Loading
Repasamos todas las claves de la candidatura española para albergar el acelerador

Así serán las instalaciones de IFMIF-DONES, el mayor proyecto de futuro de Granada

E+I+D+i - M.A. - Miércoles, 25 de Octubre de 2017
España está preparada para comenzar la construcción del acelerador en el Parque Metropolitano de Escúzar. El Independiente de Granada te ofrece la recreación de la imagen de estas grandes instalaciones sobre el terreno, y repasa las principales claves del proyecto que reafirmará a la industria de la ciencia y a los científicos españoles en la élite mundial de la energía de fusión.
Imagen extraída de la propuesta española para albergar IFMIF-DONES.
Jornada CDTI
Imagen extraída de la propuesta española para albergar IFMIF-DONES.

La imagen que acompaña esta información recrea cómo serán las instalaciones del proyecto IFMIF-DONES en el Parque Metropolitano de Escúzar. Para construirlas hay reservadas cuatro parcelas que suman casi 98.000 metros cuadrados en un emplazamiento cuyas características constituyen una de las fortalezas de una candidatura, la española, que cuenta con un gran aval: tiene reconocidos científicos en esta materia y también industria participando ya en los proyectos más importantes de energía de fusión.



Sorprende ver la imagen de las instalaciones del que constituye el mayor proyecto de futuro para Granada sobre el terreno del Parque Metropolitano de Escúzar, con la Sierra al fondo. Si el próximo diciembre la sólida candidatura española obtiene el aval de Fusion for Energy frente a Croacia, se activará la construcción de esas grandes instalaciones científicas, con el acelerador como principal edificio y que contará a su alrededor con un complejo que incluirá espacios administrativos y laboratorios.

Según fuentes consultadas por El Independiente de Granada, ya se maneja incluso que junto al complejo de IFMIF-DONES se instale también el espacio en el que se evaluarán los materiales que surjan del proyecto. Inicialmente estaba planteado que se testaran en Madrid, en el Ciemat, pero ya no se descarta que esa función se lleve a cabo también en Granada.

La construcción del acelerador atraerá al Parque Metropolitano a la industria auxiliar necesaria para su funcionamiento. El desarrollo pues de este polo tecnológico estaría garantizado y junto a esas instalaciones recreadas en el terreno se levantarían alrededor otros centros de trabajo.

Si las instituciones europeas siguen el cronograma que manejan los científicos y dan los siguientes pasos sin retrasos ni contratiempos, Granada está preparada para asumir la construcción de unas instalaciones que, como viene informando El Independiente de Granada, la situarán en la élite de la actividad científica. 

España es el tercer contratista de F4E, por delante incluso de Alemania

Ya se codea con ella. Hay empresas que participan desde hace años en las grandes instalaciones científicas relacionadas con la investigación sobre energía de fusión. En una reunión de trabajo celebrada el pasado 10 de octubre en el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), en Madrid, se puso de nuevo de manifiesto la capacidad de la industria española. Esta ha logrado en ITER, el gran reactor que se construye en Francia, contratos por valor aproximado de 760 millones de euros desde el inicio del proyecto. Un éxito que ha superado cualquier expectativa, según destacaron en esas jornadas técnicos del Ciemat (el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas). España es el tercer contratista de Fusion for Energy (F4E), la agencia europea que canaliza la aportación de la Unión a los proyectos internacionales sobre energía de fusión, solo por detrás de Francia e Italia y por delante de potencias como Alemania.

Y esa participación española en ITER demuestra que "está capacitada para asumir una gran parte de la construcción de DONES", todo ello con "garantía de retorno industrial, con efectos económicos directos y de ganancia de cualificación de las industrias", como se puso de manifiesto en ese encuentro. Es un gran aval para la candidatura de Granada, que fue examinada el pasado verano por los expertos de Fusion for Energy y que espera los resultados de esa evaluación para diciembre. 

Hay grandes empresas españolas implicadas en los grandes proyectos que preceden a IFMIF-DONES, como Indra; y otras que son mucho más cercanas, como la granadina Seven Solutions, una spin-off de la Universidad de Granada que exporta su talento, en forma de tecnología, a todo el mundo. Son, junto a los científicos, las mejores cartas de presentación para la candidatura granadina.

Una prueba más de todo ello es que la Ineustar, la Asociación Española de la Industria de la Ciencia, se ha volcado desde el inicio en la candidatura española, promocionándola en distintos encuentros internacionales.





La primera imagen, que ya publicó El Independiente de Granada, muestra el prototipo para la instalación central, la del acelerador -detallada también en la segunda- que se levantará en Escúzar. 

La candidatura subraya el suministro de agua -con concesiones de hasta cinco pozos-, así como el sistema de depuración y reutilización de esta, como una de las ventajas de la ubicación. Detalla también el suministro eléctrico, con dos subestaciones. 

No todo son aspectos científicos, incluida la experiencia previa en energía nuclear. Las posibilidades de comunicación -red de carreteras o Puerto-, el prestigio de la Universidad de Granada e incluso aspectos más lúdicos, como la estación de esqui de Sierra Nevada, también cuentan.

