Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada
La mirada crítica del fotógrafo Juan Ferreras inicia un movimiento que crece para denunciar la invasión de las terrazas

La calle no es de todos en Granada

Ciudadanía - Juan I. Pérez - Domingo, 31 de Julio de 2016
Que la calle fuera de todos y todas era una de las máximas aspiraciones de los demócratas, tras los años de cruel dictadura. Ahora, la calle tampoco es de todos y todas en Granada. La invasión de terrazas en plazas y vías de la capital se come el espacio público, lo que impide el disfrute de los vecinos, destruye la calle como lugar de encuentro común, perturba el descanso y transforma la urbe en un gran bar al aire libre que crea empleo precario y ofrece una triste imagen en zonas emblemáticas de la ciudad.
¿Quién puede sentarse en este banco para disfrutar con las terrazas tan cerca?
Juan Ferreras
¿Quién puede sentarse en este banco para disfrutar con las terrazas tan cerca?

La mirada crítica del fotógrafo Juan Ferreras, uno de los más prestigiosos fotoperiodistas, comprometido y activista en mil batallas, inició a principios del  verano un movimiento de denuncia en su perfil de Facebook que crece, donde cuelga imágenes desoladoras de una realidad que no solo afea Granada, sino que derrota la posibilidad de convertir las calles y plazas en espacios públicos para el encuentro y el diálogo, el paseo. La convivencia.

A la primera foto denuncia, colgada a mitad de junio, con los lemas ‘No a la privatización de calles y plazas’ y ‘La calle es de todos’, le siguieron otras y otras más, hasta convertirse en un movimiento de denuncia social, que se enriquecen con los comentarios de visitantes de la página, que aportan sus imágenes y más comentarios.

Las dos aceras tomadas, hay que pasear por la calzada. Juan Ferreras

La iniciativa personal de Juan Ferreras –jubilado forzoso de la Agencia Efe, tras una extensa y brillante carrera- se extendió por las redes para coincidir con en la denuncia con Manuel Mateoy Juan Cañavate que, cogiendo el testigo, crearon la página ‘La calle es de todos’, en la que extiende la queja, no solo a las terrazas sino a cualquier ocupación desmesurada de la vía pública.

El objetivo de este grupo es el de denunciar la continua ocupación del espacio público, de muy diversas formas, por parte de la iniciativa privada.



"Desde hace ya bastante más de una década, las calles y plazas de nuestra ciudad, con el consentimiento de quienes la han gobernado, están siendo ocupadas por elementos de todo tipo que impiden el uso y disfrute por parte de los ciudadanos.

Los establecimientos hoteleros, los de restauración… los comercios de todo tipo, ocupan un espacio que no les corresponde y para lo cual, en su inmensa mayoría, no tienen autorización municipal para hacerlo.

El Ayuntamiento no ejerce su obligatoria función de regulación, control, inspección y, si corresponde, su poder sancionador.

Nuestras calles y plazas se llenan de todo tipo de objetos para los cuales no hay una autorización específica (caballetes, maceteros, mesas auxiliares, carteles, banderolas, microaspersores…). Y para los que la hay, el descontrol es absoluto, llenando la ciudad de elementos que incluso teniendo autorización por la presente Ordenanza, son más numerosos que los de su licencia, de distinta tipología a la autorizada, distinto tamaño y color, presentan publicidad sin poder hacerlo, no se retiran al cierre de los negocios…

El espacio público de Granada debe estar libre al tránsito de sus ciudadanos y visitantes, sus ojos debieran de poder admirar las calles y monumentos, y no un sin fin de objetos que ensucian de una forma cada vez más evidente su paisaje".

Mientras colabora activamente con ‘La calle es de todos’, Juan Ferreras mantiene su lucha que comenzó en solitario, con su cámara como arma para expresar su queja y su denuncia.  Paseante de callejones y recovecos, su mirada se detiene y refleja lo que no puede ser consentido. Por la mañana, por la tarde y por la noche sube sus imágenes, como quien se toma tres veces al día su medicación imprescindible, como imprescindible es él y relevante lo que expone. Que las calles y plazas son de todos y todas. Y los bancos públicos.

Un banco inutilizado por macetas en Plaza Larga. Juan Ferreras

Una modificación en la ordenanza que obligue a los establecimientos hosteleros a situar en lugar visible el número de mesas autorizadas por el Ayuntamiento, permitiría regular el control. No es una denuncia contra los trabajadores que, como se sabe en Granada, con la excusa del turismo y eso de ser el motor de riqueza, mal pagados y a veces casi explotados.

Se trata de hacer compatible las terrazas con el disfrute público de las vías.

Comiéndose el Centro Lorca en la Plaza de la Romanilla. Juan Ferreras

Ahora da un paso más, y tras difundir imágenes invadidas de cómo son sin mesas y sillas y cómo las invaden, también se centra en el Albaicín, como exponente de un histórico barrio que no termina de levantar cabeza, pese al esfuerzo de asociaciones, y los resientes de toda la vida. ‘Albaicín, Patrimonio de la Humanidad’. ‘No al deterioro- El barrio es de todos’.

Con la sorna habitual, Indenews, el análisis ácido y humorístico de El Independiente de Granada, que dirige José Miguel Muñoz, publicó en octubre del año pasado una de sus exitosas informaciones: Google Maps detecta una plaza en el centro que no tiene bares con terrazas. Y como suele pasar con algunas de las informaciones de Indenews, a veces, la realidad supera a la ficción.

Ejemplos bochornosos cunden en la página de Juan Ferreras y en la de ‘La calle es de todos’, cunden, como cunden la experiencia personal de cualquiera. Plaza Nueva, la Calle Navas o Plaza Larga, en el Albaicín, donde para evitar que se usen los bancos se han instalado macetas. El mercado queda casi reducido y solo cuando llegan las Cruces, para que luzca la más laureada de Granada, se apartan un poco. O el Quisco de las Titas, un lugar emblemático en históricos jardines, con las que te tienes topar a la fuerza cuando quieres cruzar el río Genil por la pasarela continua.

Otro de los lugares de máxima presión. A sortear mesas. Juan Ferreras

Nos sumamos a la denuncia. Tienes lo foros que hemos citado, pero si quieres mandarnos tu foto-denuncia, encantados de publicarla. Abriremos un espacio en la portada: redaccion@elindependientedegranada.es

La calle debe ser de todos y todas. Es una lucha justa.

Más información: