Recicla, para respirar un aire más limpio
Requieren que colegios e institutos les informe previamente de las actividades y detallen quiénes las imparten

VOX manda cartas a centros escolares para preservar la ‘moral’ de los hijos de sus afiliados y que ‘no sean adoctrinados’ en ‘ideología de género’ ni en ‘educación sexual’

Política - IndeGranada - Sábado, 27 de Octubre de 2018
La última ‘iniciativa’ de Vox llega a centros educativos de Granada.
Modelo de carta enviada a centros educativos.
Indegranada
Modelo de carta enviada a centros educativos.

Padres de afiliados y simpatizantes de VOX están mandando cartas a centros escolares en las que exigen a la dirección de colegios e institutos que les informen previamente sobre cualquier materia curricular, charla, taller o actividad que afecte a ‘cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad, que puedan resultar intrusivos para la conciencia y la intimidad de nuestros hijos’ con el fin de que una vez valoradas ‘autoricen expresamente’ a sus hijos a que asistan o no a dichas clases.

Y todo ello, “ante el evidente adoctrinamiento en ideología de género que sufren nuestros menores en los centros educativos, en contra de la voluntad y contra los principios morales de los padres, a través de contenidos curriculares en asignaturas, actividades tutoriales, talleres y clases sobre ideología de género, así como una educación afectivo sexual que incumple flagrantemente el artículo 27.3 de la Constitución Española y los derechos que les asisten a estos como padres”.

La iniciativa, que VOX llama “Pin Parental” es una solicitud que va dirigida a los directores de los centros educativos en los que estudian sus hijos para que los padres puedan conocer esas actividades “y analizarlas de antemano, reflexionar sobre ellas y en base a ello dar mi consentimiento o no, para que nuestro hijo asista a dicha formación”.

En algunas misivas, van a más y requieren al centro que les faciliten “una breve programación con la descripción de la actividad, sus contenidos objetivos, materiales, fecha, duración, nombre y titulación de la persona que lo imparte y entidad responsable de su organización o dirección”. Y advierten de que “de no contar con dicha información previa y sin esta autorización firmada previamente a su impartición, le solicitaremos al director del Centro, que exima la asistencia nuestro hijo a dicha actividad, facilitándole la posibilidad de realizar una tarea alternativa durante la impartición de la citada actividad”.

En algunas de las cartas, a las que ha tenido acceso El Independiente de Granada, justifican la iniciativa “frente a la reiterada voluntad de las Administraciones de introducir en la Educación contenidos obligatorios que no se ven respaldados con un consenso moral en la sociedad española y que vulneran mis creencias y convicciones (ya sea en asignaturas con contenidos curriculares sobre ideología de género, así como una educación afectivo sexual durante actividades tutoriales, talleres y clases de educación afectivo-sexual)”.