No tienes excusa: recicla
La población expuesta a un exceso de decibelios ha disminuido en los últimos años

Un tercio de la capital tiene un nivel de ruido nocturno por encima de lo permitido

Ciudadanía - E.P./IndeGranada - Viernes, 11 de Noviembre de 2016
El Ayuntamiento ha actualizado el mapa de ruidos de 2008 y asegura que ha habido una mejoría general en la "calidad acústica" de la ciudad. El documento estará en información pública durante un mes para que vecinos y entidades conozcan los datos y realicen aportaciones.

El físico Jerónimo Vida explica el mapa de ruidos junto al concejal Miguel Ángel Fernández. J.Algarra/Ayto. Granada

Los niveles de ruido que se soportan en la ciudad de Granada han mejorado en los últimos años, según se desprende de la actualización del mapa de ruidos realizada por el Ayuntamiento, aunque todavía parte de la ciudad emite más decibelios de lo permitido. Por ejemplo, en un tercio de la capital no se cumple con la normativa durante la noche. 

El Ayuntamiento de Granada ha puesto al día el mapa de ruidos de la ciudad, cumpliendo con ello con los plazos establecidos por la directiva europea para este documento de carácter técnico que evidencia una mejora acústica en la ciudad, y que será sometido a trámite de información pública por un mes, para que vecinos y entidades interesadas puedan conocer los datos y realizar sus aportaciones.

En la presentación informativa del nuevo mapa, que revisa el anterior, de 2008, el edil de Medio Ambiente, Urbanismo, Salud y Consumo de Granada, Miguel Ángel Fernández Madrid, ha subrayado la calidad técnica del trabajo realizado por personal de la concejalía, que ha contado con sus propios recursos técnicos y con la asistencia técnica del profesor Jerónimo Vida, del departamento de Física Aplicada de la Universidad de Granada.

Madrid ha manifestado satisfacción por "unos resultados que hablan de una mejora en la calidad acústica de la ciudad", y ha añadido que "tras la aprobación del mapa, y paralelamente a la tramitación del correspondiente plan de acción, se deberá prestar especial atención a las zonas en las que se hayan detectado incumplimientos, estudiándolas con mayor detalle y proponiendo en su caso, su inclusión en zonas de prevención o protección acústica".

"Este, en definitiva, es un instrumento que nos permitirá en un futuro, abrir un proceso en el que habrá que recabar la participación del público, de las distintas entidades e incluso, otras administraciones corresponsables de la calidad acústica de la ciudad, para impulsar medidas que continúen mejorando la calidad acústica y alcancen los objetivos de calidad establecidos en la norma".

En cuanto a los resultados obtenidos, estos se exponen en forma de planos y ficheros con datos estadísticos y geoespaciales.

La división del territorio que se ha seguido es la que marca la normativa esto es, la división en áreas de distinta sensibilidad acústica en función del uso del suelo tal y como ya se hizo por este Ayuntamiento, con indicación de objetivos para cada zona.

Por la noche, peor

Así, en cuanto a niveles de ruido en el área de uso residencial, que constituye la mayor parte del territorio de la aglomeración urbana de Granada, según se desprende del documento, el 79,6 por ciento del suelo cumple los objetivos durante el día; por la tarde el 84 por ciento y por la noche el 66,2 por ciento. Es decir, en una tercera parte de la ciudad hay más ruido nocturno del permitido.

En cuanto a personas expuestas, en horario diurno, el 92 por ciento de ellas lo están a niveles por debajo de los objetivos marcados por la normativa ambiental; en horario de tarde el 96 por ciento y por la noche el 76 por ciento.

Los niveles en el área de uso industrial hablan de un cumplimiento de los objetivos en el periodo diurno del 96,1 por ciento del suelo; mientras que por la tarde el 96,9 por ciento los cumple y por la noche, el 89,6 por ciento.

En cuanto a personas expuestas, en horario diurno, el 93 por ciento de ellas lo están a niveles por debajo de los objetivos marcados por la normativa ambiental.

Para obtener los datos de niveles acústicos en la superficie de suelo de uso sanitario, docente y cultural, se ha dividido la ciudad en dos grandes zonas: Centro y Sur.

Las nuevas zonas como el PTS, más silenciosas

El profesor Jerónimo Vida ha matizado dos cuestiones adicionales al respecto: de un lado, el hospital del PTS es un centro sanitario moderno, dotado de los aislamientos acústicos exigidos actualmente por la normativa, que toma en consideración el ruido ambiental.

Asimismo, las viviendas del entorno y las que hayan de construirse en el futuro, estarán sometidas a idéntica normativa en materia de protección acústica.

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente, ha reiterado que "será un objetivo inmediato de trabajo de esta concejalía que habrá de contar con el resto de administraciones implicadas, y por supuesto, con los grupos políticos, y de hecho, en los últimos Plenos del Ayuntamiento, se han planteado iniciativas al respecto".

En el apartado de evolución de la población expuesta, se aporta una comparativa entre los datos que arrojara el anterior mapa de ruidos de 2008 y el de 2016, de forma unificada para la aglomeración urbana.

Y así, considerando como principal fuente de ruido en la ciudad el trafico rodado de vehículos, en esta comparación, se observa un aumento generalizado del porcentaje de población expuesta a niveles de ruido en los intervalos más bajos, disminuyendo la población expuesta a los niveles más altos.

Esta evolución se produce en los tres períodos temporales (día, tarde y noche) aunque es más importante en el período tarde y noche.

Otras medidas

Para finalizar, el concejal de Medio Ambiente ha concluido que, teniendo esto en cuenta el diagnóstico acústico que muestra el Mapa estratégico de ruidos 2016, "el nuevo plan de acción contra el ruido para la ciudad deberá tomar en consideración las medidas que ya se están aplicando y están siendo funcionando; considerar el impacto de nuevas fuentes de ruido municipal que irán, progresivamente, adquiriendo más importancia en los próximos años, e integrar las medidas de otros planes y programas municipales en los que la lucha contra el ruido encuentra la posibilidad de generar una gran cantidad de sinergias positivas".

Tal sería el caso del Plan Contra la Contaminación del Aire en Granada, actualmente en redacción; la modificación de rutas urbanas como consecuencia de nuevas restricciones de tráfico, peatonalización de nuevas vías o incorporación de otros sistemas, al viario granadino.

Los niveles medidos se han obtenido de los ocho sonómetros que continuamente están tomando datos de la ciudad, el equipo sobre remolque y una gran cantidad de medidas puntuales que se han realizado ex profeso para verificar las estimaciones realizadas con el software de predicción.