Loading

La Junta destaca la apuesta artesanal de calidad de la confitería Chococó, en Calahonda

E+I+D+i - IndeGranada - Jueves, 9 de Marzo de 2017
El delegado de Economía, junto a la emprendedora que ha creado Chococó.
junta de andalucía
El delegado de Economía, junto a la emprendedora que ha creado Chococó.

La Junta de Andalucía ha mostrado su respaldo a la empresa Chococó, una confitería artesanal ubicada en la Calahonda, y que ha hecho de “la calidad, el sabor y la tradición” sus grandes referentes para conquistar los paladares de los comensales del litoral granadino en apenas cuatro meses de vida, según informa la Junta. 

Así lo ha destacado el delegado territorial de Economía y Empleo de la Junta, Juan José Martín Arcos, con motivo de una visita al joven negocio, en cuyas instalaciones se ha reunido con su propietaria, Lorena Morata. Su incipiente éxito se debe, dice la Junta, a la apuesta de su promotora por los productos naturales desechando los derivados, mixes vegetales y polvos.

“Es de destacar el reto de esta emprendedora que eligió una opción empresarial que, aunque requiriese una mayor inversión inicial, aboga por la diferenciación, los productos naturales y la ética profesional”, ha declarado Martín Arcos. La propuesta de este pionero negocio ha obtenido tal aceptación en tan poco tiempo que “se ha colado” en la carta de restaurantes y establecimientos del litoral granadino, así como entre los servicios que ofrecen organizadores de eventos de la comarca que ya ofrecen los productos de Chococó en citas como bodas, encuentros, etc.

“Un revelador estudio de mercado realizado por su propia promotora el pasado verano, que consistió en ofrecer a restaurantes de la zona una línea de postres gourmet en vasos, sirvió para testar la viabilidad del proyecto que por entonces era Chococó. A partir de ese momento, el empuje del Cade de Motril resultó definitivo para hacer realidad la idea de negocio”, ha señalado el delegado.

Lorena Morata participó en el proyecto ‘Crece’ de Andalucía Emprende, en el que los técnicos del Cade le ayudaron a madurar su idea, identificar sus potenciales clientes, gestionar la capitalización del paro y a obtener un microcrédito que le permitiese financiar la constitución y dotación de la empresa.

El postre, el último recuerdo

Su dilatada formación en pastelería artesanal y sus amplios conocimientos del sector hotelero y restaurador facilitaron una propuesta diferente, “ya que para encontrar una empresa similar hay que desplazarse a otras zonas como la capital granadina, Guadahortuna o Loja”, ha subrayado la confitera.

Por lo pronto, Chococó ha conseguido captar clientes de otras localidades como Motril, Castell de Ferro, Belicena, Salobreña, Castillo de Baños o Vélez Málaga, trayectoria que la empresa presentará como aval para introducirse en un futuro cercano en las cartas de los restaurantes de la planta hotelera de la Costa.  “Si los empresarios turísticos apuestan por un postre de calidad en sus propuestas, estarán aprovechando la oportunidad de que sus clientes se queden con un imborrable y último recuerdo de su establecimiento”, ha insistido la joven.