Un verano en el Parque de las Ciencias.
Los sindicatos CCOO, UGT y SATSE rechazan la medida

La Junta permitirá a los cargos intermedios del SAS ejercer en la privada

Ciudadanía - Redacción El Independiente de Granada - Martes, 13 de Agosto de 2019
La Consejería de Salud no exigirá dedicación exclusiva a los cargos intermedios en los hospitales, una decisión que rechazan de plano los sindicatos CCOO, UGT y SATSE.

Entrada del hospital del PTS. P.V.M.

El Gobierno de la Junta elabora un decreto para la regulación de puestos directivos y cargos intermedios de los centros sanitarios del Servicio Andaluz de Salud, que podría entrar en vigor en otoño.
 
La principal novedad del borrador, conocido por las organizaciones sindicales en la última Mesa Sectorial de Salud, es la eliminación del requisito de la exclusividad para quienes opten a puestos intermedios, como son los responsables de unidades clínicas o los jefes de servicio. La exclusividad, de momento, solo se le exigirá a los directivos del SAS.
 
La resolución va en línea con la determinación de la Consejería de Salud de que el complemento de exclusividad lo cobren no solo los médcios que trabajn solo en el SAS, sino también los que compatibilizan su empleo público con la sanidad privada, lo que solo ha sido apoyado por el Sindicato Médico.
 
 

Rechazo de CCOO y UGT

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía y la Federación de Servicios Públicos de UGT en Andalucía han rechazado que los cargos intermedios del Servicio Andaluz de Salud (SAS) no trabajen en exclusiva para el sector público y también puedan hacerlo en el privado, medida que el SAS ha planteado en la Mesa Sectorial de Sanidad.
 
Según ha señalado CCOO en un comunicado, esta disposición "redundará negativamente en la actividad asistencial de los centros", puesto que, para el sindicato, "en un contexto como el actual, con una sobrecarga asistencial relevante y significativas limitaciones presupuestarias y de plantilla, es esencial que los cargos intermedios estén dedicados en exclusividad a la coordinación de sus servicios o unidades".
 
El responsable de Negociación Colectiva de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía, Jesús Cabrera, ha mantenido que "al abrirse la posibilidad de que los cargos intermedios puedan trabajar en centros sanitarios privados se generarían suspicacias con respecto a su vinculación plena con el nivel de responsabilidad y compromiso que requiere un puesto de tal relevancia, a lo que se añaden posibles conflictos de intereses que podrían repercutir en su labor".
 
El dirigente sindical considera fundamental que se ponga en valor y se prestigie a los cargos intermedios con medidas "que incentiven y afiancen" su pleno compromiso con la sanidad pública andaluza.
 
Cabrera ha sostenido que, con medidas como esta, se demuestra "la verdadera concepción" que tiene el actual Gobierno de la Junta sobre la gestión de la sanidad pública, "siendo contraproducente que defienda su apuesta por la misma cuando permite que una parte relevante en la gestión de los recursos, como son los cargos intermedios, puedan trabajar para la competencia".
 
Para el SATSE, que también rechaza el decreto de cargos directivos del SAS, la medida no garantiza el acceso en igualdad a profesionales de titulaciones del grupo A2; permite el acceso a candidatos del fuera del sistema sanitario y elimina el requisito de exclusividad.
 

UGT critica los nombramientos a dedo

Asimismo, UGT también ha rechazado otras propuestas del Decreto sobre Puestos Directivos y Cargos Intermedios en la Mesa Sectorial porque entienden que "es seguir la política de nombramientos a dedo en el Sistema Sanitario Público".
 
Según ha recogido el sindicato en un comunicado, esta norma "tan solo contó con el apoyo del Sindicato Médico, lo cual representa un engaño al conjunto de trabajadores del SAS", puesto que, ha asegurado, "tanto los que ahora están en la Administración como dicho sindicato se llenaban la boca diciendo anteriormente que a partir de ahora se acabaron los 'enchufes' y que los puestos de dirección de nuestros centros serían elegidos por y entre los compañeros de los mismos".
 
UGT ha denunciado que en este Decreto se ha aprobado que puedan elegirse a personas de fuera del sistema "sin experiencia ninguna" en gestión sanitaria, se permite que además esos cargos puedan ejercer en la sanidad privada y no trabajen en exclusiva para el SAS y la igualdad, mérito y capacidad queda relegada a una mera mención testimonial.
 
Para el sindicato, el Decreto se ha impuesto "sin tener en cuenta muchas cuestiones que fueron reclamadas por el resto de sindicatos de Mesa Sectorial". De tal manera, ha lamentado que se seguirá "padeciendo el mantener e incorporar en los puestos de dirección del SAS a gente sin preparar y sin otro mérito que el de saber ser la voz de su amo".
 
De otro lado, UGT ha criticado a la dirección del SAS porque, según ellos, "ha perdido una gran oportunidad de llevar la transparencia y la participación a los puestos directivos y cargos intermedios, tal y como han dicho siempre, pero han preferido seguir manejando a su antojo estas designaciones".
 

Desmontar la sanidad pública, para Adelante Andalucía

La portavoz del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, ha asegurado este viernes que la eliminación de la exclusividad de cargos intermedios del Servicio Andaluz de Salud (SAS) prevista por el Gobierno andaluz se trata de "un paso más en su plan de desmontaje de la sanidad pública andaluza".
 
Para la portavoz de Adelante Andalucía, se trata de "una estrategia de la derecha para dar a ganar más dinero a las empresas privadas de la sanidad y para debilitar la defensa del interés general y el bienestar y la salud del pueblo andaluz, con cuyo dinero está financiando el PP esta operación".
 
Según Nieto, esta nueva medida se suma a la eliminación de la subasta de medicamentos o el pago del complemento de exclusividad a los médicos que trabajan en la privada, todas ellas en contra del blindaje de la sanidad pública andaluza, según informa Adelante Andalucía en un comunicado.
 
Para la dirigente de izquierdas, "con la eliminación de la exclusividad de los cargos intermedios y el resto de medidas aprobadas por el actual Gobierno andaluz, se abre la veda a una mercantilización
progresiva de un servicio básico".
 
Información de referencia: