Ven al Parque de las Ciencias
Garantiza que el cambio de Gobierno no afectará a los contratos

Fomento hará una auditoría de los plazos del AVE para "no generar falsas expectativas" y asegura que "no paralizará" ninguna inversión

Política - IndeGranada - Miércoles, 27 de Junio de 2018
El ministro José Luis Ábalos recuerda en el Congreso que el PP anunció en 2015 mil nuevos kilómetros de AVE, entre ellos el de Granada, y "ninguno está en servicio".
El ministro de Fomento, este miércoles en el Congreso.
Congreso.es
El ministro de Fomento, este miércoles en el Congreso.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha informado en el Congreso de la decisión de su departamento de revisar los plazos dados por el anterior Gobierno para la puesta en servicio de nuevos tramos de ferrocarril de Alta Velocidad (AVE) que actualmente están en construcción para "no generar falsas expectativas" a los ciudadanos, informa Europa Press.

"Vamos a ver los plazos porque, más allá de largos o cortos, lo importante es no generar falsas expectativas, y porque lo que se espera de los plazos es la puesta en servicio de la línea y no el final de la obra", ha asegurado el ministro. "Y, a veces, se habla de fin de obra como si uno se fuera ya a subir al tren", ha añadido.

Ábalos ha respondido a una pregunta del diputado popular Miguel Barrachina, al que ha recordado que el PP anunció en 2015 mil nuevos kilómetros de AVE, entre los que ha citado el de Granada, Burgos, Murcia, Plasencia, Badajoz y Variante de Pajares, y "ninguno está en servicio" a día de hoy.

En su comparecencia ha asegurado que no se paralizarán ni demorarán inversiones ni obras. El cambio de Gobierno no afectará, según ha señalado, a los compromisos de inversión ni a los contratos del AVE. En este sentido ha explicado que los consejos de Adif se siguen celebrando "en las fechas previstas". El pasado lunes se celebró uno de ellos, según ha explicado, en el que se aprobaron los mismos proyectos que estaban previstos antes del cambio de Gobierno.

En el caso del AVE a Granada, el anterior ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (PP), dio por concluidas las obras principales en el trazado el 1 de diciembre del pasado año, pero desde esa fecha se siguieron ejecutando obras en la línea, además de dar por iniciadas las pruebas en la misma. Desde ese momento De la Serna se negó a dar fechas para la entrada en servicio del AVE, dijo en Antequera que serían "muchos meses" y advirtió de que quien diera plazos, no tenía "ninguna validez". Solo el PP se atrevió a retrasar la entrada en funcionamiento para finales de este año, pero no hay plazos oficiales. 

"Tengan la confianza de que, con carácter general, el cambio de Gobierno no afectará a los compromisos de inversión y ni a los contratos, no pensamos paralizar ni demorar nada", ha asegurado Ábalos.

El Gobierno aprueba obras este viernes

En este sentido, ha avanzado que el Consejo de Ministros de este viernes aprobará la puesta en marcha de tres nuevos contratos de obras ferroviarias que suman una inversión de 190 millones de euros. Se trata de un tramo del Corredor Mediterráneo, de la electrificación de una vía en Valencia y de obras de renovación de línea en Badajoz.

Asimismo, Ábalos ha indicado que Adif, empresa pública promotora y gestora de las infraestructuras ferroviarias, celebró este martes consejo de administración "en el que se aprobaron todos los puntos de licitaciones y adjudicaciones de obras que tenían ya previstas antes del cambio de Gobierno".

De esta forma, indicó que Adif dio luz verde a gestiones para avanzar en el soterramiento de la llegada del AVE a Murcia, estimada en 329 millones, y a contrataciones y nuevos proyectos del AVE a Galicia por 78 millones, de la conexión a Cantabria por 55 millones y a Extremadura por otros 50 millones más.

"Y así va a seguir siendo", ha aseverado el ministro de Fomento ante la pregunta del diputado popular Miguel Barrachina, que le ha preguntado "dónde iba a meter la tijera" en la inversión de 4.300 millones de euros que los Presupuestos de 2018 reservan para el ferrocarril "para pagar las ocurrencias de Pedro Sánchez".