Sanidad Pública de Andalucía, en las mejores manos
El partido exige a las administraciones que visibilice y conciencie a la sociedad sobre las personas sin hogar

PCE en Granada: “No más muertes de personas sin hogar”

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 24 de Abril de 2018
El PCE en Granada exige a las administraciones públicas que, en coordinación con las organizaciones humanitarias, visibilice y conciencie a la sociedad sobre el problema social de las personas sin hogar.
Las personas sin hogar, un drama que no cesa.
Indegranada
Las personas sin hogar, un drama que no cesa.

Tras la cuarta muerte en menos de un año de otra persona en las calles de Granada, el área externa de del PCE en Granada se pronuncia en este comunicado sobre el abordaje integral de las personal sin hogar que reproducimos a continuación:

“Vivir en la calle es ir muriendo día a día, minuto a minuto y así lo demuestra la noticia que nos ha estremecido de nuevo: la muerte de Farid, una persona sin hogar que a pesar de su juventud, 50 años, ha muerto en la calle.  De nuevo  ante esta cuarta víctima en menos de  un año, desde el partido comunista volvemos a  dar la voz de alarma sobre el peligro que entraña como sociedad percibir de manera natural y normal el hecho de que existan personas malviviendo en la calle, personas que todos los días nos cruzamos en nuestro barrio pero que parecen ser invisibles. Una trágica y vergonzosa realidad que lejos de enmendarse se agudiza cada días más debido a que las personas que se ven abocadas a vivir en la calle no cuentan con la intervención ni social ni política necesaria por parte de las administraciones responsables que les ayude a salir de ésta situación de marginación absoluta. Es necesaria y urgente la dotación de recursos, medidas y acciones concretas que ataquen esta brutal realidad que sufren ya más de 200 personas sólo en la capital granadina.

Los recursos son insuficientes, la preocupación política es nula, marcada de una indolencia bochornosa. Se evidencia en la falta de plazas en los albergues, en la escasez de personal que trabaje en la integración y normalización de las personas sin hogar, en la escasa dotación por parte de las administraciones públicas para frenar el drama del sinhogarismo. A esta tragedia sólo responden las entidades privadas que con sus escasos medios llegan donde no lo hace la Administración

Los recursos son insuficientes, la preocupación política es nula, marcada de una indolencia bochornosa. Se evidencia en la falta de plazas en los albergues, en la escasez de personal que trabaje en la integración y normalización de las personas sin hogar, en la escasa dotación por parte de las administraciones públicas para frenar el drama del sinhogarismo. A esta tragedia sólo responden las entidades privadas que con sus escasos medios llegan donde no lo hace la Administración. Deberíamos ser conscientes de que la línea que separa el tener un hogar y no tenerlo es muy delgada, y que un día, cualquiera de nosotras podemos pasar sin apenas darnos cuenta de disfrutar de una vida integra, a vernos en la calle, malviviendo y expuestos a morir de frio, por un resfriado mal curado o por una paliza que nos puedan dar una panda de nazis: Un episodio vital estresante como una separación, la perdida de las vivienda o el trabajo, una toxicomanía mal resuelta, etc, puede dar lugar a que nos veamos de un día para otro en la calle, pasando a engrosar las estadísticas de personas que mueren en ella. No nos creamos que a nosotros y nosotras no nos va a pasar, porque pasa, si y  sin apenas darnos cuenta…

El sinhogarismo como enfermedad social es el resultado de las políticas neoliberales, insolidarias e inhumanas derivadas de la falta de recursos sociales que en los últimos años ha provocado la gestión política y económica de los partidos al servicio del capitalismo, (recortes en la políticas sociales y públicas, en el gasto e inversión social,  la precarización del trabajo, los desahucios, el desempleo estructural, las toxicomanías, el individualismo, la competitividad…, etc.

Exigimos que se articulen políticas públicas que doten de mayores y mejores recursos sociales, impulsar la concienciación ciudadana en la sociedad sobre esta enfermedad social y la financiación pública suficiente y necesarias para poner fin a esta violencia cruel y terrorífica contra las personas víctimas de esta crisis

Ante esta realidad social que ya nos supera, el Partido Comunista en Granada condena enérgicamente y sin fisuras la ineficacia e indolencia por parte de las administraciones públicas para atajar el drama de las persona sin hogar. Exigimos que se articulen políticas públicas que doten de mayores y mejores recursos sociales, impulsar la concienciación ciudadana en la sociedad sobre esta enfermedad social y la financiación pública suficiente y necesarias para poner fin a esta violencia cruel y terrorífica contra las personas víctimas de esta crisis. Es necesario que se refuercen los centros de acogida con plazas suficientes y con programas de normalización e integración sociolaboral adecuados con una mayor dotación de profesionales, la ampliación de plazas en albergues de urgencia y dispositivos de integración social para trabajar con las personas sin hogar a medio y largo plazo, así como prestaciones sociales y/o económicas suficientes enmarcadas en  políticas públicas de inclusión social real. Es necesario impulsar políticas públicas  coordinadas con  la acción de las entidades sociales y de carácter humanitario que trabajan con las personas sin hogar para frenar con medidas contundentes de educación y concienciación social la oleada de muertes de personas que malviven en la calle en nuestra provincia. Ningún ser humano merece vivir en las calle. Se trata de una cuestión básica de respeto a los Derechos Humanos más elementales, y ni la ciudadanía ni las administraciones públicas pueden ponerse de perfil ante tan grave lesión a los derechos humanos.