Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada

El Clínico recupera ya el 75% de su actividad quirúrgica habitual y reanuda la actividad en las consultas de todas las especialidades

Ciudadanía - IndeGranada - Viernes, 22 de Mayo de 2020
El hospital del PTS ha implantado medidas de control durante la estancia y atención hospitalaria para garantizar la seguridad de pacientes y profesionales.
Intervención quirúgica en el hospital del PTS.
Prensa hospital
Intervención quirúgica en el hospital del PTS.

El Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada, ubicado en el PTS, ha puesto en marcha su Plan de Normalización de la Actividad Asistencial, para propiciar una vuelta gradual y ordenada a la normalidad. El centro ha retomado ya la actividad quirúrgica alcanzando hasta un 75% del total de cirugías que se llevaban a cabo antes de la irrupción de la pandemia por coronavirus. La cirugía ambulatoria también se ha retomado y se espera que esté a pleno rendimiento a partir de junio, según infroma en una nota.

Del mismo modo, todas las especialidades de consultas externas están ya funcionando, priorizando aquellas consultas con carácter preferente y conviviendo con el modelo de atención telemática, además de presencial, siempre que la especialidad y el caso del paciente lo permitan. En este sentido, hay que subrayar la apuesta por la teleconsulta, en estrecha coordinación con Atención Primaria, como fórmula que se está potenciando y que en junio se prevé que esté de nuevo activa para Dermatología.

Asimismo, el mes que viene se pondrá en marcha, por primera vez, para otras especialidades como Alergología, para la que el hospital es unidad de referencia provincial. Se prevé igualmente que el resto de especialidades de consultas se sumen progresivamente a esta fórmula, incorporando a su cartera de servicios la teleconsulta. Lo que redundará en beneficio del paciente y servirá para agilizar los tiempos de espera.

En cuanto a Hospitalización, la ocupación actual del centro ronda el 80% tanto en estancia como en número de pacientes, si lo comparamos con las mismas fechas del año anterior, lo que denota también que el hospital comienza a retomar su ritmo habitual.

De igual modo, en Urgencias se mantiene el circuito de atención diferenciada para pacientes con síntomas respiratorios, además de los otros dos circuitos independientes de urgencias de traumatología y polivalentes. Las urgencias ginecológicas han estado también, en todo momento, diferenciadas del resto. Al igual que la pediátricas, que cuentan incluso con una entrada y ubicación separada de las urgencias de adulto.

Todo esto ha sido posible gracias al descenso en el número de pacientes atendidos e ingresados con Covid-19 o sospecha, el hospital ya se encuentra en una fase de transición hacia la realidad asistencial previa al inicio de la pandemia.

Medidas de prevención y control garantes de la seguridad

Con objeto de garantizar la seguridad de pacientes y profesionales, en el plan de desescalada para la vuelta gradual a la normalidad, el centro ha implantado medidas de control, durante la estancia y atención hospitalaria. Así, siguiendo las recomendaciones establecidas desde el Ministerio de Sanidad, se realizan PCR a los pacientes que son citados para someterse a una intervención quirúrgica o prueba invasiva, para determinar si están libres de la infección por coronavirus.

Asimismo, el centro ha extremado las precauciones y reforzado la información a pacientes y usuarios mediante cartelería, redes sociales y comunicación directa por parte de los profesionales recordando la importancia de usar la mascarilla dentro del hospital, realizar frecuentemente la higiene de manos y mantener la distancia física de seguridad.

Para ello, también se han señalizado las bancadas de asientos de las salas de espera y se han espaciado las citas de los pacientes, evitado aglomeraciones en salas de espera. Con este mismo objetivo, se han restringido las visitas a hospitalización a un solo acompañante, al igual que en el caso de las consultas o urgencias hospitalarias.

Los distintos servicios están adaptando también sus protocolos y procedimientos en sus respectivos planes de desescalada para garantizar la correcta atención a los pacientes, con todas las garantías posibles de seguridad.

No obstante, el periodo que se prevé de convivencia de la actividad ordinaria del hospital con la patología Covid-19, obliga a tener disponibles tanto quirófanos específicos reservados para tratar a estos pacientes, como zonas de hospitalización y UCI disponibles, en caso de necesidad. En todo momento, perfectamente diferenciadas y sectorizadas para evitar posibles contagios.

El uso de herramientas teconológicas corporativas como ‘Mercurio’ proporcionan al hospital muchas ventajas en la relación directa con los pacientes, ya que permite el envío seguro de datos y documentos entre el especialista y el paciente. Así, gracias a esta herramienta, muchos pacientes han recibido sus resultados clínicos sin desplazarse y comentándolos telefónicamente con su especialista de referencia. O al revés, muchos pacientes han podido enviar, por ejemplo en el caso de imágenes dermatológicas, información a su especialista de referencia para que éste pudiera realizarle un seguimiento.

Con todas estas medidas, el Hospital Universitario Clínico San Cecilio está avanzando de forma ordenada y segura en su vuelta a la actividad asistencial habitual, con todas las cautelas y teniendo en cuenta todas las medidas de seguridad y directrices de prevención que establecen las autoridades sanitarias, de forma que los pacientes puedan ser atendidos con la mayor calidad posible.