Recicla, para respirar un aire más limpio
La Guardia Civil y una comisión judicial levantaron el pasado fin de semana los últimos restos localizados

El hallazgo de restos de represaliados en Güevéjar urge a actualizar el mapa de fosas

Ciudadanía - María Andrade - Viernes, 8 de Junio de 2018
En las Eras Altas de Güevéjar fueron fusiladas al menos 35 personas. Durante años han ido apareciendo restos óseos en un radio de 70 u 80 metros, los últimos el pasado sábado. El tesón de un investigador local, el maestro Luis Ruiz Ruiz, ha recopilado datos suficientes que confirman la importancia de este lugar para la Memoria Democrática granadina, como te avanza El Independiente de Granada. La Asociación Granadina Verdad, Justicia y Reparación pide a la Dirección General de Memoria una actuación en la localidad.
Una comisión judicial levantó los restos el pasado domingo.
L.R.R.
Una comisión judicial levantó los restos el pasado domingo.

El pasado sábado, mientras paseaba por la zona conocida como Las Eras Altas, en Güevéjar, el maestro Luis Ruiz Ruiz descubrió dos fémures asomando apenas unos centímetros. Regresó poco después con herramientas para recuperarlos y dio aviso a la Guardia Civil. "Pensé en la manera más rápida para oficializar el hallazgo", explica a El Independiente de Granada Ruiz, que ha dedicado seis años a recopilar la Memoria Democrática del municipio.

Una comisión judicial levantó el domingo los restos. Son dos miembros inferiores, posiblemente de un hombre, que estaban enterrados a unos 50 centímetros del suelo y que se encuentran muy deteriorados. Tibia y peroné casi hechos arcilla. 

Güevéjar no figura en el Mapa de Fosas de Andalucía, pero esta es la tercera vez que se localizan restos en estas eras, en un radio de unos 70 u 80 metros. Los dos primeros hallazgos en 1988 y 1999. El tercero, el pasado fin de semana. 

En esta ocasión, como en las anteriores, han quedado al descubierto por algún movimiento de tierra en la zona. Y al igual que los anteriores, las sepulturas no estaban muy profundas. Entre 50 y 70 centímetros. 

Lugar en el que se hallaron los restos el pasado fin de semana. l.r.r.

'El abuelo'

Luis Ruiz Ruiz, que vive en Lucena (Córdoba), ha recopilado en un libro la historia de la represión franquista en su municipio de origen, Güevéjar. Lo ha hecho a partir de su experiencia familiar: un abuelo represaliado, Antonio Ruiz Cánovas, el hermano de este, un sobrino y un cuñado. "Cuatro miembros de una misma familia", añade para explicar que su abuelo era alguacil en el Ayuntamiento y que, además, trabajaba en el campo. El dinero no llegaba para vivir.

Su abuelo intervino en un mitin de Ruiz Alonso para afearle que la gente pasaba hambre. Sería el detonante de su posterior represión. "Lo dejó en ridículo". 

Durante años, siendo un niño, Luis preguntaba quién era el hombre de la foto que veía en casa. "El abuelo", le respondían. Y ahora ha podido rendirle un homenaje. Su cadáver no apareció. Pero según cree la familia, estaría en la Cuesta de las Cabezas, en el Cubillas.



El libro es un homenaje a él y a su abuela, Luisa Robles Gámez. La trayectoria vital de esta es la que se refleja en el libro que publicará con la historia de Güevéjar entre 1900 y 1980. Entre el nacimiento y la muerte de su abuela. 

Seis años de investigación entre 2011 y 2017 en los que ha hablado con quienes guardaban la Memoria del municipio. Muchos de ellos han fallecido y no han visto publicado el libro, pendiente aún de salir a la luz. De momento ya están las pruebas. Ruiz lamenta que muchos de ellos no hayan podido verlo. Con algunos de ellos lloró, recuerda para destacar que, a diferencia de lo que los detractores de la Memoria señalan, la recuperación busca "cerrar heridas", porque "están abiertas". 



Luis Ruiz Ruiz. 

La publicación, como relata el investigador, reúne una fuente oral que garantiza que fueron muchos los fusilados, también mujeres, en ese lugar. Al menos 35 personas. De ellas, los años de trabajo le han permitido identificar a 23 con nombres y apellidos. Es la primera vez que se elabora un estudio de estas características en Güevéjar.

En 1988 y 1999, con la construcción de viviendas, los primeros hallazgos

Entre los 80 y los 90, a raíz de la ampliación urbana del municipio, con construcción de viviendas, comenzaron los primeros hallazgos. Con una diferencia de once años, en 1988 y 1999. Se depositaron en el cementerio. Ruiz cree que a lo largo de los años han podido aparecer más, cuyo destino ha sido incierto. Y está convencido de que hay más cuerpos. 

En Las Eras Altas, como su nombre indica, el terreno desciende. Y es ahí, en ese terreno que la rodea, donde han ido apareciendo los restos, como ya se ha indicado, siempre a poca profundidad. Los fusilaban en la era y los iban enterrando en el terreno colindante, en su mayoría en fosas individuales.



Una placa en el cementerio constata la aparición de los restos.

Detalle del Mapa de Fosas de la provincia de Granada que se puede consultar en la web de la Junta. 



Francisco Vigueras, de la Asociación Granadina Verdad, Justicia y Reparación, con los investigadores locales Antonio Díaz y Antonio Guerra, señalan el lugar donde fueron localizados los últimos restos óseos en Güevéjar. Foto: VJR Granada

"El Mapa de las Fosas no está completo", advierte Verdad, Justicia y Reparación

Para la Asociación Granadina Verdad, Justicia y Reparación este hallazgo evidencia que "el Mapa de las Fosas de Andalucía no está completo" y que por ello "hace falta seguir buscando". En este sentido, el periodista Francisco Vigueras, integrante de este colectivo memorialista, anuncia que la asociación se dirigirá a la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta para solicitar una cata. 

El terreno en el que fueron encontrados los restos óseos es privado, añade Vigueras en una conversación con El Independiente de Granada, circunstancia que según establece la Ley de Memoria, conlleva una expropiación temporal para llevar a cabo esas acciones. 

La asociación memorialista está "preocupada" por la "lentitud" del desarrollo de las acciones para recuperar la Memoria. "En 15 años de trabajo por la Memoria Histórica, de las 50.000 personas desaparecidas se han recuperado algo más de 3.000", apunta para preguntar: "¿Cuánto tiempo más habrá que esperar? ¿Van a pasar otros 80 años para tomarse en serio y dar prioridad y urgencia a estos trabajos?".