Un verano en el Parque de las Ciencias.
Consideran que es urgente 'dar un mensaje de esperanza" en el 'momento más delicado de Andalucía en los últimos 40 años'

Un movimiento andaluz de izquierdas reclama en un manifiesto la 'colaboración' entre el PSOE-A y Adelante Andalucía para 'frenar la amenaza' de la ultraderecha

Política - IndeGranada - Martes, 8 de Enero de 2019
Un movimiento andaluz surgido desde la izquierda ha comenzado a circular el ‘Manifiesto por el diálogo en Andalucía: en defensa de la democracia y los derechos humanos’ que reclama la colaboración entre el PSOE-A y Adelante Andalucía para responder a la amenaza de la ultraderecha. Te lo contamos.
Susana Díaz y Teresa Rodríguez, en una imagen de marzo de 2015.
juntadeadalucia.es
Susana Díaz y Teresa Rodríguez, en una imagen de marzo de 2015.

El manifiesto, que puede ser respaldado en la dirección de correo electrónico manifiesto2019@gmail.com, mientras sus promotores ultiman la creación de una página web, alerta de la entrada en España por Andalucía de la extrema derecha “poniendo en peligro la convivencia, el derecho a la información, la democracia y atacando con furia los avances de los últimos años en derechos civiles e igualdad entre hombres y mujeres”.

En el análisis de los acontecimientos tras las elecciones autonómicas del 2D, advierten de que la preponderancia de la ultraderecha acarrera “propuestas antidemocráticas, contrarias a los derechos humanos más básicos, en contra de los intereses de la gente sencilla que vive de su salario y de su pequeña y mediana empresa y las proclamas de odio, dirigidas a la población LGTB, a las personas migrantes y, de manera muy especial, hacia todas las mujeres, ocupan la centralidad de la agenda mediática y política”.

Frente a esta realidad, “que no es una anécdota andaluza sino un movimiento telúrico de dimensión mundial que pone en peligro los consensos democráticos más básicos”, señala el manifiesto que Adelante Andalucía y el PSOE andaluz “siguen dándose la espalda, sin hablar e incapaces de inaugurar un espacio de colaboración para poner luz y cordura y abrir un clima de diálogo entre demócratas andaluces frente a la amenaza real de la extrema derecha”.

En los mensajes que distribuyen sus promotores se definen como "un  grupo de andaluzas y andaluces de diferentes sensibilidades" que promueven "un manifiesto reclamando el diálogo y la unidad de acción progresista frente al avance de la extrema derecha. Te lo adjunto por si deseas suscribirlo. En ese caso, y mientras se monta una pequeña web de apoyo, te ruego nos lo indiques expresamente por correo a la dirección manifiesto2019@gmail.com. Al mismo tiempo, te rogamos que si estás de acuerdo tú también te conviertas en difusor o difusora y pidas a las personas que consideres conveniente exactamente lo mismo que te estamos pidiendo a ti. Muchas gracias".

Los promotores esperan contar con personalidades de la izquierda e independientes, con algunos de los cuales ya han contactado, y que darán a conocer próximamente.
Y aún reconociendo las diferencia entre ambas formaciones, resaltan que “si PP y Ciudadanos no lo evitan, Andalucía pasará a ser gobernada por los dictados de una fuerza política como VOX, alineada con Donald Trump y las formaciones de corte neofascistas de la Unión Europea que señalan como chivos expiatorios a las personas más débiles de nuestra sociedad, a la vez que facilitan que las élites económicas sigan desposeyendo impunemente a la gente sencilla del derecho a una vida digna”.

“Creemos que este nuevo tiempo de emergencia democrática es más importante que los análisis de culpas, las diferencias, los rencores entre PSOE-A y Adelante Andalucía y las antipatías entre los dirigentes de ambos espacios políticos”, señala el manifiesto que llama a los dos partidos a “evitar que la extrema derecha introduzca sus postulados antidemocráticos y de odio contra mujeres, población LGTB, migrantes y la clase trabajadora”.

Por todo ello, subraya el texto: “Es urgente dar un mensaje de esperanza a una mayoría de andaluces y andaluzas que asistimos atónitos y con máxima preocupación a que PSOE-A y Adelante Andalucía sean incapaces de colaborar en el momento histórico más delicado para la democracia en nuestra tierra en los últimos 40 años” y hace un llamamiento al PSOE-A y Adelante Andalucía “para que se reconozcan como actores del pueblo progresista andaluz, abran un nuevo e inmediato tiempo de colaboración ante la amenaza de la ultraderecha”.

