Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano

Güéjar Sierra estrena su nuevo campo de fútbol con césped artificial, un material que daña el medioambiente y la salud por microplásticos

Ciudadanía - IndeGranada - Domingo, 7 de Abril de 2024
El alcalde de Güéjar Sierra, durante el acto de inauguración del nuevo campo.
ayto. güéjar sierra
El alcalde de Güéjar Sierra, durante el acto de inauguración del nuevo campo.

Güéjar Sierra ha estrenado este sábado su renovado campo de fúbtol, El Calar, en el que ha implantado césped artificial, pese a la contaminación y los daños al medioambiente y la salud que genera este tipo de material por microplásticos, según reflajan cada vez más estudios científicos y alertan prestigiosos investigadores como el catedrático de la UGR Nicolás Olea.  

El Ayuntamiento de Güéjar Sierra ha indicado que el nuevo campo de fútbol municipal, ubicado en la zona alta del pueblo, es la segunda instalación para el entrenamiento a mayor altitud de Andalucía tras el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, ha supuesto una inversión de 700.000 euros -aportados por Ayuntamiento, Junta y Diputación- para colocar el césped artificial "de última generación", la construcción de un graderío, el arreglo de los accesos del campo, la instalación de nuevos sistemas de drenaje y riego y la mejora de las casetas de venta y control, así como el ambigú y otros servicios para los espectadores.

El césped artificial, usado tanto en campos de fútbol como en parques infantiles y elementos ornamentales de las ciudades, como las vías y glorietas del Metro de Granada, es dañino para el medioambiente y la salud. Recientemente el Ayuntamiento de Granada implantó también césped artificial en el campo de fútbol de Parque Nueva Granada

Según el catedrático de la UGR Nicolás Olea, al ser un material fácilmente fragmentable, "es una fuente importante de la contaminación ambiental por microplásticos y nanoplásticos. Son un auténtico problema medioambiental y para la exposicón humana porque contiene hidrocarburos aromáticos policíclicos, que son carcinógenos, además ftalatos y otros disruptores endocrinos que provocan trastornos hormonales: déficit de atención, obesidad, diabetes y problemas de fertilidad, entre otros".

Un reciente estudio de de las universidades de Cádiz y Barcelona ha identificado los restos de césped artificial como "fuente importante de contaminación del medio acuático", tras analizar las muestras recogidas en la superficie del río Guadalquivir y del mar de la costa catalana.

El estudio recuerda que que en la Unión Europea se instalan cada año entre 1.200 y 1.400 campos deportivos de césped artificial. Precisamente la UE ha dado un plazo de ocho años para eliminar el relleno de caucho que se usa en el césped artificial por su daño medioambiental. 

Llegan a los ríos y acequias

Los resultados de la investigación muestran cantidades importantes de plástico con origen en el césped artificial: llegan a suponer el 15% de los plásticos de más de cinco milímetros de longitud que flotan en el medio acuático, como mares, ríos y acequias. "Las fibras de plástico que hemos encontrado son principalmente de polietileno y polipropileno que coinciden con las tendencias actuales de producción mundial de césped artificial y que normalmente se encuentran flotando en el medio acuático", ha explicado William P. de Haan, primer autor del artículo.

Los investigadores se han mostrado "sorprendidos de la ubicuidad de este tipo de contaminación" y señalan que las repercusiones ambientales detectadas son "múltiples y muy graves", ya que amplifican aún más el impacto de este material en el medio ambiente. "Nuestro estudio ha servido para determinar que, aparte de reducir la biodiversidad urbana, reducir la escorrentía, sobrecalentarse (hasta 50ºC más que superficies naturales) y contener una gran cantidad de compuestos químicos perjudiciales que le dan durabilidad, las superficies de césped artificial liberan fragmentos de plástico en el medio acuático".

En este vídeo Nicolás Olea y otros expertos hablan sobre los daños medioambientales y a la salud del césped artificial: 

Acto de inauguración del campo de Güéjar

En el acto de inauguración del nuevo campo de fútbol de Güéjar se reunieron este sábado, de un lado, los jóvenes de la localidad deseosos de probar el nuevo terreno de juego y, de otro, una representación de las 16 personas hombres que en 1979 donaron 25.000 pesetas cada uno para comprar el solar donde se ubica.

El alcalde de Güéjar, Jose Robles, destacó el gesto de “aquel grupo de amantes del fútbol que ahora nos ha permitido hacer historia”. “El espectacular resultado de la reforma supone un aliciente para nuestros jóvenes y una sede para que nuestro equipo federado, el CF Güéjar Sierra, pueda entrenar y disputar sus partidos oficiales”, añadió. No en vano, unas horas más tarde los locales disputaron  allí un partido oficial contra el CD Atlético Salobreña, que se saldó con un 2-3. 

Corporación municipal, Junta, Diputación y una representación de los que donaron el solar para construir el campo. ayto.

El delegado de la Junta de Andalucía, Fernando Egea, resaltó que para la renovación de este campo de fútbol “ha sido fundamental el esfuerzo de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte para dotar a los municipios de buenas infraestructuras para la práctica del deporte, a través del Plan Director de Instalaciones deportivas”.

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación de Granada, Nicolás Navarro, señaló “la firme y real apuesta de la Diputación por mejorar las infraestructuras de los municipios de la provincia, en este caso acondicionando los accesos al campo, lo que permite a los güejareños disfrutar de unas instalaciones deportivas de primera”.

La encargada de conducir el acto fue la teniente de alcalde delegada de Deportes, Sonia Fernández, quien resaltó que el Campo de Fútbol Municipal ‘El Calar’ es la segunda instalación para el entrenamiento con más altitud de Andalucía tras el CAR de Sierra Nevada. “Al entrenar a una altura moderada, se producen una serie cambios en el organismo que sirven como estímulo para el deportista”, puntualizó.

En representación del grupo de hombres que donaron el solar -en honor de quienes se descubrió una placa- habló José Almendros, quien bromeó sobre cómo poner 25.000 pesetas del año 79 a punto estuvo de costarles el matrimonio. Mientras, Ricardo Rueda, constructor responsable de la reforma, deseó que este campo, “situado en un impresionante mirador, sirva para fomentar el espíritu deportivo entre sus habitantes”.