el Congreso, le confiere una debilidad en el Ayuntamiento de la capital, que puede resultar insostenible en la gobernabilidad actual de un consistorio en el que no mejora la coordinación y los populares ganan terreno en presencia en la gestión.

Es impensable, de momento, vaticinar que de confirmarse las encuestas y Ciudadanos se estrelle el 10N, pueda sucederse un cataclismo en Andalucía y su debilidad pueda propiciar un cambio de gobierno en la Junta. Pero, ¿en el Ayuntamiento de la capital? De un partido tan acostumbrado a variar de estrategia, todo puede ser posible. Y lo que las relaciones personales imposibilitan pueden cambiar

Gastado por su particular batalla por relevar a Luis Salvador al frente de la alcaldía dentro de dos años, en la que lucha sin el apoyo su partido, que lo ha dejado solo, Sebastián Pérez se enfrenta hasta a una inédita campaña interna que promueve no votar a su mano derecha, José Robles, para el Senado, como muestra de rechazo a su larga gestión en la organización.

Para no abandonar la presidencia provincial del PP, rehusó Sebastián Pérez a figurar en las listas el 10N, lo que le obliga para seguir sobreviviendo a exprimir al máximo su apuesta por el 2+2, pese a la radical negativa de Vox.

En Ciudadanos asumen que Fran Hervías puede no repetir como diputado. La deriva nacional de la organización, escorado a la derecha sin disimulo, le ha reducido el margen de atraer al electorado. Su estrategia le ha llevado a aspirar tan solo a ser muleta del PP, con la colaboración imprescindible de la ultraderecha.

Es impensable, de momento, vaticinar que de confirmarse las encuestas y Ciudadanos se estrelle el 10N, pueda sucederse un cataclismo en Andalucía y su debilidad pueda propiciar un cambio de gobierno en la Junta. Pero, ¿en el Ayuntamiento de la capital? De un partido tan acostumbrado a variar de estrategia, todo puede ser posible. Y lo que las relaciones personales imposibilitan pueden cambiar.

En campaña permanente

La campaña más corta es, sin embargo, la fase final de un larguísimo periodo de campaña permanente, propiciada por la convocatoria de cuatro elecciones generales en cuatro años.

En estos primeros días, apenas se habla de programas, sino como era previsible de Cataluña, en una batalla por contraponer el inflado nacionalismo español, frente al inflado nacionalismo catalán. Es la derecha la que más cómoda se siente agitando banderas, pese a un PP de Pablo Casado que ha cambiado desde el 28 de abril por mostrarse más moderado, para distanciarse de Ciudadanos y Vox.

También se centra la campaña en el bloqueo que impidió la formación de gobierno, donde se esmeran los socialistas para concentrar el voto del centro izquierda y lograr una mayoría suficiente. Es una campaña en la que los socialistas son el adversario a batir.

Para el PP fue un revés que no se hiciera pública en este periodo la sentencia de los ERE, pero trata de exprimir el caso de compra de votos en un pueblo del Aljarafe sevillano y vuelve a desempolvar el de Vegas del Genil, una investigación que impulsó en su día y que quedó archivada

Unidas Podemos no se siente aludido, pese a la aparición en el panorama de Más País, el partido de Íñigo Errejón, que abandera, precisamente, el desbloqueo como su asunto central, de cara al electorado.

Vox ha apostado fuerte por Granada, con la presencia de, prácticamente, todos sus líderes nacionales, en una apuesta por una provincia clave en sus aspiraciones de crecimiento.

Para el PP fue un revés que no se hiciera pública en este periodo la sentencia de los ERE, pero trata de exprimir el caso de compra de votos en un pueblo del Aljarafe sevillano y vuelve a desempolvar el de Vegas del Genil, una investigación que impulsó en su día y que quedó archivada.

Además, esta semana, en plena recta final de la campaña, en la comisión de investigación de la FAFFE,  en el Parlamento andaluz, están citados Susana Díaz y Manuel Chaves.

La macroencuesta del CIS para el 10N mantenía en Granada la victoria del PSOE con tres diputados en una repetición de resultados, en el que daba un diputado para el PP, Ciudadanos y Unidas Podemos. Ideal publicó este domingo una encuesta en la que daba 3 diputados al PSOE, por dos al PP, que ganaría a costa de Ciudadanos, que lo perdería; uno a Vox y otro a Unidas Podemos.