Impacto Tecnológico: la industria española tiene capacidad para abordar el 65 por ciento del proyecto

La industria española tiene capacidad para abordar el 65 por ciento del proyecto en su fase de construcción. La contribución de la industria nacional sería especialmente significativa, según los expertos del CDTI, en ingeniería y diseño de componentes, materias en las que podría abarcar incluso más del 76 por ciento.

Posteriormente, en la fase de operación y mantenimiento, los expertos del Ciemat y del CDTI -organismos que dependen del Ministerio de Economía y Competitividad- calculan que las instalaciones de Escúzar podrían generar 340 millones en contratos nacionales. Será en esta fase en la que se podrá constar el impacto local del proyecto, sobre todo en la contratación de servicios y mantenimiento: el 70 por ciento se contrataría en el ámbito local. 

Las mayores posiblidades estarán en el contrato del suministro eléctrico, de unos 20 millones de euros anuales. 

Además se produciría una transferencia de tecnología a otros sectores -como el espacial, nuclear, aeronáutico y militar, entre otros-.

Impacto socioeconómico: 

Las cifras que lleva aparejadas este proyecto, que se han ido conociendo desde que El Independiente de Granada desveló las aspiraciones de Granada, vienen dando una idea de la envergadura. La candidatura ya evaluada el pasado verano por los expertos de Fusion for Energy ha concretado todos esos datos.

El impacto en la economía y el empleo durante la contrucción de las instalaciones será el siguiente:
  • Sobre el PIB (directo+indirecto) ∼221 millones de euros.
  • Sobre el empleo (directo+indirecto) ∼2.088 personas-año.

Mientras que, según los cálculos de la candidatura, durante la fase de operación alcanzará estas cifras:

  • Sobre el PIB (directo+indirecto) ∼701 millones de euros. 
  • Sobre el empleo (directo+indirecto) ∼9.641 personas-año.

Considerando ingresos directos (impuesto de sociedades, impuestos sobre productos,cotizaciones sociales,IRPF) e ingresos indirectos de subcontratistas e ingresos inducidos por el consumo del empleo generado: 400 millones de euros.

La rectora, y representantes de la CGE y de la Junta, con los evaluadores de la candidatura el pasado junio.cge

Tras la evaluación, que también se ha llevado a cabo en Croacia, el siguiente momento crucial para la candidatura de Granada será diciembre. Será entonces cuando se dé a conocer los resultados de la evaluación. A partir de ahí, si se logra el proyecto, los expertos subrayan unos pasos clave para concretarlo y lograr finalmente su construcción. 

Los pasos para llegar al 'acuerdo de construcción' en Granada:

  • Conseguir el apoyo de la comunidad científica y el reconocimiento de F4E (Fusion for Energy, la agencia europea para el desarrollo de la energía de fusión) como sitio Europeo: TAP Working Group. (dic 2017)
  • Discusión con DG Regio: confirmación fondos estructurales.
  • Inicio de los trabajos para solicitar los fondos FEDER, permisos y licencia al CSN
  • Negociación con Fusion for Energy y algunos países clave (Croacia -que ha presentado también candidatura-, Francia, Italia) sobre fórmulas de colaboración para la construcción y explotación (2018)
  • Conseguir que en el presupuesto de F4E para 2020-25 aparezcan los fondos que la Agencia debería aportar a la construcción: Comisión Europea (jun 2017)-Consejo de Ministros de la Unión (2018-19)
  • Conseguir en conversaciones bilaterales el apoyo de los gobiernos de la UE. Hay que incluir los costes de explotación (>2025), aún no presupuestados (2018-19)
  • Clarificar la posición en relación con Japón (2018-19)
  • Decisión formal del Gov Board de F4E + firma del acuerdo (2019)

Como se recoge en esos pasos, no se descarta la colaboracion con otros países para afrontarla, incluido Croacia, que ahora compite con España por las instalaciones. Si no hay retrasos, la construcción podrá por tanto comenzar en 2020. Para esa fecha ya se habrían dado pasos importantes desde el punto de vista tecnológico

En las jornadas del CDTI participaron como ponentes, entre otros: Joaquín Sánchez y Ángel Ibarra (Ciemat); Juan Carlos Cortés Pulido (CDTI); y Carlos Alejaldre, responsable de la candidatura española a DONES. Entre los ponentes también se encontraba Juan Knaster, científico español que dirige en Japón otra de las fases del gran proyecto internacional para la energía de fusión. Precisamente el hecho de que sea un español, al igual que la gran presencia de industrias españolas en estas grandes instalaciones, reafirma la posición de España en estas investigaciones y aventaja a Granada respecto a cualquier otro competidor.

Los datos recogidos en esta información fueron expuestos en las distintas ponencias de reunión, que tenía como objetivo seguir animando a las industrias tecnológicas españolas a apostar por las grandes instalaciones científicas, como ya vienen haciendo. El objetivo era recopilar información de las capacidades e intereses de la industria nacional en relación a DONES, identificando aquellas áreas que requieren de una estrategia de capacitación que permitan "realizar una contribución de alto valor añadido al proyecto".

Más información: