Piropos poéticos

La Guardia Civil descubre gallos mutilados para pelear al desmantelar cultivos de marihuana en Fuente Vaqueros

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 3 de Noviembre de 2022
Uno de los gallos mutilados.
guardia civil
Uno de los gallos mutilados.

La Guardia Civil, en el marco de la operación Green Country Road, ha investigado en Fuente Vaqueros a un individuo  de 31 años de edad, con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito contra la salud pública por cultivo de droga, un delito de defraudación de electricidad y otro de maltrato animal por haber mutilado cinco gallos para pelear.

La finalidad de esta operación era perseguir, por una parte, la defraudación masiva de electricidad y, por otra, el cultivo ilegal de cannabis sativa que está detrás de estos enganches ilegales a la red eléctrica. No obstante, durante el registro, los agentes descubrieron un corral donde había 24 gallos.

La patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Granada comprobó después las deficiencias higiénico sanitarias de las instalación y que entre los animales había cinco gallos a los que les habían cortado las crestas y las barbillas y les habían arrancado las plumas de los muslos y de la parte baja del abdomen; es decir, los habían preparado para pelear. El investigado, además, carecía de Libro de explotación o de núcleo zoológico, y documento alguno expedido por un veterinario.

Algunas de las mutilaciones sufridas por los gallos. g.c.

Los agentes del Seprona solicitaron la colaboración de un veterinario por un posible delito de maltrato animal. El veterinario en su informe ha certificado que las mutilaciones que presentan los gallos “las ha realizado personal no cualificado, que han provocado lesiones que menoscaban gravemente la salud de los animales y puesto en riesgo su vida”.

El investigado también poseía un perro de raza potencialmente peligrosa y carecía de licencia para su tenencia y de seguro obligatorio de responsabilidad civil.

El equipo antidroga de la Compañía de la Guardia Civil de Armilla averiguó que en el domicilio del investigado, en Fuente Vaqueros, había un importante centro de producción de marihuana.

Los investigadores de la Guardia Civil acudieron con operarios de Endesa al domicilio del sospechoso y realizaron previamente una inspección en la que descubrieron una doble acometida monofásica fraudulenta.

Durante el registro la Guardia Civil descubrió en el patio de la vivienda del sospechoso una plantación con 700 plantas con sumidades floridas, y dos trasteros habilitados con el aparataje necesario para el cultivo en interior con otras 535 plantas también en avanzado estado de crecimiento.