Ven, conoce la provincia de Granada.

Vamos Granada propone abrir centros cívicos y espacios de la UGR para generar "espacios de ocio responsable" para los jóvenes

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 31 de Agosto de 2016

"La alternativa al botellódromo es el uso responsable y abierto de los espacios públicos", dice Marta Gutiérrez

Vamos Granada apuesta por que se inicie el proceso participativo al que se comprometieron todos los grupos municipales en Comisión, con los agentes sociales implicados y los usuarios del mismo. La formación entiende que la participación es fundamental para buscar alternativas "efectivas y consensuadas" al botellódromo, que realmente respondan al "problema de convivencia" que ha generado el botellódromo, pero también la actual ordenanza de la convivencia. 

Vamos Granada apuesta por recuperar el espacio público como "espacio de socialización, ocio y convivencia". Un primer paso en ese sentido podría ser la apertura de los centros cívicos y espacios de la UGR para que, "de manera cogestionada entre la administración local y las asociaciones sociales, puedan generar espacios de ocio responsable para la juventud de nuestra ciudad". 

Marta Gutiérrez, portavoz del grupo municipal, ha señalado la necesidad de que, "entre todos, recuperemos y gestionemos nuestros espacios públicos". "En esta ciudad se necesita disponer de más espacios, que estos sean abiertos y que nos hagamos responsables de ellos; no sólo las administraciones públicas, también los ciudadanos y las asociaciones". 

Gutiérrez defiende que "entre el todo o la nada que se ha escuchado estos días, hay un término medio", porque para la formación, el debate no puede consistir en si se mantiene abierto el botellódromo como hasta ahora o si se cierra y se ponen 3.000 euros de multa al que se tome una cerveza en la calle.

"El debate no es alcohol sí o alcohol no, sino si podemos dotarnos de dinámicas de ocio que pongan el énfasis en la capacidad que tenemos de convivir, de socializar y de respetarnos, aprovechando esos espacios que son de todos, pero eliminando las molestias de ruido y residuos que iban asociadas". Para ello, ha añadido, "es necesario encontrar nuestro propio modelo, con ejemplos que definan esta responsabilidad, que la concreten en una nueva forma de gestión y que sea intergeneracional".