Un verano en el Parque de las Ciencias.

CCOO y CSIF coinciden en denunciar 'colapsos' en urgencias

E+I+D+i - IndeGranada - Miércoles, 6 de Julio de 2016
CCOO y CSIF coincidieron este miércoles en denunciar por separado graves deficiencias en el nuevo Hospital del Campus de la Salud, con "colapsos" en las urgencias debido a la falta de personal y la fusión hospitalaria.
Hospital del Campus de la Salud.
Miguel Rodríguez
Hospital del Campus de la Salud.
CCOO expresa sus quejas en el siguiente comunicado que reproducimos en su integridad:
 
"CCOO avisaba de la improvisación que impregnaba el proceso de fusión. En su día, remitió a la Consejería de Salud una solicitud para que este verano se facilitara la contratación del personal necesario para la mudanza del Complejo Hospitalario de Granada. La prepotencia de Manuel Bayona salió al paso diciendo que todo estaba controlado y que disponían del personal suficiente para el mencionado evento. A los tres días de la mudanza la realidad se empeña en decir lo contrario.
 
El despliegue de medios humanos para el traslado de pacientes el fin de semana, que permitió la culminación exitosa del proceso se había terminado el lunes. Ese mismo día los déficits de personal en plantas y servicios son notorios, pues estamos en verano y la generosidad en las sustituciones, que CCOO pidió a la Gerencia y al Servicio andaluz de Salud no se ha traducido en más contratos de sustitución.
 
Las Urgencias están infradotadas de personal, no hay suficientes enfermeros y enfermeras, auxiliares, celadores, médicos de guardia (4 para 500 urgencias) y faltaron los medios materiales o no funcionan adecuadamente (caso de la megafonía, terminales de ordenador, Radiología, etc.). La afluencia de personas requiriendo dicho servicio lo ha colapsado. Con el consecuente estrés para el personal y la ciudadanía que se siente mal asistida en un hospital que ha sido puesto por las nubes con alardes propagandísticos en los medios.
 
Las y los pacientes se han trasladado al PTS sin que antes se dotasen los servicios de los recursos materiales mínimos imprescindibles (medicación, sueros, instrumental, equipos tecnológicos,…). 
 
En otro servicio básico e imprescindible, el de Radiología, faltaron medios tecnológicos y la organización de algo tan fundamental como el servicio de recepción de pacientes, que se abalanzan sobre el personal auxiliar para entregar sus volantes de indicación de la prueba que tienen que realizarse, sin orden ninguno, pues falta el sistema de citación correspondiente. Y todo se resuelve con gritos y malos modos.
 
Se ha dado el caso de que el personal con su propio vehículo ha transportado desde su centro de origen, Traumatología o Clínico, el material y el instrumental que todavía no se ha llevado al centro donde debería estar, esto es, en el Hospital Alejandro Otero.
 
Las tuberías reventadas y lo cortes de fluido eléctrico, en un edificio a estrenar, han puesto la guinda al pastelón de la falta de previsión.
 
CCOO quiere poner en valor la profesionalidad y responsabilidad del personal del Servicio Andaluz de Salud que se ha trasladado al nuevo Hospital. Se están dejando literalmente la piel para dar la asistencia que la ciudadanía de Granada se merece y necesita. Están prolongando su jornada laboral para que las granadinas y los granadinos sean atendidos debidamente. Todo ello, sin disponer de vestuarios y zonas de estar debidamente acondicionadas.
 
Todas estas circunstancias están repercutiendo en los otros centros del Complejo Hospitalario de Granada. Las urgencias del Hospital Virgen de las Nieves se han colapsado repetidamente en estos tres días. La zona de Pediatría del hospital Materno-Infantil se ha colapsado por falta de camas que se han bloqueado por la restricción en la contratación de sustituciones de cara al verano.
 
CCOO pide a la población de Granada que tenga paciencia con el personal que le atiende, los problemas se resuelven hablando o escribiendo reclamaciones y no con agresividad verbal y menos física. Y poco a poco todo se normalizará, gracias sobre todo a la profesionalidad del personal del SAS en Granada. 
 
Que los culpables del mal funcionamiento no son las y los profesionales que les asisten sino el gerente, Manuel Bayona y su equipo directivo que están demostrando falta de profesionalidad y responsabilidad. Y que con la improvisación que impregna su gestión no están a la altura de las circunstancias.
 
Y a la gerencia del Complejo Hospitalario, desde CCOO,  le pedimos no añadir  dificultades, incomodidades o desajustes  como los expresados anteriormente y una actuación rápida en la solución de los mismos y en otros que sin duda  van a seguir apareciendo.
 
Acabamos con la esperanza de que  a pesar de la improvisación todo discurra por los cauces normales y se normalice la situación."  
 

CSIF alerta de las "nefastas" consecuencias de la fusión hospitalaria, con "colapsos" en urgencias

El sindicato CSIF ha lamentado las "nefastas" consecuencias que está teniendo la fusión hospitalaria en Granada, donde se están registrado según sus datos "colapsos en las urgencias", con un "aumento considerable de los tiempos de espera y del número de pacientes".
 
En un comunicado recogido por Europa Press, CSIF alerta de "falta de previsión, improvisación, y parcheo por parte de la Administración" en esta unificación de servicios sanitarios.
 
Según relata, la unificación de la unidad de hostelería "ha provocado fallos en el sistema informático de dietas, con el consiguiente retraso en la dispensación a las diferentes unidades, disminución de alimentos en las dietas trituradas, falta de fruta en las meriendas, retrasos en los desayunos a pacientes oncológicos pediátricos e imposibilidad por parte de los trabajadores de saber si tenían que poner sal o no a las comidas o si eran pacientes diabéticos".
 
"La unificación de todas las urgencias de adultos ha repercutido directamente en el colapso de las urgencias en el Hospital Virgen de las Nieves y en Campus, con el aumento considerable del tiempos de espera y del número de pacientes", pues "donde había tres urgencias ahora sólo hay dos", añaden.
 
Lamenta también el sindicato que "a nadie se le haya ocurrido mejorar los circuitos de atención existentes, ni señalizar los nuevos servicios de urgencias del campus, donde los pasillos son interminables; ni aumentar de manera significativa el personal facultativo, de enfermería y de gestión y servicios para prevenir este colapso".
 
"A nadie se le ha ocurrido probar las tuberías ni el sistema eléctrico en un hospital que lleva años acabado pero sin usar", censuran desde CSIF, que también informa de que "en las urgencias pediátricas del Maternal se ha improvisado un módulo de personal de enfermería para poner yesos a pacientes pediátricos traumatológicos, habilitando una sala de infecciosos, que queda anulada, sin fregadero ni punto de evacuación de residuos".
 
A ello suma que los profesionales que tienen que asumir nuevas tareas no "hayan recibido una formación adecuada en tiempo y duración", critican desde la organización sindical.