Ven, conoce la provincia de Granada.
La Audiencia de Granada estudia el recurso de la madre de Maracena

Un informe clínico alerta de que los hijos de Juana Rivas pueden estar sufriendo "maltrato físico y psicológico" por parte de su progenitor

Ciudadanía - M.A. - Miércoles, 7 de Agosto de 2019
Tras la revisión médica se activó el protocolo de maltrato infantil e informó a la Fiscalía de Menores del "riesgo" para la "integridad física y psicológica" que la actual convivencia familiar representa para los dos niños, que tienen 13 y 5 años.

Juana Rivas, en una imagen de archivo. indegranada

La especialista del Servicio Andaluz de Salud que evaluó el mes pasado a los dos hijos de Juana Rivas activó el protocolo de maltrato infantil y dio cuenta a la Fiscalía del estado de los dos menores por si constituye "una situación de riesgo" ante "las sospechas" de que estén siendo sometidos a "maltrato físico y psicológico dentro del ámbito familiar por parte del progenitor". 

Procedía informar a los organismos competentes -tanto a la Junta de Andalucía como a la Fiscalía de Menores- "por el riesgo que pueda suponer para su integridad física y psicológica continuar la convivencia familiar actual".

Así se refleja en los informes clínicos de los menores, rubricados por los profesionales de una unidad dependiente del Hospital Virgen de las Nieves, y a los que ha tenido acceso El Independiente de Granada

Los dos menores llegaron al especialista derivados por la pediatra de Maracena. La evaluación clínica se efectuó tras mantener entrevistas con la madre y los dos niños, y exploraciones correspondientes a estos.

Los informes del centro sanitario público reflejan "indicadores de angustia y agresividad" en el caso del más pequeño y una "depresión clínica" en su hermano. Este sufre de pesadillas, en las que se repiten consecuencias fatales para los dos hermanos.

Uno de los chicos describe las situaciones que vive con su padre y llega a señalar que le gustaría que alguien le ayudara, pero que hasta ahora nadie lo ha hecho. Hasta tres cartas que también se han incorporado como documentación. Cree que ha sido así porque piensan que dice lo que la madre le indica que diga. 

La profesional que evaluó a los dos menores refiere, entre otros indicadores que apuntan a ese maltrato, "reacciones de temor y miedo" ante estímulos sociales; "actitud silenciosa" y "tristeza sin motivo aparente". 

Con estos informes médicos tanto la defensa de Juana Rivas como el Centro de la Mujer de Maracena han pedido que se adopten medidas urgentes. En el caso de la madre de los pequeños, a través de una denuncia que el Juzgado de Instrucción 3 de Granada ha acordado derivar a la Justicia italiana, al declararse no competente para instruirlo. Y en el del Centro de la Mujer de Maracena, remitiéndolo a la Fiscalía para que proteja a los dos pequeños. 

La próxima semana los dos niños deben regresar a Italia tras pasar sus vacaciones con la madre en España, según lo establecido por sentencia de un tribunal italiano. 

La Audiencia Provicial de Granada estudia el recurso presentado por la defensa de Juana Rivas contra la decisión del Juzgado de Instrucción 3 de Granada. 

En Italia Juana Rivas ha presentado este año dos denuncias contra su expareja en Italia por presuntos malos tratos, que se suman a otras seis anteriores -entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018-. La Fiscalía italiana ha pedido el archivo de las seis presentadas hasta 2018; las otras dos están pendientes, sin que se haya citado a declarar a la madre ni formulado diligencias. 

Juana Rivas está condenada a cinco años de cárcel por sustracción de menores. Fue juzgada por permanecer un mes en paradero desconocido con los menores, que no entregó al progenitor, como le había ordenado un juez. El Tribunal Supremo acaba de admitir a trámite el recurso contra su condena.