Descárgate la nueva App de Sierra Nevada

Facua ayudará a los consumidores a reclamar si Diputación no devuelve la tasa de basuras

Ciudadanía - IndeGranada - Viernes, 17 de Julio de 2015
La organización de consumidores recomienda pagar el recibo, pero apurando el plazo hasta el final, a la espera de que el nuevo gobierno de la Diputación decida retirar la tasa y devolver lo ya cobrado.

La organización de consumidores Facua Granada recomienda no dejar de pagar los recibos de la tasa de basuras de la Diputación, ya que de no hacerlo "podrían enfrentarse a un proceso ejecutivo", indica en un comunicado. Quienes no hayan pagado aún la tasa de 2015 "sí pueden apurar los plazos hasta finales de agosto en espera de novedades, pero nunca dejar de pagar el recibo".

En cuanto a la devolución de las tasas, la asociación dice que va a esperar novedades. “Desde FACUA Granada esperamos que sea la propia Diputación la que devuelva ese importe, sin necesidad de más gestiones, pero en caso de que esta devolución no se produzca vamos a exigirla y asesoraríamos a los consumidores sobre cómo proceder para su reclamación, pues entendemos que todo lo que no sea devolver la tasa es un incumplimiento de la legalidad establecida por la sentencia” del TSJA que anula la ordenanza que la regula, explica David Avellaneda, responsable de comunicación de Facua Granada.

Según la organización de usuarios, la sentencia indica que una tasa, que responde al pago de un servicio prestado por una administración pública, debe ajustarse a la realidad del hecho por el que se cobra y no a sistemas más propios de un impuesto.

Facua explica que el problema concreto de esta tasa, surgida tras los problemas de deuda que arrastraba el consorcio Resur, era que los ciudadanos no pagaban realmente en función del servicio utilizado, como corresponde a una tasa. "Si se trata de cobrar una tasa por el tratamiento de basuras no tiene sentido que el importe se calcule sobre el valor catastral y no sobre el número de residentes de la vivienda. Con este sistema una persona que vive sola en una vivienda de alto valor catastral pagaba más basura que una familia numerosa que viviera en una vivienda de menor valor, pese al mayor uso del servicio que realizan", comenta David Avellaneda.

Por eso la asociación solicita al nuevo gobierno de la Diputación  que sea coherente con la posición mostrada durante este tiempo, y que ha desembocado en esta sentencia. Facua Granada espera que, de forma directa y de oficio, la Diputación provincial proceda a la devolución del importe abonado por esta tasa, no solo en este año 2015, sino desde su aprobación en 2013, renunciando al posible recurso de casación que aún podrían interponer contra la misma, demorando dichas devoluciones.

Muchos han pagado por duplicado

Esta decisión "es especialmente importante", a juicio de Avellaneda, ya que también supone resolver un problema que ha generado otros perjuicios a los granadinos. "Durante el periodo en que se cobró la tasa algunos ayuntamientos no retiraron el coste del tratamiento de basura en sus tasas, de modo que esos ciudadanos pagaron el tratamiento por duplicado. Y por otra parte el hecho de pagar una "tarifa para tirar basura" desincentiva el reciclaje y el tratamiento adecuado de los residuos", afirma Avellaneda. Por eso desde Facua Granada se espera que la nueva corporación provincial corrija estos graves errores.

Sin embargo la voluntad de la asociación va un paso más adelante de todo. Y es que considerando todo lo ocurrido en estos, así como las deficiencias que el sistema actualmente tiene, como la demora en la recogida del reciclaje en numerosos municipios o el coste cada vez mayor de los servicios de basura, "probablemente sea el momento de plantearse un cambio de modelo, en el que se consensúe la prestación del servicio con los ayuntamientos y entidades locales, y en el que las tasas respondan realmente a los costes del servicio prestado, para concienciar a la gente".

Un proceso, continúa la organización, que también debe abrirse a la participación ciudadana. “Considerando que al final los usuarios son los que sostienen económicamente el servicio, lo justo y razonable es que se ofrezca voz a los ayuntamientos, pero también a los diferentes agentes sociales como asociaciones ecologistas, de consumidores, y a quienes tengan algo que decir al respecto” indica Avellaneda. Considerando el actual contexto y el daño que se ha hecho al servicio con esta tasa se hace necesario devolver la voz a los ciudadanos.

En este proceso, y si finalmente se aprueba una nueva tasa provincial de basuras, la misma no solo debe adaptarse al servicio prestado, sino que debe incluir la obligación a los ayuntamientos de minorar las tasas de tratamiento que pudieran estar incluidas en sus propias tasas de basura, de manera que se evite la duplicidad en el pago del servicio de tratamiento que se ha venido produciendo en algunos ayuntamientos de la provincia, que han mantenido sus tasas de basura sin cambios aún a pesar de la aparición de esta nueva tasa.