Un verano en el Parque de las Ciencias.

Sale de permiso de un centro de menores, le quita el coche a su padre y comete dos robos en La Zubia y Atarfe

Ciudadanía - Europa Press/IndeGranada - Jueves, 21 de Marzo de 2019

La Guardia Civil ha detenido a tres jóvenes por atracar con violencia a una mujer y un robo en una panadería. Uno de los chicos aún cumple condena en un centro de menores, aunque es mayor de edad, y aprovechó un permiso para supuestamente quitarle el coche a su padre y perpetrar los dos robos.

Los detenidos, de 26, 19 y 17 años --este último ha sido puesto a disposición de la Fiscalía de Menores de Granada-- son los presuntos responsables de un delito de robo con violencia e intimidación por el procedimiento del tirón y de un delito de robo con uso de la fuerza perpetrados en La Zubia y Atarfe.

El primer robo ocurrió el 10 de febrero por la noche en La Zubia, donde una mujer fue asaltada en la puerta del garaje de su casa por dos de los jóvenes detenidos. Éstos se le acercaron por la espalda con una navaja en la mano y tras amenazarla le arrebataron el bolso que llevaba al hombro, huyendo inmediatamente después en un coche de color gris.

Este mismo coche, al día siguiente, fue el que vio el propietario de una panadería de Atarfe huir inmediatamente después de que tres individuos jóvenes hubieran reventado la puerta de su establecimiento de una patada y se hubieran apoderado de la caja registradora.

Con los datos aportados por las dos víctimas, los agentes de las Áreas de Investigación de los puestos de la Guardia Civil de La Zubia y Atarfe han trabajado de manera conjunta para averiguar quiénes eran los tres sospechosos.

Una vez identificados por la Guardia civil, las víctimas han corroborado fotográficamente sin ninguna duda que eran ellos quienes presuntamente les robaron.

La Guardia Civil ha averiguado además que el vehículo utilizado primero en el atraco y posteriormente en el robo en la panadería era de un vecino de La Zubia y que en el momento de los ilícitos lo conducía su hijo. Este último aprovechó un permiso penitenciario, ya que cumple condena en un centro de menores aunque es mayor de edad, le cogió el coche al padre sin su consentimiento y lo utilizó para perpetrar ambos robos junto con los otros dos detenidos.