Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo
La consejería se salta a un sector de máxima vulnerabilidad en la nueva fase

Salud pospone la vacunación domiciliaria a los grandes dependientes, pese a ser grupo prioritario

Ciudadanía - J.I.P. - Miércoles, 17 de Febrero de 2021
Te informamos de una nueva polémica decisión de la Consejería de Salud y Familias en la gestión de la crisis, que afecta a un sector de máxima vulnerabilidad, a la que ya deberían de haber comenzado a administrarle los viales desde hace semana y media.

Un mayor pasea por la Avenida de la Constitución. p.v.m.

El pasado lunes, 8 de febrero, debía de haber comenzado en Andalucía la vacunación en los domicilios de las más de 77.000 personas declaradas grandes dependientes -grado III-. Así figura en la estrategia de vacunación nacional, avalada por la Junta de Andalucía, después de completar, al grupo 1: residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes; el 2: personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario y el 3: otro personal sanitario y sociosanitario.

Muchas de ellos, personalmente, o sus tutores o cuidadores, recibieron a principio de mes llamadas de sus centros de salud de referencia en la que les informaban de la inminente vacunación, no solo en la provincia de Granada, sino en otras provincias de la comunidad autónoma

Tocaba ya, tras -según la Junta- completar los grupos anteriores, al grupo 4 entre los prioritarios: personas consideradas como grandes dependientes (grado III de dependencia, es decir, con necesidad de intensas medidas de apoyo) que no vivan en residencias.

Muchas de ellos, personalmente, o sus tutores o cuidadores, recibieron a principio de mes llamadas de sus centros de salud de referencia en la que les informaban de la inminente vacunación, no solo en la provincia de Granada, sino en otras provincias de la comunidad autónoma.

Preguntaban si deseaban recibirla y pedían confirmaban de la dirección. En la comunicación aseguraban que un equipo del centro de salud se desplazaría al domicilio para inyectarles la vacuna.

Sin embargo, la Consejería de Salud y Familias se ha saltado a los grandes dependientes y ha comenzado a vacunar al grupo siguiente, el 5: personas de 80 y más años (nacidas en 1941 y en años anteriores), sin aportar hasta el momento explicación alguna

Las llamadas fueron acogidas con alivio, dado que se trata de un sector de la población de máxima vulnerabilidad, la mayoría, de edad muy avanzada y con severos problemas de movilidad, o nula capacidad para moverse por sí solos, entre otras duras patologías.

Quedaron emplazados a una segunda llamada de confirmación, pero esta nunca llegó.

Sin embargo, la Consejería de Salud y Familias se ha saltado a los grandes dependientes y ha comenzado a vacunar al grupo siguiente, el 5: personas de 80 y más años (nacidas en 1941 y en años anteriores), sin aportar hasta el momento explicación alguna.

Hay vacunas, falta personal

Profesionales sanitarios de centros de salud de la provincia, implicados en la vacunación, han explicado a El Independiente de Granada que tras la orden recibida desde los distritos sanitarios o directamente desde la Delegación de Salud de contactar con los grandes dependientes para iniciar el proceso de vacunación, recibieron, posteriormente, una contraorden para detener el plan.

El nuevo plan posponía al menos dos semanas el inicio de la vacunación a los grandes dependientes para adelantar la de los mayores de 80 y más años.

Como es habitual en las comunicaciones internas de Salud, sin explicación alguna.

Pero los profesionales sanitarios sostienen que no se debe a la falta de vacunas, sino a la carencia de personal, por falta de previsión de la Junta que no previó con antelación la contratación de más profesionales para reforzar la Atención Primaria, con el fin de que equipos preparados puedan desplazarse a los domicilios de los grandes dependientes

Pero los profesionales sanitarios sostienen que no se debe a la falta de vacunas, sino a la carencia de personal, por falta de previsión de la Junta que no previó con antelación la contratación de más profesionales para reforzar la Atención Primaria, con el fin de que equipos preparados puedan desplazarse a los domicilios de los grandes dependientes.

La Consejería de Salud y Familias no ha querido aclarar esta falta de previsión y ahora pretende justificar el retraso de la vacunación a los grandes dependientes en sus domicilios con la petición al Ministerio de autorización para precargar vacunas contra el coronavirus, que serán de Pfizer.

De hecho, en la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, indicó este martes que en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud que se celebrará este jueves elevará la consulta a la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

El consejero admitió el retraso en la vacunación a los grandes dependientes, pero aseguró que era de tan solo tres días, y lo achacó a la petición de autorización al Ministerio, que podía haberla realizada con semanas de antelación.

Más información: