Disfruta de Sierra Nevada en verano
Es necesario un compromiso presupuestario que abra un nuevo tiempo en la orquesta

La OCG se ahoga en problemas económicos, ¿hay voluntad institucional de solucionarlos?

Cultura - M. A. - Domingo, 24 de Junio de 2018
La formación musical granadina, referente en España y reconocida internacionalmente, ha visto frenada en seco su proyección. Urgen soluciones en firme, no solo palabras y anuncios.

La OCG es un referente nacional y urge una solución. orquestaciudadgranada.es

Tiene más de un cuarto de siglo, es un referente nacional y está reconocida internacionalmente por interpretar, como ninguna otra, a Manuel de Falla. Es la Orquesta Ciudad de Granada (OCG), ahogada ahora en problemas económicos que han frenado en seco su proyección. La crisis que atraviesa la formación musical, cuyo mermado presupuesto aportan las instituciones que integran el Consorcio Granada para la Música -Junta, Ayuntamiento y Diputación- se ha agravado con la interinidad de la Gerencia, tras la salida de Alicia Pire. 

Pendiente de que se abra el concurso para elegir a la persona que tomará las riendas de esa Gerencia -asumida ahora de manera provisional por Günter Vogl- la OCG no puede esperar más. Ya no es tiempo de palabras ni de anuncios de planes, sino de realidades y un compromiso presupuestario firme que, de un lado permita saldar las deudas pendientes, y de otro, afrontar el futuro con la serenidad que merece una orquesta que es todo un símbolo para Granada.

El virtuosismo de la OCG se topó con la crisis económica, que ha convertido en crónicos unos problemas que están deteriorando no solo la calidad de la programación, también la estabilidad laboral de los músicos, que observan con preocupación cómo las nóminas no están aún aseguradas. Medio centenar de músicos en plantilla, en un número que oscila y que en estos momentos está a la baja por excedencias no cubiertas. 

No hay dinero para reparar alquilar partituras y tampoco para reparar instrumental

Directores, solistas y proveedores de la orquesta acumulan meses y meses sin cobrar. Si los directores invitados a una formación cobran habitualmente a los 30 días, en la OCG muchos llevan hasta 15 meses sin cobrar, al igual que los proveedores, explica en una conversación con El Independiente de Granada el presidente del comité de empresa, Jaume Esteve (por CCOO). No hay dinero para alquilar partituras y tampoco para reparar el instrumental. 

En la programación también "prima el ahorro", tirando de clásicos. "Necesita una inyección económica, de lo contrario no podemos avanzar ni crecer, nos quedaremos estancados", agrega Esteve. "Vivimos de los favores de Andrea [Marcon]", el director artístico, que trae a músicos "de prestigio" por amistad. 

Y resume la situación con un "todo lo que no deberíamos hacer como orquesta". 

Apoyos

En abril, la Asociación de Músicos Profesionales de Orquestas Sinfónicas (AMPOS) denunció públicamente la situación de la orquesta y exigió a las administraciones una salida para los problemas, a través de un presupuesto consolidado.

La Orquesta Ciudad de Granada, dijeron entonces en una comparecencia en La Corrala de Santiago, "no está recibiendo la atención que merece".

La última aportación de la Junta de Andalucía se situó en 1,4 millones de euros, similar a la del Ayuntamiento, y en 2009 era de 1,9 millones. La cifra la pone como ejemplo Esteve para dar una idea del impacto económico en el presupuesto de la formación musical. A ello se suma la salida de CajaGranada del Consorcio, lo que resta otros 300.000 euros. Cantidad esta última que llegará, según se ha anunciado, a través de la Alhambra. El Patronato que gestiona el monumento no forma parte del Consorcio y con esa aportación se planteará un ciclo de conciertos vinculados a los espacios de la Alhambra. Será, "una fuente de ingresos más". 

A la espera de las instituciones

A finales de enero, el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, mantuvo una reunión con los músicos en la que propuso distintas fórmulas para dar estabilidad a la formación, garantizando sus nóminas y abonando los atrasos, esto último a través de un plan de pagos que permita afrontar la deuda entre 2018 y 2020. Entre las soluciones, según informó entonces Europa Press citando fuentes municipales, sufragar gastos extraordinarios, como la de solistas o directores, a través de aportaciones pública-privadas, para que no salgan del capítulo de Personal. Según explicó se trabajaba en la búsqueda de nuevos patrocinios. 