Es el contenido íntegro del texto:

Manifiesto por el diálogo en Andalucía: en defensa de la democracia y los derechos humanos

"Un nuevo tiempo político se ha abierto en Andalucía y no es mejor que el anterior. En las elecciones del 2 de diciembre, la extrema derecha irrumpió con fuerza en el Parlamento y sus votos han sido claves para la elección de la nueva presidenta de la Cámara andaluza, Marta Bosquet, con el apoyo de PP y Ciudadanos.

Las propuestas antidemocráticas, contrarias a los derechos humanos más básicos, en contra de los intereses de la gente sencilla que vive de su salario y de su pequeña y mediana empresa y las proclamas de odio, dirigidas a la población LGTB, a las personas migrantes y, de manera muy especial, hacia todas las mujeres, ocupan la centralidad de la agenda mediática y política.

Cada día se alimenta más el marco de pensamiento de la extrema derecha, que ha entrado en España por Andalucía, poniendo en peligro la convivencia, el derecho a la información, la democracia y atacando con furia los avances de los últimos años en derechos civiles e igualdad entre hombres y mujeres

Cada día se alimenta más el marco de pensamiento de la extrema derecha, que ha entrado en España por Andalucía, poniendo en peligro la convivencia, el derecho a la información, la democracia y atacando con furia los avances de los últimos años en derechos civiles e igualdad entre hombres y mujeres.

Frente a esta realidad, que no es una anécdota andaluza sino un movimiento telúrico de dimensión mundial que pone en peligro los consensos democráticos más básicos, Adelante Andalucía y el PSOE andaluz siguen dándose la espalda, sin hablar e incapaces de inaugurar un espacio de colaboración para poner luz y cordura y abrir un clima de diálogo entre demócratas andaluces frente a la amenaza real de la extrema derecha.

Sabemos de las diferencias que existen entre Adelante Andalucía y el PSOE andaluz, como también sabemos que nunca se tuvieron que despreciar los aires de cambio progresista que supuso la llegada de Podemos al Parlamento andaluz en 2015. Somos conscientes de que las cosas deberían ser y haber sido de otra manera, pero nada es ahora más urgente que la emergencia democrática que sufre nuestra comunidad autónoma.

Si PP y Ciudadanos no lo evitan, Andalucía pasará a ser gobernada por los dictados de una fuerza política como VOX, alineada con Donald Trump y las formaciones de corte neofascistas de la Unión Europea que señalan como chivos expiatorios a las personas más débiles de nuestra sociedad, a la vez que facilitan que las élites económicas sigan desposeyendo impunemente a la gente sencilla del derecho a una vida digna.

Si PP y Ciudadanos no lo evitan, Andalucía pasará a ser gobernada por los dictados de una fuerza política como VOX, alineada con Donald Trump y las formaciones de corte neofascistas de la Unión Europea que señalan como chivos expiatorios a las personas más débiles de nuestra sociedad, a la vez que facilitan que las élites económicas sigan desposeyendo impunemente a la gente sencilla del derecho a una vida digna.

Creemos que este nuevo tiempo de emergencia democrática es más importante que los análisis de culpas, las diferencias, los rencores entre PSOE-A y Adelante Andalucía y las antipatías entre los dirigentes de ambos espacios políticos. Llegará el tiempo de asumir culpas, errores y responsabilidades, pero tendrá que ser después de evitar que la extrema derecha introduzca sus postulados antidemocráticos y de odio contra mujeres, población LGTB, migrantes y la clase trabajadora en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), símbolo del autogobierno y fruto de la lucha del pueblo andaluz durante la Transición, que ahora también se ve amenazado ante un pacto que está siendo horneado en Madrid y de espaldas a Andalucía.

Es urgente dar un mensaje de esperanza a una mayoría de andaluces y andaluzas que asistimos atónitos y con máxima preocupación a que PSOE-A y Adelante Andalucía sean incapaces de colaborar en el momento histórico más delicado para la democracia en nuestra tierra en los últimos 40 años

Es urgente dar un mensaje de esperanza a una mayoría de andaluces y andaluzas que asistimos atónitos y con máxima preocupación a que PSOE-A y Adelante Andalucía sean incapaces de colaborar en el momento histórico más delicado para la democracia en nuestra tierra en los últimos 40 años.

Por todo ello, hacemos un llamamiento a PSOE-A y Adelante Andalucía para que se reconozcan como actores del pueblo progresista andaluz, abran un nuevo e inmediato tiempo de colaboración ante la amenaza de la ultraderecha, que sitúa en el acantilado de la barbarie a nuestra democracia y a los colectivos más vulnerables de nuestra sociedad, y traten de evitar la formación de un Gobierno con presencia implícita o explícita de la extrema derecha.

Sea por Andalucía libre, España y la Humanidad".