Cuenca trasladó a los músicos que las aportaciones extras anunciadas por Junta y Ayuntamiento para este año -del 10 por ciento- permitirán mantener las nóminas al día, mientras que el plan de pagos hasta 2020 liquidará los atrasos. 

Días antes el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, había mostrado la disponibilidad de la Junta a hacer un "esfuerzo adicional" en materia económica para "sacar adelante y garantizar la viabilidad" de la Orquesta Ciudad de Granada. Aportó un dato más, el acuerdo en el seno del Consorcio para que, en un plazo de diez años, cada Administración vaya aumentando su aportación "en la cantidad que fuera necesaria". Aprovechó en ese momento para defender que la Junta es "la que más aporta al mantenimiento de la OCG" desde la convicción de que es su deber para garantizar su viabilidad, y exigió "altura de miras" a los grupos municipales para facilitar un incremento de la aportación municipal. 

La participación de cada entidad en las aportaciones ordinarias al presupuesto del Consorcio, para financiar globalmente su actividad es del 44,28 por ciento en el caso del Ayuntamiento de Granada; del 44,27 por ciento en el de la Junta; y del 11,45 por ciento en el de la Diputación Provincial. Todo ello, según recuerda la Junta en su autorización para modificar los estatutos, "en los términos fijados por la Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de septiembre de 2015, dictada en el Recurso de Casación núm. 3631/2013. Una sentencia que obligó a la Junta a no seguir adelante con los planes de cambiar su aportación y entregar subvenciones, en lugar de una aportación fija como transferencia de financiación.

La oposición coincide también en la necesidad de "garantizar la sostenibilidad económica" de la orquesta, "un símbolo cultural" para Granada, como indica a El Independiente de Granada Lorena Rodríguez, concejala de Ciudadanos, más aún con las aspiraciones de la ciudad a convertirse en capital europe de la cultura en 2031. Pero Rodríguez se muestra muy crítica con la gestión del gobierno local. 

En diciembre pasado el pleno el gobierno local retiró del orden del día los nuevos estatutos, modificados ya por la Junta para adaptarlos a la nueva normativa que rige el sector público y con los porcentajes de participación ya modificados. En esa sesión, recuerda la concejala de Ciudadanos, "solicitamos un informe de la Oficina Presupuestaria para conocer la situación real de la orquesta". Un informe que permita tomar decisiones. Comisión tras comisión -de Cultura-, su grupo municipal ha preguntado por ese documento. "En la pasada lo hicimos formalmente por escrito ante la falta de información", agrega denunciando "el bloqueo de información" por parte del equipo de gobierno, al que recuerda que "tiene solo ocho concejales y se presentó en su momento como el gobierno del diálogo y del consenso". 

A juicio de la edil, que recuerda que la Junta incluyó modificaciones en los estatutos -a instancias de la Agencia Tributaria- sobre los que el pleno del Ayuntamiento no tiene posiblidad de pronunciarse, es otro de los muchos asuntos "paralizados". 

La situación económica municipal no se puede perder de vista. El Ayuntamiento de Granada lleva tres años con los presupuestos prorrogados. El gobierno local, aunque estamos a mitad de ejercicio, sigue insistiendo en que su voluntad es presentar un proyecto de cuentas que, a día de hoy, no parece que pudiera contar con el apoyo de la oposición.

"Puede venir el mejor gerente del mundo, pero no servirá de nada si no se arreglan los problemas económicos", advierten los músicos



Detalle de las bases para la elección de la Gerencia.

El presidente del comité de empresa reivindica que los músicos tengan "voz y voto" en la elección del gerente, no solo en el caso del director artístico, Andrea Marcon, también en el del comité. Los últimos tres gerentes fueron designados por "decisión política" y no se acertó, creen, ni con el modelo ni con el perfil.

"Tiene que saber muy bien lo que es una orquesta", apunta Esteve para subrayar no obstante que la elección del gerente no es en sí misma la solución. "Puede venir el mejor gerente del mundo, pero no servirá de nada si no se arreglan los problemas económicos", advierte.